Mary Poppins, Srta. Rottenmeier y Sra. Doubtfire (*)

Mi hermano ginecólogo tiene que atender con cierta frecuencia partos no programados, su mujer, matrona de profesión, le acompaña en estas urgencias. Recuerdo con una sonrisa una noche de hace ya más de catorce años. Mi cuñada llamó a casa de mis padres en busca de la ayuda de los abuelos. Como yo estaba pasando unos días con ellos me ofrecí a cuidar de sus tres hijos. Nada más llegar desplegué todo mi encanto con

—¡Buenas noooches! -mientras movía mis caderas — ¡Ya hasta aquí, ya llegó la Mary Pompins! -enfaticé la eme de Pommmmpins con un movimiento exagerado de mis nalgas. Me resultó fácil, no tuve que coordinar dicho movimiento con un paraguas ni un bolso grande. Llegué con las manos vacías, pero con grandes dosis de creatividad, paciencia y, por supuesto, buen humor.

Tres carcajadas perfectamente sincronizadas demostraron que me los había metido en el bolsillo. Me fue sencillo acostarlos y tras un cuento inventado sobre la marcha entre los tres, sí, sí, pedí su colaboración, y un beso de buenas noches aceptaron cerrar los ojos. Desde ese día, me llaman Mary Pompins, sí, sí con eme, lo dicen con gran cariño y siempre con una sonrisa a punto de carcajada y tarareando la canción del cuento: El caballito de mar que no sabía nadar, la, la,la

Y ahora te preguntarás por qué comparto este recuerdo. En el próximo párrafo te lo aclaro.

Llevo varias semanas con mi mente caviladora, a veces, obsesiva, otras, pero siempre abierta, receptiva y creativa. Mi mente intenta imaginar posibles oficios y profesiones que podemos necesitar en esta nueva etapa. Y creo sinceramente que la figura de niñera al más puro estilo Mary Poppins tendría su demanda. Hay que dejar a los abuelos que ejerzan de abuelos. Cuidar de los nietos en momentos especiales y NO a jornada completa, y mucho más ahora que parece ser que va a ser mucho más larga. Las razones son varias y no creo que este post sea el apropiado para detallarlas.

Volvamos a Mary Poppins. ¡Todos hemos visto la película una o dos o incluso tres veces! Cuando la vi siendo madre lo que más me llamó la atención es como inyecta alegría con disciplina y orden mientras activa la creatividad de los niños… Aprendamos de Mary Poppins y potenciemos la curiosidad de los niños, cualidad que casi todos vamos perdiendo con los años y que animo a recuperarla, no importa la edad que tengamos.

Si en vez de escribir esta propuesta la estuviese contando en una charla tendría levantada un montón de manos para preguntar:

—¿Y cómo lo pagamos?

Revisa tus partidas de gastos. Prioriza. Seguro que lo de viajar a destinos lejanos ya no te parece tan atractivo y estimulante. Algunas de las actividades extraescolares que estaban apuntados tus hijos, mientras tú y tu pareja volvías del trabajo, igual son prescindibles.

Si los más pequeños de la casa estarían encantados con una niñera mágica a los mayores una institutriz más amable que la Rottenmeier podría ser de gran ayuda. ¿Qué opinas? Todavía está en hilvanes cómo se va a plantear el curso escolar, pero puede que no todos los días serán presenciales y…Ahora comprendes por qué os propongo la compañera de reparto de Heide.

Sigo leyendo tu mente. Sé que estás pensando: ¿cómo voy a pagar: empleada del hogar, niñera o institutriz…? Si en los noventa ibas al cine seguro que has pensado en la Sra. Doubtfire, interpretado por el desaparecido Robin Williams. ¿Recuerdas la película? Tras divorciarse, un actor sin trabajo se disfraza de niñera para pasar más tiempo con su familia. Si mi memoria no me falla sus funciones y tareas eran de lo más variadas, todas tenían un denominador común: CUIDAR.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todos los artículos que leo sobre futuras profesiones o los seminarios web a los que asisto sobre este tema coinciden en que el sector de los cuidados y el de las tecnologías van a demandar profesionales. La combinación de ambos todavía más demanda: cuanto más cualificados estén mejor. Esta cualificación no se centrará en un montón de títulos sino en competencias concretas en: tecnología, primeros auxilios, buena relación con los menores, inglés, competencias digitales, esas aptitudes para el cuidado (cada tramo de edad requerirá unas específicas) y sobre todo una actitud de flexibilidad para llevar a cabo el trabajo y gran dosis de pasión. Pero no solo necesitará adaptarse el empleado, también el empleador, las empresas intermediarias (mediante plataformas de reclutamiento y selección), organizaciones que apuestan por la formación para la inclusión laboral (ej.: Cruz Roja, Fundación Adecco, Cáritas y muchas otras) y por supuesto la Administración. A esta última le debemos exigir trámites sencillos y asequibles para evitar la economía sumergida.

 

(*) NOTA aclaratoria: aunque haya feminizado los ejemplos es evidente que ha sido por hacer un guiño a nuestra literatura infantil y el mundo del cine. No porque crea que SOLO la mujer es más apta para el puesto.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)