Micromecenazgo

En mi anterior post prometí compartir buenas noticias, supongo que para compensar. Pues bien, hoy os voy a contar una iniciativa que conocí gracias a  una entrevista que hicieron a Sergio Peris Mencheta,  actor y director, en la radio. Este actor venido a “productor” se ha empeñado en estrenar en el teatro la obra La tempestad, de William Shakespeare. Puesto que este año las subvenciones a la cultura han puesto el freno de mano y las que se concedieron el año pasado no se han entregado, Peris Mencheta se ha propuesto conseguir la financiación mediante la participación del espectador o simple amante de la cultura. Sí, sí, ha sugerido que su público sea su mecenas. ¿Cómo? mediante el micromecenzgo.

Llegado a este punto o párrafo, creo que lo mejor será definir la palabra micromecenazgo. ¿La conoces? Si la respuesta es negativa, divídela en dos partes, seguro que así la sabes definir. ¿O prefieres que utilice el barbarismo crowdfunding?

Según la RAE

micro-.

(Del gr. μικρο-).

1. elem. compos. Significa ‘muy pequeño’

mecenazgo.

(De mecenas y -azgo).

1. m. Cualidad de mecenas.

2. m. Protección dispensada por una persona a un escritor o artista.

Mecenas era el “apellido” de un noble romano concretamente Cayo Cilnio Mecenas (en latín Gaius Cilnius Maecenas) impulsor de las artes y protector de jóvenes talentos. Su dedicación artística convirtió su nombre en un sinónimo de aquel que fomenta y patrocina las actividades artísticas de forma desinteresada. Ahora bien, es en el Renacimiento cuando el mecenazgo surge con fuerza, un ejemplo claro es la familia Medici. Desde entonces muchos artistas han conseguido llevar a cabo sus proyectos creativos gracias a un mecenas. Ayer, mi hijo cuando supo que mi nuevo post era sobre el micromecenazgo, tras aclararle que viene de Mecenas, me recordó al conde Güell quien fue mecenas de Antonio Gaudí.

Volvamos a definir mecenazgo: es el patrocinio financiero a artistas o científicos. Es una financiación a su obra sin exigir contrapartida,  dicho con otras palabras: no se les pide que devuelvan el dinero.

Puesto que te he colado crowdfunding, cuyo significado literal es financiación en masa, aunque también se puede traducir como financiación colectiva, microfinanciación colectiva o el ya presentado micromecenazgom, te contaré sus orígenes. El crowdfunding tiene como precedentes las donaciones. Pero este término se ha modernizando gracias a Internet. Las redes sociales y las tecnologías hacen que se más sencillo y seguro las micro donaciones. Esta cooperación colectiva puede ser usada para muchos propósitos, desde artistas buscando apoyo de sus seguidores, investigaciones científicas, campañas políticas, financiación del creación de empresas o pequeños negocios.

Se dice que el crowdfunding fue utilizado por primera vez en 1997. Ese año el grupo inglés de rock Marillion, necesitaba dinero para su gira en Estados Unidos, sus seguidores americanos consiguieron la financiación con pequeñas donaciones gracias a una campaña en Internet. En 2004 se utilizo para recaudar fondos para una película francesa, se recogió el dinero en tiempo record (60.000 € en tan solo 3 semanas).

En 2009 aparece la web Kickstarter, una plataforma  que centraliza diversos proyectos creativos. A finales del  2010 nacen en España dos plataformas a imagen y semejanza de la Kickstarter:  Lanzanos y Verkami y las ponen a disposición de los creadores de este país y de todos aquellos que queramos apoyar proyectos. En esta última es donde se encuentra La tempestad, de William Shakespeare. Acabo de entrar en esta plataforma y además de comprobar que Sergio Peris ha recaudado más de lo que pedía, he conocido como trabaja y realmente es muy sencillo.

Te copio lo que ellos dicen de su forma de trabajar y su propósito:

Es una forma directa de financiar proyectos con la suma de aportaciones individuales. En verkami nos dirigimos a creadores independientes que buscan financiación para materializar sus ideas. Su público, convertido en mecenas, recibe recompensas exclusivas a cambio de sus aportaciones.

Los creadores mantienen todos los derechos sobre sus obras, y ofrecen a los mecenas que les ayudan a financiar sus proyectos recompensas en forma de creaciones y productos exclusivos, experiencias únicas, ediciones limitadas, merchandising, acceso a descargas…

Sólo los proyectos que en los 40 días de plazo lleguen como mínimo al 100% de su objetivo de financiación recibirán el dinero aportado por sus mecenas. En caso contrario, las cantidades que los mecenas se han comprometido a aportar no se hacen efectivas y el proyecto no recibirá la financiación. verkami cobra por sus servicios un 5% de lo que recaude el proyecto y sólo en caso de que consiga la financiación.

Por todo lo dicho, ya te van quedando menos excusas para NO sacar a la luz tu proyecto, sobre todo si una de ellas es la financiación. Y si tienes un ahorro que quieres rentabilizar de forma más creativa, ahora que la rentabilidad financiera está cuestionada;  a partir de 10€ te puedes convertir en mecenas.

4 Responses to “Micromecenazgo”

  1. Hello this is kinda of off topic but I was wanting to know if blogs use WYSIWYG editors
    or if you have to manually code with HTML. I’m starting a blog soon but have
    no coding knowledge so I wanted to get advice from someone with experience.
    Any help would be enormously appreciated!

  2. Hello everybody, here every one is sharing such familiarity, thus it’s pleasant to
    read this website, and I used to go to see this website everyday.

  3. Fine way of describing, and good piece of writing to get information on the topic
    of my presentation subject, which i am going to deliver in academy.

  4. I’m not that much of a internet reader to be honest but your blogs really nice, keep it up!
    I’ll go ahead and bookmark your site to come back later.
    Cheers

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)