Amortiguadores automáticos

El mes pasado asistí a una conferencia del profesor de ESADE Carles Torrecilla que resultó un chute de optimismo. Si te digo el título entenderás el por qué escuchar a este doctor en Marketing y emprendedor subió la moral del público congregado: El crecimiento de ventas en el siglo XXI. Mientras nuestros políticos solo hacen que decirnos que el PIB va a caer un año más en España, él expuso la forma de conseguir que nuestras empresas vendan más. Hoy en este post no voy a reproducir su conferencia, solo aconsejarte que si tienes la oportunidad de escucharlo lo hagas. Es un gran comunicador y pedagogo, por lo que con cierta regularidad lo invitan a participar en la radio, televisión y… por supuesto lo encuentras navegando por Internet. Aunque no voy a contarte lo que dijo el 13-3-13 en Murcia, sí voy a compartir contigo un término que deslizó en la charla y que yo, hasta esa tarde nunca había escuchado, sí, sí, el del título del post: amortiguadores automáticos.

El profesor Torrecilla mostró un gráfico donde se reflejaba que al inicio de las crisis aumenta el consumo interno. Él lo atribuyó, entre otras cosas, a un amortiguador automático, concretamente a los cuarenta y cinco días por año trabajado que cobraban como indemnización los despedidos. Teniendo en cuenta que la antigüedad de los trabajadores españoles es alta, las indemnizaciones por despedido son elevadas (solo hay que ver la que solicita Bárcenas). Pues bien, la gente que recibía ese monto de dinero se cambiaba por ejemplo de coche… todavía nadie imaginaba que la crisis duraría tanto (pero es que esta crisis son dos en una, tal como recordó Carles Torrecilla, las crisis son cada siete años y nos saltamos la del 2001 a causa del atentado a las Torres Gemelas de  Nueva York)

Llegados a este punto mejor será definir este término, algunos prefieren llamarlos estabilizadores, ya que he puesto el ejemplo de la compra del coche he elegido el de amortiguador que es el que utilizó el conferenciante. Tras esta puntualización, la prometida definición o simple explicación: son aquellos componentes de los presupuestos públicos, tanto por el lado de los gastos como de los ingresos, que responden autónomamente a las fluctuaciones cíclicas de la actividad económica, suavizándolas o atenuándolas, sin que medie ninguna decisión discrecional por parte de la autoridad fiscal. Los amortiguadores automáticos tienen, por tanto, un comportamiento anticíclico ya que generan superávit fiscales en las etapas de auge y déficit fiscales en las de recesión o depresión.

Los dos ejemplos más conocidos, por recurridos, de amortiguadores automáticos son:

1)    por el lado de los ingresos fiscales los impuestos progresivos, como el impuesto sobre la renta de las personas físicas y

2)    por el lado del gasto público las prestaciones y el subsidio por desempleo.

Efectivamente, con el impuesto sobre la renta, a medida que crece el nivel de actividad y la renta, aumenta la recaudación impositiva más que proporcionalmente. Los estabilizadores automáticos suavizan las fluctuaciones cíclicas a través de su efecto en la demanda agregada. Todos sabemos que cuando la economía se encuentra en una fase contractiva o recesiva, el crecimiento económico negativo o muy reducido genera una disminución de los ingresos fiscales mientras que el mayor desempleo aumenta los gastos públicos. Pues bien gracias a este gasto público la renta disponible del sector privado disminuye menos de lo que lo hace el PIB, limitándose así el efecto contractivo sobre la demanda agregada, el crecimiento y el empleo. Por tanto, el saldo presupuestario empeora en esta fase estimulando la economía y facilitando la recuperación económica. Ahora es donde viene el beneficio de las indemnizaciones por despido, sí se trata de un amortiguador automático. En sentido contrario, en épocas de expansión los estabilizadores automáticos generan mayores ingresos públicos y menor gasto lo que permite aumentar el superávit público  (o reducir el déficit) evitando una excesiva expansión que podría tener efectos negativos como la estabilidad de precios (la temida inflación).

A raíz de la crisis que estamos padeciendo algunos pensadores piden más amortiguadores automáticos: como por ejemplo una banca pública que no dé  grandes préstamos, y que mantenga la cantidad y la calidad del crédito. También pide que se fomente el cooperativismo tanto en la creación de nuevas cooperativas, dándoles ventajas en las contrataciones públicas, como permitiendo que se rebajen la jornada laboral con rebajas proporcionales del impuesto de la Seguridad  Social. Otro estabilizador automático, sería un seguro de desempleo obligatorio para las hipotecas que… mejor será abordarlo en otro post. ¿No te parece?

2 Responses to “Amortiguadores automáticos”

  1. Informative and precise

    Its difficult to find informative and precise information but here I noted

  2. Gems form the internet

    […]very few websites that happen to be detailed below, from our point of view are undoubtedly well worth checking out[…]…

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)