Juegos Olímpicos

Tan solo quedan diez días para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres. A pesar de que en los medios de comunicación llevan varias semanas recordándonos este evento, yo personalmente no me siento muy olímpica. Si a esto hecho añado la efeméride del veinte aniversario de Barcelona 92… me empieza a preocupar. Sí amigo lector, hace veinte años estábamos en pleno tensión por el inicio de los primeros juegos olímpicos celebrados en España. El uso de la primera persona se ajusta perfectamente puesto que trabajé en la Villa del Valle de Hebrón, lugar donde pernoctaron periodistas y técnicos de los medios de comunicación (no creo que el verbo dormir sea el apropiado porque…) Hace veinte años no solo Barcelona, toda España estaba pendiente de la cita. ¡Me han pasado en un suspiro!, comparto la letra del tango: veinte años no son nada. Tranquilo, en este post no voy a recordar el éxito de participación, organización ni de medallero, solo quiero reflexionar sobre la relación entre deporte, economía y empresa.

En un post anterior he explicado la diferencia entre gasto e inversión y cuando se organiza un evento deportivo como unos Juegos Olímpicos, un Mundial de fútbol, una Eurocopa… etc. se debería no olvidar la distancia que existe entre estos dos términos. Aunque te suene que barro para casa, me atrevo a afirmar que en Barcelona 92 se tuvo en cuenta ésta. Los presupuestos se elaboraron con eficacia, rentabilidad y honestidad (al menos los que yo pude conocer y participar). Un evento deportivo puede ser la excusa perfecta para invertir en una ciudad, región, país… Solamente hay que recordar cómo estaba Barcelona antes de las Olimpíadas y después de celebrarse éstas.

Ya que estamos en el tercer párrafo, creo que es el momento de recordar qué es inversión y qué es gasto. La frontera conceptual entre estos dos términos es muy fina. El Plan General Contable la delimita bien, pero está claro que no todos conocen las diferencias entre estos términos. Un gasto se deriva al comprar un producto o servicio y una inversión al comprar un activo que nos proporcionará en un futuro más o menos inmediato un beneficio (al aumentar nuestros ingresos y/o reducir nuestros gastos). Te animo a que releas mi post del 13 de septiembre del 2011.

Pero hoy no solo quiero contar las posibles bondades del deporte en relación a la inversión y mejora de un lugar, realmente me interesa más las similitudes con el mundo de la empresa: esfuerzo, trabajo en equipo, espíritu de superación, competitividad… Estos valores o cualidades las habrás leído y oído en más de una ocasión pero yo añadiría algunas más como la creatividad, Dicen que el tenis es un deporte muy creativo, es más Freud, aficionado al deporte de la raqueta, sentenció que se conoce mejor a una persona en una cancha de tenis que sentándola en un diván. Sí Sigmund Freud fue capaz de definir la repercusión de un chiste es lógico que se atreviera con el deporte. El padre del psicoanálisis  cifró el efecto del chiste en la violencia que una resolución inesperada ejerce sobre las expectativas del oyente.

Bromas o chistes aparte, volvamos al motivo del post: la relación entre deporte y empresa. Te recomiendo la lectura de un artículo Del podio a la empresa: traducir el capital deportivo en capital emprendedor de los profesores franceses. Groxe François y Viala Cèline. Como habrás adivinado fue la palabra emprendedor la que me llevó a su lectura. Si tú también te animas puedes encontrarlo en Internet. En este post solo hablaré de los aspectos que según mi parecer y experiencia se pueden aplicar al emprendedor:

  • vivir su trabajo con pasión
  • concentrar sus esfuerzos para acceder a la excelencia
  • confianza en sí mismos.
  • audacia.
  • tomar riesgos moderados.
  • necesidad de independencia y autonomía.
  • experimentar humildad.
  • tener siempre ganas de aprender e innovar.
  • visión y anticipación
  • mentalizados para reconvertirse puesto que su carrera es corta e incierta (no todas las nuevas ideas triunfan).
  • individualistas al asumir sus responsabilidades pero dotado de un gran espíritu de equipo.
  • tener un plan B, no hay nada más arriesgado que apegarse a una sola táctica.
  • valorar los talentos de cada uno y las ganas de ganar de todos.
  • y si eres el capitán o entrenador, crear un buen equipo y sacar lo mejor de cada persona.

Pensaba desarrollar cada uno de los puntos pero… me parece que no es necesario. Es evidente que existen muchas similitudes entre las cualidades de un deportista y la de un emprendedor. A lo mejor te habrás quedado con la idea de que existe un carácter emprendedor pero comparto la cita de Peter Drucker (teórico americano de administración de empresas)

No hay “un” carácter emprendedor. Pero se necesita “el” carácter para serlo.

One Response to “Juegos Olímpicos”

  1. ! Que maravillosos recuerdos de la Barcelona Olímpica¡ Especialmente la alegria que se respiraba en cada rincón de la ciudad. Cuanta falta nos hace ahora

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)