Gracias, Pedro, por soñar

Acabo de leer al última circular de Pedro Casaldáliga, que es, desde sus años y su párkinson, todo un himno a la utopía evangélica. Partiendo de las palabras del cardenal Martini de cierta desilusión ante el sueño de una Iglesia libre, pobre y limpia, traza un maravilloso acto de fe en la ilusión y juventud […]