La comunión de José Bono

image004

Bono con Díez-Alegría y el autor de este blog

Querido amigo Pepe:

Hoy, al leer los detalles de la polémica suscitada por tu postura, libre y en conciencia, como cristiano ante el tema de la ley del aborto,  he sentido indignación y pena. He recordado una ocasión en el que me contaste el par de días que hace muchos años estuviste en el noviciado con la intención de ser jesuita. Llevabas un reloj, regalo de tu padre, antes de morir. El maestro de novicios te dijo, conforme a las normas que regían entonces en los noviciados de la Compañía, que debías renunciar al reloj. Te entró murria, me confesaste, y pensaste en ese momento que ser jesuita no era lo tuyo.

Ahora aquella anécdota me parece un símbolo. Tú has querido ser cristiano y libre al mismo tiempo. Has tenido la valentía de confesar tu fe siendo socialista, cuando en tu partido los católicos, hasta hace relativamente poco, no han sido lo que se dice  muy bien vistos. Has querido  tener a tu lado a un teólogo ex sacerdote como asesor. Has seguido practicando cuando en nuestra sociedad cierto anticlericalismo de izquierdas considera eso como deleznable.

Más allá de la ortodoxia de tu decisión, que respeto, lo que me parece inadmisible es el linchamiento de que estás siendo objeto por los organismos de la Conferencia Epsicopal. La nota anónima enviada por esta al diario El Mundo con motivo de tus declaraciones a dicho periódico me parece insólita y reveladora de una actitud discriminadora e injusta. Pecados de capitalismo salvaje, corrupción política, exterminios como el de Pinochet o Videla , consentimiento de anteriores leyes del aborto por gobernantes del PP, escándalos como los de Berlusconi, regalías y abusos de poder como los de Franco y miles de asesinatos de Estado no han provocado la negación de la comunión a ninguno de sus autores. (Vele la pena a este respecto leer el artículo de Gonzalez Faus en 21rs)

¿Por qué a tí? Sencillamente por haber dicho en público lo que piensas, pues en la Iglesia, si te callas, puedes hacer casi todo, pero si lo publicas te destruyen. Sin entrar en cuestiones de doctrina y Derecho Canónico, que llevaría muchas páginas y matices comentar, yo creo que la Iglesia española se equivoca poniendo en su diana a uno de los pocos políticos  creyentes que no se averguenzan de su fe. Y lo que más me duele es esa actitud que predomina, no sólo tu caso, de condenar más que animar, de esgrimir cánones en vez de predicar la alegría de la buena noticia, de fustigar en vez de abrazar.

Recuerdo que en la presentación de mi libro, Díez-Alegíra un jesuita sin papeles,  dijiste que Alegría te parecía un “teólogo posconciliar antes del Concilio”. “No me extraña que estés sin papeles”, le dijiste entre anécdotas. El libro relata muchas que subrayan el temple de auténtico cristiano que siempre ha tenido Alegría -un radical discípulo del Jesús que combatió a los poderosos y se puso siempre de parte de los pobres y oprimidos-, pero entonces resaltaste una experiencia que Alegría tuvo en Granada, “tan evangélica, tan de Jesús”, y que me parece reveladora para comentar esta historia:

Una catequista de mujeres adultas en Andalucía se topó con una joven muy pobre, casada y con hijos, que se había ido a vivir con un viejo.

-Mujer, tienes que volver, no puedes seguir con el viejo.

-Pues claro que sí, señorita. Pero es que el viejo se va a morir en seguida, y me voy a quedar con una casica muy apañada, me traigo a mi marido y a mis hijos, y problema resuelto.

-Pero, mujer, es que eso es contra la ley de Dios.

La mujercita, con convicción: “No, señorita, si yo con el Señor no tengo dificultad. Yo le digo al Señor: Señor, tú me perdonas a mí y yo te perdono a ti ["por tenerme tan pobre", matizó Alegría], y estamos en paz”.

Pues bien, Pepe, aquí tienes otro cura ( creo que también te lo ha dicho el padre Ángel) que no te va a negar nunca la comunión. Entre otras razones porque no se la voy a negar a nadie nunca. Porque el que se acerca a la Eucaristía es responsable de lo que hace ante Dios y ante si mismo y para mi la Iglesia nunca será una guardería de adultos, ni un castillo inexpugnable,  ni una casa de comidas con derecho de admisión, ni un tribunal de orden público, sino una plaza de encuentro, amor y diálogo para todos. Y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Un fuerte abrazo de tu amigo,

