Jack el destripador y la Sanidad Pública

En estas últimas semanas he oído o leído juntas las palabras del titulo del post. En más de una ocasión las han utilizado como titular, para después hablar de recortes en la sanidad pública en la comunidad autónoma pertinente. Pues bien, me parece que pocos de los periodistas que utilizaron este titular para captar la atención del lector o el oyente saben que la Sanidad Pública en Europa tiene mucho que ver con este criminal sanguinario. 

Tras dejarte noqueado con este primer párrafo, vayamos por partes, como diría Jack el destripador (perdóname el chiste fácil).

Jack el destripador es el seudónimo de un asesino en serie que nunca se atrapó, ni siquiera se identificó y que cometió varios crímenes en Londres desde 1888  a 1891. El distrito donde tuvieron lugar los asesinatos era pobre, sus víctimas fueron once mujeres, casi todas prostitutas. No voy a detallar su modus operandi que seguro conoces por la literatura y el cine. Como imaginarás Scotlan Yard se esmeró y la prensa inglesa de finales del s. XIX dio una amplia cobertura. Pero no sólo estos colectivos se implicaron en la búsqueda y aclaración de los hechos, también organizaciones privadas tales como el Comité de Vigilancia de Withechapel (nombre del distrito londinense donde se hallaron las víctimas) participaron.

Aunque la búsqueda de Jack el destripador fue infructuosa puesto que nunca se consiguió capturar, las batidas que llevaron a cabo en el empobrecido distrito de Withechapel, abrió los ojos de parlamentarios. Sí amigo lector, un parlamentario harto de la ineficacia de la policía y al comprobar que el Parlamento dedicaba mucho tiempo en la resolución de los crímenes organizó una batida. Un detalle a tener en cuenta es que muchos de los parlamentarios eran profesionales que ganaban su dinero en su bufete de abogados y… Dicho con otras palabras, perdían dinero cuando ocupaban su escaño (lo que economía se llama coste de oportunidad). Pues bien, al salir a la búsqueda de Jack el destripador conocieron en vivo y en directo la realidad londinense, su pobreza, sus condiciones higiénicas y sanitarias indignas para el ser humano.

Deduzco que conocer la terrible realidad de los barrios más pobres de Londres fue el empujón que necesitaba el parlamento. En Inglaterra Edwin Chadwick impulsó las Leyes de Salud Pública que contemplaban un conjunto de medidas para la sanidad, sobre todo en las ciudades industriales. Con esas medidas se logró reducir la mortandad por algunas de las enfermedades infecciones que mermaban la población trabajadora que vivía en pésimas condiciones y de insalubridad. Una de las razones por las que Chadwick creía necesario mejorar la salud pública era porque creía que ahorraría dinero. Sí, sí el motivo económico fue como siempre un perfecto catalizador.

Otro parlamentario británico sir William Beveridge (1879-1963) es uno de los responsables de la creación de los planes sociales avanzados en beneficio de los trabajadores. Algunos datos destacables de este político: Empieza a estudiar la carrera de Derecho, pero la abandona al cabo de unos meses. En 1902 empieza a trabajar a tiempo completo en una fundación humanitaria situada en el este de Londres (donde había actuado tan solo once años atrás Jack el destripador). En 1907 conoce a Winston Churchill. Cuando éste es nombrado Ministro de Economía, en el gobierno liberal de Herbert Henry Asquito (1908-1915), incluye a Beveridge en su equipo. Una vez convertido en alto funcionario, Beveridge pudo desarrollar muchos de los proyectos de calado social de los que estaba tan sensibilizado. Estableció unos servicios de empleo, que sirvieron para dar cobertura económica y social a los desempleados. Beveridge pasó a dirigir estos servicios en 1909. Recomendó que se instaurase un sistema de pensiones de jubilación para las personas mayores y un sistema de seguridad social. Y muchas propuestas más, la que ha pasado a la historia dada su repercusión es su informe de 1942, Social Insurance and Allied Services (conocido como el “Primer informe Beveridge”) con las prestaciones de salud y la constitución de Nacional Health Service (Servicio Nacional de Salud, en español) que os animo a que la leas.

Este informe preconiza que todo ciudadano en edad laboral debe pagar una serie de tasas sociales semanales, con el objetivo de poder establecer una serie de prestaciones en caso de enfermedad, jubilación, desempleo y otras. Ese sistema permite asegurar un nivel de vida mínimo por debajo del cual nadie debe caer. El argumento que utilizó para convencer en el Parlamento es que la asunción por parte del estado de los gastos de enfermedad y de las pensiones de jubilación permitirá a la industria nacional beneficiarse de aumento de la productividad. De nuevo un motivo económico.

Puesto que este post lo he centrado en Londres permíteme un frase en inglés, no sé a quién pertenece pero es de lo más ilustrativo: If you think education is expensive try ignorance. Te propongo a que cambies educación por sanidad.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)