Mi sufrimiento desde las estrellas

“Soy tonto, pero no puedo evitarlo. Su ausencia me hace llorar”, decías  años después de su muerte. Pensabas que la ibas a olvidar, pero la cómoda, el florero hasta los cacharros de cocina te la recordaban. “¿Qué puedo hacer -me dijiste- para dejar de sufrir?” Nada. Las emociones no tienen remedio, pueden  más que nosotros. […]