Divulgadoras y pedagogas: Jane Marcet

En la vida hay momentos que sabes que nunca olvidarás, que recordarás siempre con gran viveza y precisión hasta en los más mínimos detalles. Uno de estos momentos lo presencié el viernes pasado. Fui con mi marido a una entidad bancaria a retirar dinero antes de partir de viaje. Los dos cajeros automáticos estaban ocupados por jóvenes que llevaban a cabo operaciones más complejas que la simple retirada de efectivo. Los observábamos a los dos con curiosidad, principalmente a una chica que quería recargar su móvil y no lo conseguía y…cajero automatico Pensé que me lo preguntaría a mí (no sé por qué este tipo de cuestiones al igual que saber dónde está una calle, un colegio, la Seguridad Social, la oficina de patentes, la boca de metro más cercana… me la formulan ciudadanos, no importa el punto geográfico dónde me encuentre). Pues bien eligió a la limpiadora del banco para que le ayudase. Mientras aparcaba el mocho y acomodaba el trapo del polvo en el bolsillo de su bata le explicó con toda la amabilidad y sentido común como efectuar la recarga. Y entonces pensé que a lo mejor en esa entidad habían llevado a cabo formación de ingeniería de procesos, círculos de calidad… Me parece que simplemente la responsable de mantener higiénico y lustroso el banco tenía conocimientos y habilidades pedagogas y sobre todo estaba dispuesta a compartirlos, a diferencia de los bancarios que no hay forma que se levanten de su asiento, como si custodiasen la caja fuerte. Pocos son los que echan un cable a los clientes cuando se pelean con los cajeros para efectuar todo tipo de operaciones financieras con las susodichas máquinas.

Tras contar esta anécdota a mi hijo recordé que llevaba semanas queriendo hablar de mujeres que en su momento intentaron acercar la economía al pueblo. Por decirlo con otras palabras mis inspiradoras. Si os parece bien, hoy hablaré de Jane Marcet y su libro Conversaciones sobre economía política.

Jane nació en Londres en 1769, hija de un rico banquero, Anthony Francis Haldimand. Se educó en casa  y recibió la misma formación que sus hermanos varones. Tras la muerte de su madre, a los 15 años, se responsabilizó de la administración de su hogar y de la crianza de sus hermanos pequeños. También asumió el papel de anfitriona y junto a su padre presidía cenas y reuniones donde se hablaba de ciencia, literatura y otras disciplinas artísticas.

Tras una visita a Italia con su padre en 1796, Jane empieza a demostrar un interés por la pintura. Estudió con Joshua Reynolds (fue uno de los más importantes e influyentes pintores ingleses del siglo XVIII, especialista en retratos) y Thomas Lawrence (es considerado como uno de los mejores retratistas ingleses). Su formación artística más tarde le permitió ilustrar sus libros.

En 1979 se casa con Alexander John Gaspard Marcet, exiliado político suizo, que obtuvo su Licenciatura de Medicina en la Universidad de Edimburgo. Después de su matrimonio, los Marcets continuaron viviendo en Londres. Tuvieron cuatro hijos y en su hogar siempre hubo un sincero interés por la Ciencia. Los Marcets formaban parte de un círculo social literario y científico que incluía grandes escritores y científicos.

Después de leer y corregir las pruebas de uno de los libros de su marido, Jane Marcet decide escribir. Escribió libros sobre filosofía, química, botánica, religión y economía todo bajo el título general de “CONVERSACIONES”.  Sus prólogos abordan explícitamente cuestiones de si tal conocimiento es adecuado para las mujeres, argumentando en contra de las objeciones y afirmando que la opinión pública respalda su posición.

El primero de ellos fue escrito en 1805, pero no se publicó hasta 1819, bajo el título Conversaciones sobre filosofía natural. Luego vinieron otros que cubrían los conocimientos científicos de la época. Todos tienen un mismo formato, un diálogo entre dos alumnos: Caroline y Emily y su maestra, la señora Bryant. La alumna más joven, Caroline, hace preguntas impertinentes mientras que Emily es más reflexiva. Su mentora, la señora Bryant, es una figura materna que intenta que sus pupilas cuestionen y examinen sus ideas. Sus lectores valoraban tanto el contenido científico como el proceso de compartir esos conocimientos.

Pero en este post quiero hablar de su libro Conversaciones sobre economía política (1816) donde popularizó los argumentos de economistas como Adam Smith, Malthus, y sobre todo David Ricardo, Tuvo muy buena acogida y fue elogiado  por los economistas coetáneos. No obstante, algunos economistas posteriores, como Marshall y Schumpeter, lo desdeñaron, este último lo calificó como: “economía de colegialas”. El objetivo de este libro no era pretencioso, simplemente quería ayudar a la divulgación de las ideas que la autora defendía, más que profundizar en ellas. El libro fue un éxito de ventas pero hasta 1837 no se supo que la autora de la obra fue esta mujer.

Conversaciones sobre economía política inspiró a Harriet Martineau, una de las mujeres economistas más influyentes de su época y de la que hablaré en otro post.

 

One Response to “Divulgadoras y pedagogas: Jane Marcet”

  1. El humor es una excelente arma para divulgar, esa es la conclusión que saqué cuando visité la exposición que hay en Madrid de “Guerrilla Girls”. Este colectivo feminista de artistas lo tienen muy claro “textualizar el humor nos ayuda a comunicarnos con la gente que no está de acuerdo con nuestro discurso”, “nos hemos dado cuenta de que el humor es de gran ayuda; hacer reir a la gente es el primer paso”. Son conocidos sus lemas que a la vez que reflejan una realidad que olvida a las mujeres, provocan una sonrisa ¿Tienen que desnudarse las mujeres para entrar al Metropolitan? Creo que debemos aprender bastante de este grupo de artistas para que cuando conversemos con algunos amigos varones de feminismo, no se enfaden tanto.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)