El bolso de Merkel

Desde que terminó la última cumbre de Bruselas conocida como Merkozy, he querido compartir con mis lectores las conclusiones y repercusiones de las decisiones que se tomaron en esa reunión. Siguiendo el consejo de mi amigo Paco Álvarez (*)  que siempre aconseja la reflexión, he dejado pasar una semana. No obstante, arrancar hojas en el calendario no ha sido suficiente para ser capaz de analizarla. He meditado al respecto y he pensado que podría deberse a que quiero ser fiel a mi declaración de intenciones: no opinar, difícil dada las circunstancias. Ahora bien, si soy sincera creo que ninguna de estas razones ha sido la causa. Cuando ordeno mis ideas acerca de lo que está pasando en Europa con la deuda soberana y el euro me viene una imagen de Angela Merkel que hoy quiero compartir contigo.

Una semana antes de esa reunión “maratoniana”, más de nueve horas merece este calificativo, la canciller alemana intervino en parlamento de Estrasburgo (¿o  fue en Bruselas?, no recuerdo con precisión el dónde pero sí el cómo). Desde hace unos años me suelo fijar como van vestidas las políticas. Las que cambian de modelo cada día me llevan a calcular su presupuesto para vestuario (llámalo deformación profesional). Las que siempre llevan el mismo complemento, por ejemplo un broche en la solapa que muta de forma, tamaño y color, pienso: ¿serán fetichistas?. Y puesto que he nombrado el color…, están las que solo cambian la cromática del vestuario. Sí amigo lector me fijo en estos detalles, mucho más que valorar si siguen o no la moda. Por lo dicho, no es de extrañar que mi atención se detuviera una vez más en la indumentaria de Angela Merkel. Es evidente que es una mujer práctica y sobria. Sus chaquetas son casi iguales, varían solo de color. Ese día era negra, este color no solo indica luto en nuestra sociedad occidental, para algunos estiliza la figura, para otros equivale a elegancia, y para mí indica el estado de ánimo o cómo uno quiere enfrentarse al día. El negro o ausencia de color, revela una necesidad de protegerse. Es por eso que resultó una grata sorpresa comprobar que su bolso era naranja. Le daba un toque de color y mi animaba a pensar que en su foro interno era optimista. Sí, sí, el naranja es el color del entusiasmo, la confianza, la expansión, en definitiva el optimismo. Juicios estéticos aparte, mi mirada siguió a este complemento tan útil desde que lo detecté colgado de su hombro hasta que se colocó en el suelo justo al lado del atril. Aunque estaba más o menos escondido la imagen que se transmitió en el telediario mientras la canciller alemana hablaba, supongo para defender su negativa a emitir eurobonos, recogía ese bolso abandonado a su suerte en el suelo.

Cuando contaba a mis amigos esta historia el 80% puso el grito en el cielo. ¿Adivinas por qué? La “sabiduría popular” recomienda de que nunca dejes el bolso en el suelo si no quieres que el vil metal “se vaya”. Pero no solo la tradición recoge cómo se puede perder dinero, también cómo se puede atraer. A dos semanas de Nochevieja, la noche supersticiosa por excelencia, te dejo con las que aparecen en mi libro Dinero se escribe con N

“que nunca deja el bolso en el suelo porque según ella: Se va el dinero, que guarda el dinero en un objeto de madera: Si guardas dinero (monedas) en una cajita de madera atraes la prosperidad a tu hogar. Tras las doce uvas y el cava de noche vieja contaba monedas, porque según Noelia: habrá dinero todo el año. Tampoco sacaba todo el dinero de su bolso: Deja un poco, aunque sea una moneda, te dará buena suerte. También según ella, tendrás ventura si llevas en el bolsillo una moneda que tenga cualquiera de estas características: la fecha del año de tu nacimiento, haya sido encontrada o tenga un hueco o que esté comba. Cuando hay Luna nueva, le da la vuelta a los bolsillos y así el dinero, siempre según Noelia, irá en aumento.”

A riesgo de parecer supersticiosa he compartido esta anécdota con el objetivo de arrancarte una sonrisa. En estos momentos tan duros e incluso dramáticos para muchos por la codicia de unos y el despilfarro e ineficacia de otros por resolver la crisis, solo un apunte más, me quedo con el color del bolso: NARANJA

(*) Colaborador de Rne con su espacio La Bolsa y la Vida  del programa de Pepa Fernández  No es un día cualquiera. http://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)