La iniciativa de Esperanza Aguirre

aguirre3.jpg

El incidente de Pozuelo está trayendo cola. Después de las reflexiones del  Defensor del Pueblo, que comentamos aqui, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado la aprobación de una Ley de Autoridad del Profesor, con la que los docentes de la Comunidad madrileña tendrían la condición jurídica de autoridad pública.

Aplicando la máxima de que “no pueda haber libertad sin reglas”, la nueva norma trata de otorgar más poder al profesor “en todos los sentidos”. Con la nueva ley, y al contar con la condición de “autoridad pública” los profesores disfrutarían de la presunción de veracidad y, además, cualquier tipo de agresión física o verbal contra ellos, o intento de agresión, sería considerado un delito penal con privación de libertad de uno a cuatro años, naturalmente para el caso de agresores mayores de edad. Contarían pues con el mismo rango de protección de jueces, policías de servicio, pilotos y marinos al mando, inspectores de sanidad y educación.

Las reaciones han sido diversas. CC OO, sindicato mayoritario en la enseñanza pública, considera que el profesorado necesita el “respaldo decidido e incondicional” de las administraciones no sólo para evitar que sufran agresiones verbales o físicas en el ejercicio de su labor sino para que, cuando éstas se produzcan, se tramite la denuncia y la sanción correspondiente para el autor de la agresión. En el mismo sentido, el sindicato ANPE señala que el reconocimiento de la autoridad pública al profesorado es una “histórica aspiración” de su organización. “El actual deterioro del clima en los centros escolares hace imprescindible esta medida”, asegura el sindicato que valora “muy positivamente” un decisión “beneficiosa para la sociedad, la educación y el profesorado”. En cambio, la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (CEAPA) considera un “despropósito total y absoluto” la propuesta.El presidente de Ceapa, Pedro Rascón, se preguntó si Esperanza Aguirre pretende recuperar “la vara de avellano” y “el miedo en clase” para regresar a tiempos que “creíamos superados”.

No comparte esa visión el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonel, que aplaude el anuncio de la presidenta de Madrid. “Todo lo que se haga para reforzar la autoridad y el respeto hacia los docentes me parece perfecto, en un momento en el que la educación no puede estar peor”, aseguró. También se apunta que la autoridad del profesor “debe empezar en la familia”.

En cualquier caso cabe recordar que la Fiscalía General del Estado aconseja a los fiscales que consideren para los profesores de centros públicos (los de los privados no son funcionarios) la condición de autoridad a efectos penales o de atentado contra la autoridad.

Por su parte wl ministro de Educación, Ángel Gabilondo, comentó que  le «hubiera gustado más que esta medida se hubiera incorporado dentro del pacto social y político por la educación», junto a otras que sí abordarán un asunto que merece atención, como es el respeto al otro, el reconocimiento moral de quien enseña y dedica su vida a enseñar.

Mi opinión a bote pronto es que Esperanza Aguirre se apunta a un bombardeo con tal de salir en los papeles. Medidas como esta no están mal, pero no pueden circunscribirse a una sola comunidad autónoma. Es una cuestión urgente y de Estado que requiere un debate de todas las fuerzas políticas, culturales y sociales del país. Por otra parte hay que evitar la “escuela en estado de sitio” o el “maestro policía” o tirano, que sería el otro extremo. La autoridad es una cuestión de prestigio, no de represión. Eso sí, todas las ayudas que la sociedad aporte al maestro son pocas. Pero coordinadas y consensuadas, dentro de un plan global que dure y con una pedagogía contra la superprotección de los padres.

3 Responses to “La iniciativa de Esperanza Aguirre”

  1. Pues, la verdad, no sé qué decir. Un juez impone mucho. Y ya he oído de alguna mala experiencia de alguna persona civil por considerarse que ha actuado con desacato con él.
    Creo que no es comparable con la relación de un alumno con su maestro o profesor.

    En todo caso la sociedad no debería consentir que quien sea profesional de la enseñanza pueda terminar destrozado por la tensión, la presión, incluso por el miedo.

    Alguna medida se habría de tomar, y por supuesto, no por zonas sino de manera general; y no por ordeno y mando, sino de forma dialogada y consensuada.

    Tal como tú lo explicas me parecería bien.

  2. Sólo repetir parte de lo dicho hace unos días a propósito de las palabras de Mújica sobre el “usted” pero aplicado a nuestra consideranción de autoridad pública. Es algo serio: la presunción de veracidad sirve nada menos que para desvirtuar (desvirtuar no es anular) la presunción de inocencia del contrario. Que es algo muy fuerte.

    Hay que recuperar, ante todo, el respeto fundado en la cualidad meritoria de quien recibe el tratamiento. Sea de tú o de usted. Se tutea a un padre o a una madre, por los que, sin embargo, sentimos admiración y respeto. Si éste falla, da igual el tratamiento.

    Es buena idea tratar de usted a los profes. Pero tenemos que hacerles ver que merecemos esa “reverencia” porque sabemos nuestra materia (somos “autoridad” en ella); porque sabemos guiar jóvenes (somos “autoridad” en ello); sabemos muchas cosas de la vida que ellos ignoran; (somos “autoridad” en vivir).

    La autoridad no es poder. La autoridad se merece, el poder no

  3. la mona fea por bien que se pinte fea se queda

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)