Otra lectura de José Tomás

jose_tomas_momento_cogida.jpg

Veo a mucha gente y los medios informativos entusiasmados con José Tomás. Aseguran ha resucitado el mundo de los toros, su épica, su lírica, su autenticidad. Y desde luego hay un hecho objetivo: era raro que fotos de corrida aparecieran mandando en primera página de los periódicos mientras RTVE, tan dada últimamente a incluir amplia información deportiva, apenas hacía crónica de toros en los informativos.
Yo no voy a entrar ni en la polémica sobre si toros sí o toros no, ni en discutir si José Tomás es un artista de la lidia, cosa de la que no dudo en absoluto. Me interesa otra lectura de este fenómeno. Y es el paroxismo, el entusiasmo desmedido de ese público que con la misma facilidad enaltece y derriba a sus ídolos. Creo que en el caso de José Tomás, más allá de su arte, hay una liberación de ancestrales energías secretas en el hombre, una carga de adrenalina que adora el riesgo, la efusión de sangre, el desafío a la muerte. Siempre los toros tuvieron algo de eso: la puesta en escena de la tragedia vital, el arrojo de otro en el que libero yo mis propios miedos, el desafío a la muerte en el que arrostro yo de forma vicaria mi propia muerte.
Dicen que, no sé si por depresión o qué otra razón, José Tomás se juega el tipo porque no le importa morir. Pero yo dudo que las masas que vayan a verle –él se encarga de alimentar el mito escatimando corridas, prohibiendo la televisión- acudan a disfrutar solamente del espectáculo de los toros. José Tomás es un gran torero, sin duda. Pero también tiene algo de estos muchachos un tanto “locatis” que se juegan la vida en motos GP y otros deportes de riesgo.
Y es que nuestra sociedad, agobiada por la crisis y las noticias negativas que nos bombardean el subconsciente cada día, intenta siempre escaparse. Sirve el desmadre del forofo de fútbol, los riesgos de Pedrosa o Alonso, y mucho más este celtibérico duelo de la bestia y la inteligencia humana que se da en los toros. Solo que este espectáculo se había trivializado y quizás amañado. José Tomás le ha devuelto su lado trágico. Pero también su tremendo sabor a sangre y muerte. Algo que deberíamos analizar sociológica y antropológicamente. ¿Nos gusta los toros o que un hombre se meta literalmente entre los cuernos a jugarse la vida? ¿Arte o morbo?

3 Responses to “Otra lectura de José Tomás”

  1. Pienso que buscamos excitar la emoción, de forma que el grado de vibración nos da la medida de lo mucho que obtenemos de la vida.
    Es el envés del aburrimiento, sin todo este ruido emocional del que nos rodemos podrían empezar las horas a alargarse y a sugerirnos que hay tiempo vacío y, lo que es peor, que ese tiempo se llena de nuestro vacío.

  2. Me alegra leer un comentario en esta línea. Los medios de comunicación son tan dados al discurso épico que obvian el drama de convertir en espectáculo la locura de jugarse reiterada y conscientemente la vida. A mí me parece horrible ver cómo un hombre sigue toreando con una y otra cornada en su cuerpo, cubierto de sangre y hambriento de gloria.

  3. hola te moriste por dios pobre

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)