Aquello a lo que das importancia te gobierna

LÁGRIMAS DE NIÑO El día en que te dieron el primer suspenso, veías toda la vida del color de un suspenso. Subir los escalones de tu casa era como bajar abismos en tu dolor y angustia. No podías imaginar que mientras tanto hubiera gente feliz corriendo en bicicleta al sol, enamorándose, recibiendo premios… Pasados pocos […]