El Tesoro

Recientemente se ha encontrado un tesoro en una céntrica vía de la ciudad de Murcia, concretamente en la calle Jabonerías. Según las palabras del  consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz es un conjunto de monedas andalusíes hallado en el transcurso de una intervención arqueológica, como parte de una medidas de protección para el patrimonio arqueológico urbano y que ha sido supervisado por el servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura y Turismo.

El tesoro se localizó en una de las alcobas de los restos de una vivienda andalusí de los siglos X al XV. Se encontraba dentro de una pequeña orza (vasija vidriada de barro, alta y sin asas, que sirve por lo común  para guardar conserva)  donde estaban ocultadas 423 monedas de oro y plata. De las cuales , 347, corresponden a piezas de oro (solo dos son dinares, el resto se trata de fracciones de dinar) y76 a dirhames de plata. El conjunto lo completan cinco pequeños elementos en oro que debieron formar parte algunas joyas.

La noticia apareció en todos los medios locales tras el calificativo de BUENA, sí buena noticia. Supongo que en estos tiempos, donde estamos hambrientos de noticias positivas, un hallazgo como el del nº 18 de Jabonerías, cumple todos los requisitos para llevar el adjetivo, buena, positiva… El mismo consejero  de Cultura y Turismo, indicó que “se trata de una joya arqueológica de primer orden que encaja perfectamente dentro de la consideración que a nivel arqueológico se tiene de los denominados tesoros”. No voy a valorar, ni siquiera a opinar sobre la importancia de estas monedas. Espero que la llegada de mi gran amiga Alba, arqueóloga de profesión, me aporte sus conocimientos y sabiduría (en unos días estará en Murcia tras unos meses de trabajo en Roma). Además el motivo de mi post no es analizar la importancia y repercusión de este hallazgo, sino reflexionar sobre otro aspecto… Te lo cuento en el próximo párrafo.

Los periodistas tras contestar el dónde, los cuántos, el qué… sobre el tesoro de Jabonerías, informaban del por qué. Sí, la pregunta que siempre a mí me resulta más atractiva, como dicen en las series de policía, “el móvil”, la razón de que estuvieran escondidas. Escuché en la radio y leí en la prensa que parece ser que el propietario por miedo a que los conquistadores, ladrones u otros amigos de lo ajeno se apoderan de su dinero, decidió esconderlo, ocultarlo. Es evidente que logró su objetivo, nadie se apoderó de sus queridas y, para él, valiosas pertenencias, hasta este otoño del 2012. Se estima que han podido estar escondidas más de diez siglos sin que nadie reparara en ellas, sin que nadie hiciese buen uso de esas piezas de oro y plata. Llegados a este punto lanzo un pensamiento que seguro me habéis oído decir o leer en más de una ocasión: el dinero tiene que moverse, cambiar de manos. El título de uno de mi cuentos es Billetes de ida y vuelta, no es un título elegido a la azar, tampoco la elección fue por su sonoridad, ni por tratarse de una conocida expresión, sino porque implica generosidad, pragmatismo… Es por eso que a todos aquellos que la crisis no les está afectando tanto, que incluso son capaces de ahorrar, les pido que muevan el dinero. Qué entiendo por mover el dinero, pues invertir en proyectos y/o personas, regalar, donar, comprar (de forma responsable, lo necesario). Pero guardar el dinero, es tirarlo. Este ciudadano de la Edad Media con la mejor de sus intenciones, escondió ese tesoro, quería proteger sus pertenencias, seguramente pensó en sus hijos, ellos lo disfrutarían cuando lo encontrasen pero parece ser que no fue así, cómo lo sé, porque la vasija que albergaba estas 423 piezas era una orza pertenece a un período concreto de la historia. Además los datos aportados por los técnicos responsables de la excavación concluyen que el depósito arqueológico donde fue enterrado parece corresponder a un primer momento de abandono y desmoronamiento de la vivienda construida a fines del siglo X. Luego siguió un episodio de inundación que selló este nivel, a finales del siglo XI. Sobre ese nivel, hacia la primera mitad del siglo XII, se levantaría una nueva vivienda, manteniendo la disposición original de la anterior. Es, pues, en ese momento de finales del siglo XI, donde debe encuadrarse el momento de la ocultación.

Las monedas se expondrán en el Museo de Santa Clara, uno de los museos más bellos de la ciudad de Murcia y que te recomiendo, si visitas mi ciudad. Si lo haces en breve todavía no encontrarás el tesoro de Jabonerías, acaba de iniciarse el proceso de limpieza y estudio en detalle del tesoro. El avance del mismo podrá determinar, en algún caso, si existen piezas de otro tipo y otras precisiones de carácter metalográfico y cronológico.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)