Refugiados emprendedores

Este sábado 20 de junio se celebró el Día Mundial del Refugiado. Reconozco que hasta la fecha desconocía que este día, a caballo entre la primavera y el verano, se había reservado para recordarnos a los ciudadanos de que en el mundo hay millones de refugiados y desplazados; según datos de UNHCR, siglas en inglés que corresponden a United Nations High Comissioner for Refugees, o  ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), este 2015 se acercan a los 60 millones, diamundialdelrefugiadonunca desde La Segunda Guerra Mundial se había alcanzado dicha cifra. Atender a estos desplazados, personas que se ven obligados a dejarlo todo para salvar la vida, es un deber de la humanidad.

La semana pasada tenía en mi lista de cosas pendientes: escribir un post sobre los refugiados emprendedores, Belén Roldán del Comité español de UNHCR-ACNUR  http://www.eacnur.org/ me lo sugirió y me facilitó documentación. Es por eso que cuando el sábado abrí el correo electrónico y vi el mensaje de la Agencia de la ONU para los Refugiados en el que se hablaba lo que ese día se evocaba… me pareció que no se trataba de una casualidad sino de una coincidencia significativa de estas que me movilizan.

Tras este pequeño preámbulo sin más demora os contaré el porqué del título  elegido: Refugiados emprendedores. Ya sé que en toda ayuda humanitaria hay una primera fase que consiste en atender a los heridos, suministrar alimentos y agua, ropa, cobijo… en definitiva atender sus necesidades primarias, pero al igual que el proverbio chino, sí, sí, el que reza: no les des peces, enséñales a pescar, no es suficiente. Los que seguís mi blog sabéis que en más de un ocasión he escrito: pescar ya saben lo que necesitan es que les ayudes a adquirir las herramientas y maquinaria, financiación, establecer su negocio, o abrir canales de venta para ayudar a venderles “el pescado”.

 http://blogs.21rs.es/lacajaregistradora/2011/05/18/comercio-justo/

Por todo lo dicho, acepté la propuesta del Comité español de ACNUR para hablar del trabajo que lleva a cabo en este sentido esta organización para los refugiados.

Cuando alguien huye de su lugar de residencia, por los motivos que sean: guerra, persecución, desastres naturales…, acarrea sus pertenencias, las  más valiosas no son el dinero que tenían ahorrado, ni su ganado, ni sus joyas, ni su ropa… Lo más valioso que tienen son sus conocimientos, sus habilidades y su experiencia tanto personal como profesional. Pero cómo ponerlas al servicio de los demás, es aquí donde la agencia juega un papel primordial. ACNUR proporciona las herramientas para que los refugiados prosperen.

Hoy en este post compartiré la historia de Diar, un sirio de 32 años, sastre de profesión. Antes de huir de Damasco regentaba una tienda de ropa. Tras sufrir de cerca dos explosiones decidió dejar su país junto su gran familia. Se sentía afortunado de haber salvado su vida y no quería ponerla de nuevo en peligro. Pudo acarrear junto con algunas pertenencias su gran plancha y decidió seguir con su oficio en el campo de refugiados.

Muchos de nosotros relacionamos la palabra emprender con innovación y…, lo mejor es que os copie lo que dice el diccionario (DRAE), concretamente la primera acepción:

1. tr. Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.

Curiosamente no aparece “innovación” en cambio sí que se desliza: “dificultad” y “peligro”. Y desde luego hazañas como las de Diar encajan en esta definición, porque aunque el peligro más inminente lo dejó en Siria no está exenta de dificultades. Dicho con otras palabras, emprendedor no es solo el que hace algo nuevo, sino también el que utiliza lo que ya sabía hacer en un lugar nuevo y que le es desconocido y por ende hostil.

Diar y su familia son uno de los  refugiados sirios que han  llegado a Iraq desde que en marzo del 2011 estalló el conflicto en Siria. Este sastre vive en Domiz y gracias a la ayuda de ACNUR volvió a regentar un negocio que pronto creció a la alza.

¿En qué consiste la ayuda de la agencia? ¿Cómo consigue que los refugiados pongan sus cualidades, conocimientos, experiencia a trabajar?

  • Facilitar el acceso al trabajo
  • Ayudar a crear empresas viables
  • Reducir las barreras legales para ser autónomo
  • Facilitar el acceso a mecanismos de ahorro y préstamos, principalmente el microcrédito
  • Formar en habilidades y orientación profesional
  • Ofrecer servicios de apoyo al negocio
  • Facilitar el acceso a becas
  • Ayudar a obtener los permisos de trabajo o de actividad para desarrollar un empresa
  • Etc.

Los programas de ACNUR en esta línea de emprendimiento son amplios y se desarrollan en más de 64 países. Tienen como denominador común el objetivo de usar el potencial de todas estas personas, que en su día se vieron obligadas a dejar su país, para crear una base para un futuro mejor. Por todo esto quiero dar la ENHORABUENA a ACNUR y otras organizaciones que ayudan al refugiado más allá de las necesidades primarias.

 

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)