Pedro

Share

42 Responses to “La comunión de José Bono”

  1. Ser cristiano y de izquierda es mucho más de lo que las mentes jibarizadas pueden tolerar.
    ¡Ni qué decir tiene! todo el vitriolo que se ha vertido sobre el testamento del abuelo de J.L.R.Zapatero.
    «…Desea ser enterrado civilmente, sin pompa alguna, entregando su cadáver a su esposa, y cuando su esposa lo crea oportuno, si alguna vez lo cree, sean trasladados los restos al cementerio de Pola de Gordón, donde reposan los restos de sus seres más queridos, como sería el deseo que, al morir su esposa, la enterrasen junto a él. Para tranquilidad de su esposa y familia, declara creer en la existencia de Dios, rechazando su conciencia, en cambio, los ritos humanos. Su fe en el Ser Supremo es firme. A él encomienda su alma de creyente que procuró siempre tener limpia de faltas y a él encomienda la felicidad de su esposa e hijos. A él en este momento de abominables pasiones pide la paz de España y de la Humanidad. Muere inocente y perdona. Pide a su esposa e hijos que perdonen también. Que cuando sea oportuno se vindique su nombre y se proclame que no fue traidor a su Patria y que su credo consistió siempre en su ansia infinita de paz, el amor al bien y el mejoramiento social de los humildes».

  2. Tal parece que tendremos que estar en nuestra casa como si fuéramos forasteros, callando, agachando la cabeza, perdiendo de nuestros derechos, incluso ocultándonos. ¿En las catacumbas? ¡Ni hablar! Eso no lo conseguirán.

    Permíteme que yo también subscriba y firme esta carta. No sólo no he negado a nadie en mi vida el acceso a la Mesa, es que nadie me ha dado autoridad para hacerlo. Sencillamente porque no puede dármela. Es Jesús quien invita. Y eso es tan claro y tan verdad, como viejo y retorcido es el código en el que se escudan quienes más debieran servir, animar y servir de ejemplo al Pueblo de Dios. Me apena porque pongan en la picota a Pepe, pero tengo yo entre mi gente muchas personas que han aguantado en silencio humillante parecida prueba, y tampoco se lo merecen. En el nombre de Dios habrá que gritarles que ya está bien de subyugar conciencias, de abusar de la autoridad que sólo recibieron para confortar a los hermanos, de jugar a la verdad sin caridad, de estar negando al mismo Dios hecho carne en cuyo nombre pretenden estar hablando.

    Puede que ellos sean Iglesia, no voy a discutirlo; pero la Iglesia no es de ellos. Así de claro.

  3. ‘Entre otras razones porque no se la voy a negar a nadie nunca.’

    Yo pregunto:
    Y a Pinochet, Somoza, Videla no se la hubiera negando tampoco?

  4. Pocas veces me he sentido tan indignado con la Conferencia Episcopal como con esta. ¿Cuantos españoles que han tenido una educación cristiana estarían formando parte del Pueblo de Dios si estos señores no se pronunciaran con estupideces como estas? más propias de fanáticos y extremistas, que del mensaje evangélico.

    Los cristianos de este país no se identifican con esta Conferencia Episcopal. Han recibido el mensaje de que ser católico es perdonar, es compartir, es ayudar… es amor. Y esta Conferencia Episcopal transmite odio, exclusión, reprobación, y hace gala de un maniqueísmo político que nada gusta a los cristianos.

    En esta vida, en la que casi todos los personajes públicos manifiestan una falta de credo, machacar a Bono, atacándole precisamente en el punto débil que tiene, que es su catolicismo, y que lo sabemos, porque él nos lo cuenta en su vida pública, es cuando menos maquiavélico y rastrero.

    Es una pena que en esta dictadura de la Conferencia Episcopal, uno tenga que hablar bajito, porque si no le callan. ¿de verdad la Iglesia piensa como la Conferencia Episcopal?

    Señores, la Iglesia, con I mayúscula, es el Pueblo de Dios. Hagan honor al cargo que ocupan y sirvan a sus hermanos.

    A lo mejor consiguen que muchos cristianos no se avergüencen de serlo.

  5. Creo que es un error el que Bono de tantas explicaciones sobre sus creencias.Es dar municion a los talibanes y ayatolas de la CE para sus polemicas politicas.Es hora en cambio de establecer seriamente un nuevo planteamiento juridico y economico, en las relaciones Estado-Iglesia.Se deberia , por una parte, hacer una inteligente campaña de denuncia del concordato y por otra ir buscando los apoyos necesarios en el Parlamento.Y encontrar , repito, argumentos serios para contrarestar la tormenta previsible que organizaria la CE y sus epigonos Pperos.Cada vez urge mas la separacion Estado-Iglesia y el que los seguidores de esta la financien

  6. Padre Lamet, me imagino que, al menos, antes de dar la comunión al señor Bono, le repetiría las palabras de Jesús a la mujer pública: “Vete, y no peques más”. ¿O es que acaso aprueba la actitud pública del presidente del Congreso de votar a favor de una ley que da via libre al aborto hasta las 22 semans (eso son prácticamente seis mess de gestación) y su contumacia a la hora de descalificar públicamente a la jerarquía? Entre otras cosas, a los católicos que ocupan cargos de responsbalidad se les reclama, cuando menos, un poco de ejemplaridad. Y de eso, el señor Bono, nada de nada, como siempre.

