No todo es dinero

Con permiso de mis compañeros de Finanzas, quiero recordar en este post que en el mundo empresarial no todo es dinero, como reza el título del post. Además del departamento de Finanzas, a veces solo Contabilidad, tenemos el de Recursos Humanos, Comercial, Marketing, Producción, I+D etc. Siglas estas últimas que pertenecen a Investigación y Desarrollo. Hoy si te parece bien, voy a rendir un pequeño homenaje a la innovación, sí, lo que se consigue con el I+D.

 Amigo lector, sé que como buen ciudadano reciclas los envases de tu comida, pero ¿te los comerías? Te dejo pensar la respuesta, mientras te contaré el caso de WikiCells:

Un ingeniero biomédico de la universidad de Harward, David Edwards  ha desarrollado un nuevo formato tecnológico que permite a los consumidores comer y transportar los alimentos sin la necesidad de plásticos u otro material. La idea, tal como cuenta el investigador, surge a raíz de intentar crear un envase pensado en la propia naturaleza. Te ilustraré con un ejemplo: la uva y la manzana vienen envueltas en capas protectoras que muchos de nosotros nos comemos por sabor o por propiedades nutritivas, o en el caso de la uva por simple comodidad. Sí, la propia piel de la fruta y verdura forma una cobertura natural que las protege. Por lo tanto, este proyecto se basa en el desarrollo de una membrana elaborada a partir de polímero líquido y partículas de alimentos que forman una sustancia comestible transfiriendo a las células una carga eléctrica y así obtener un material resistente. Esta membrana o película es capaz de albergar tanto alimentos líquidos como sólidos y, que posteriormente puede ser digerida por el consumidor. Muestras de helados envueltos en WikiCells estarán disponibles este otoño en París. Ahora bien, si se prefiere desechar, su naturaleza la hace biodegradable

En un esfuerzo para reducir toneladas de residuos de envases varias empresas van a hacer posible crear envoltorios de comidas comestibles, solubles e incluso sabrosos. Imagínate beber en una taza y luego comerte este recipiente como postre. O meter un paquete de chocolate en agua caliente y ver como  su envoltorio se disuelve.

 Empresas americanas como MonoSol de Indiana están intentando tener este tipo de tecnología ya en las tiendas en el 2013, ¡en tan solo seis meses! Pero para  lograrlo van a tener que convencernos a nosotros, los consumidores, que nos podemos comer el envoltorio. MonoSol fabrica un tipo de película que está hecho del mismo tipo de polímeros que las compañías farmacéuticas usan para cubrir las grageas, y esta película está siendo probada con todo tipo de comida, desde polvos para bebida hasta harina. Según el jefe de Marketing de la compañía: No usamos nada que no ha sido usado antes para el consumo humano.

Las tazas comestibles biodegradables de la empresa Loliwale de Nueva York han sido moldeadas de pectinas naturales y zumo de caña de azúcar y luego impregnadas con sabores. Por razones de seguridad alimentaria muchos de estos productos van a ser embalados en contenedores no comestibles para el transporte y el almacenaje, con el fin de mantener las partes comestibles limpias. Algunos pensarán que esto eleva el coste de producción y distribución, pero los ahorros ecológicos son importantes al igual que las posibilidades de envoltorios creativos.

El objetivo es conseguir envases comestibles pues es la mejor manera de que el proceso de desarrollo sea sostenible. Pero si los argumentos ecológicos no son suficientes decir que este tipo de película comestible puede contener no sólo conservantes, sino también vitaminas y minerales.

Cómo ya te he avanzado en el título del post  No todo  es dinero… en una empresa. Para afirmar con seguridad si esta idea tendrá éxito, debemos plantearnos algunas cuestiones:

  • Esta membrana comestible puede modificar la cadena de producción de los alimentos al empaquetarlos directamente en el supermercado o restaurantes.
  • Desde el punto de vista de los consumidores, nos deberemos acostumbrarnos a nuevos sabores o a nuevas percepciones que nuestros paladares aún no conocen.
  • Supondría un avance para el medio ambiente, ya que se reduciría la cantidad de basura y desechos considerablemente.
  • Conocer la inversión que se tiene que llevar a cabo no solo en la investigación y desarrollo de estos envases sino la publicidad para conseguir convencer de sus bondades.

Al escribir el cuarto punto me he acordado de Marx, no el autor de El Capital sino mi amigo Groucho, a él se le atribuye la siguiente frase: Hay tantas cosas más importantes que el dinero. ¡Pero cuestan tanto!

Pero esto no debería detener la investigación. Se trata de una buena inversión por muchos motivos, que ya he apuntado. Además estoy segura que en pocos años se recuperara la inversión e incluso se tendrá beneficios.

Siento amigo lector, que al final haya acabado hablando del vil metal.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)