GAUDIUM ET SPES

No hay gozo, ni esperanza, ni tristeza, ni hay dolor ni alegría que no aliente este ser en la vida trozo ardiente del hombre que camina en la pobreza. Cada grito o susurro despereza un viento que aletea entre la gente; que ese mar, esa rosa, esa corriente hablando están de Dios, de su pureza. […]