Crecimiento

Llevo días, por no decir semanas, dando vueltas a la palabra crecimiento, el motivo o la razón es que muchos la equiparan a salvación. ¡Quién no ha escuchado o leído!: La actividad económica tiene que crecer para poder crear empleo, o hay recapitalizar la banca para salvar la Eurozona, que es una manera más sofisticada de decir que el capital tiene que crecer…

Mientras la palabra crecimiento se convertía casi en un término recurrente en mi mente leía una novela con el objetivo de evadirme, una vez leí: “El cine es escape, al escribir se escapa, leyendo quizás también” (Missing de Alberto Fuguet) pues bien, no conseguí zafarme de esta palabra puesto que me topé  de narices con ella. El libro en cuestión es la última novela de Jonathan Franzen, Libertad (muy recomendable sobre todo si te gusta la narrativa americana). Uno de los protagonistas desempolva en una de las conversaciones con su suegro al Club de Roma, y aunque suene a diversión, ocio, evasión o cultura en este caso dista mucho de estos calificativos.

Creo que la primera vez que oí hablar del Club de Roma, estaba todavía estudiando EGB y me llamó la atención porque esa Semana Santa viajaba a Roma, mi primera salida al extranjero en compañía de mi abuela. Corría principios de los setenta y estábamos inmersos en la primera crisis del petróleo.

¿Qué es el Club de Roma y cuándo apareció? En 1968 se reunió en la capital italiana (de allí el nombre) un centenar de científicos, políticos de más de 30 países, para hablar de los cambios que se estaban produciendo en nuestro planeta, relacionados con la acción del hombre. Dos años más tarde el Club de Roma estaría creado bajo legislación suiza. La primera crisis del petróleo lo hizo más popular. El club poco antes de la crisis había encargado a la universidad americana MIT un informe que se tituló Los límites del crecimiento. La autora principal  fue Donella Meadows, biofísica y científica ambiental.

El Club de Roma es un grupo de personas que cuestionan nuestro interés por el crecimiento. Se dedica a explorar los límites del crecimiento. La teoría económica tanto marxista como de libre mercado da por sentado que el crecimiento es siempre algo positivo. Un índice de crecimiento del PIB del 1% se considera moderado bajo, y un crecimiento demográfico del 1% se considera deseable. Según este grupo al combinar ambos índices a lo largo de un siglo, las cifras resultantes pueden ser catastróficas desde el punto de vista de consumo energético. El Club de Roma buscaba formas más racionales de frenar el crecimiento con el objetivo de NO destruir el planeta.

Aunque el Club de Roma publica regularmente diversos proyectos e informes relacionados con: el medio ambiente, la inseguridad del empleo, la juventud, la violencia, los valores, la inflación… su popularidad ha descendido. Es obvio que si quieres ganar unas elecciones, ni siquiera puedes hablar de ralentizar el crecimiento, y menos aún de invertirlo. Como dice Franzen en su novela en boca de uno de sus personajes: Eso es puro veneno político.

Tú, amigo lector, sabes que no suelo opinar demasiado en mi blog pero como ya he insinuado en el primer párrafo de este post, parece que todo el mundo está obsesionado por el crecimiento. Ahora bien, en un organismo maduro todo crecimiento se corresponde en esencia a un tumor, ¿no? Todavía no sé si se puede aplicar a la ECONOMÍA pero a mí me gustaría que alguna vez se hablara de EQUIDAD, REPARTO…

One Response to “Crecimiento”

  1. Es muy agradable leer este post, lo he tomado como una pequeña riña, o si quieres, llamada de atención.
    Ultimamente, en efecto, es fácil pensar que nuestros razonamientos son globales, macroeconómicos…por el mero hecho de mencionar palabras como FMI, emergentes, Asia, Impacto en la Eurozona, etc…
    Gracias, nada más lejos de la realidad, estamos aún muy muy dentro de la caja, muy mediatizados.
    Un saludo,

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)