  7. Querido Pedro, a ti que tanto te gusta el Padre Rubio….¿Qué opinaría él del caso de Bono? Acaso crees que se quedaría tan pancho aplaudiendo y apoyando la decisión en conciencia (¿bien formada?) del tal Bono. Y sobre todo ver como estás en comunión con la Iglesia que harás lo que te venga en gana digan los obispos lo que digan. San Fraicisco Javier y San Ignacio, ruega por tus hijos que faltas les hace.

  8. He estudiado a fondo la vida del santo padre Rubio, un hombre sencillo y admirable, y no me consta que negara la comunión a nadie. Menos lo haría yo, pues no sólo Dios puede juzgar las conciencias: “No juzgueis y no seréis juzgados”. Si me preguntara en la intimidad, comentaríamos juntos lo que me parece a la luz del Evangelio y el seguiría siendo libre para tomr sus decisiones en conciencia. La Iglesia, en los temas que no son de fe, ha crecido a través de los tiempos por la aportación de sus hijos. Y los grandes santos, no solo Ignacio y Javier, sino Borja, Teresa y Juan de la Cruz sufrieron injustas persecuciones de la Inquisicion, que fue suprimida como tal. Hoy creo que la Iglesia tiene grandes causas por las que luchar más que denostar a un político concreto y acoger, en vez de gastarse en condenar una y otra vez o cascar la caña quebrada. Añoro el diálogo promovido por Pablo VI y Juan XXIII y de tantos que tienden manos en la frontera y muestran el verdadero rostro de Jesús.

  9. ¿Y cuál es el “verdadero” rostro de Jesús?

    Yo también “creo que la Iglesia tiene grandes causas por las que luchar más que denostar a un político concreto y acoger, en vez de gastarse en condenar”

    Pero, a lo mejor, si no anduviéramos entre nosotros con tantas banderías, facciones, cabreos, acusaciones mutuas y dicendo todos que “mis amigos y yo” somos los que de verdad tenemos el “verdadero” rostro de Jesús…

    Leí El Retrato. Como siempre, magnífico.

    Pero con un pie a cada lado de la frontera… yo ya no sé cuál es el “verdadero” rostro de Jesús.

  10. “El reino de los cielos dentro de vosotros está”. Caulquier mujer de pueblo sencilla sabe reconocer el rostro de Jesús, que se descubre en la oración y el silencio. Lamento contigo, querida Yolanda, las banderías. Es más sería más fácil para mi callarme, como he estado años haciendo. Pero me siento obligado en conciencia a defender algo que veo claro: que el Evangelio nunca es una imposición, sino una oferta, no un reglamento sino una utopía, no una institución para condenar, sino una comunidad para salvar. Y que nadie tiene la exclusiva ni el monopolio de esa verdad. Sólo el discernimiento no ayuda a captar ese sabor del “buen espíritu”.

  11. Quizá, cualquier mujer de pueblo sencilla sabe reconocer el rostro de Jesús, que se descubre en la oración y el silencio.

    No sé si me falta, entonces, oración, silencio o sencillez.

    Pero sé lo que sobra alrededor de cuaqluier mujer, sencilla o complicada: un rostro de Jesús velado por una bronca continua.

    No estoy señalando a nadie en particular, desde luego. Si algo he aprendido a mis años es a ver que en todas partes cuecen habas.

    Pero creo que ya no hay nadie en la Iglesia Católica que no muestre un rostro de Jesús velado por sus propias manías y sus propios tics. Me coloco la la cabeza de los que ocultan el rostro de jesús.

  12. Se generan tantas controversias, en torno a problemas que surgen en la “realidad”, obviamente no todo es facil de resolver, mientras el mundo corre, hay quienes sin decir palabra, solo se encogen de hombros tranquilamente, pero hay otros, que se arriesgan y dan su opinión abiertamente, ¿por qué no decir esas intuiciones razonables que salen del corazón, posturas libres y en consciencia?. Si ellas mismas son esencia de la “Consciencia Social”…ello a su vez genera “movimiento” que da impulso yo creo,
    al pensamiento, para tomar decisiones, acaso no hay un ” Espíritu” que hace mover mociones internas, y que abre la consciencia de las mujeres y varones a través de la historia…

    Al márgen de ello, Pedro, que bien, pienso que ese mismo espíritu, que nos hace percibir los problemas sociales de nuestra época, tambien nos hace ser, “amigo” de los que consideramos amigos, como tú, con profunda sensibilidad, lo eres de los tuyos…

    Carmina

  13. Todos somos finitos y contingentes, Yolanda. Mientras vamos de camino todos lo ocultamos y lo mostramos; la naturaleza, como dice Pablo, está en dolores de parto. Seguro que has conocido a gente, como yo -Arrupe, el anciano sacerdote con quien celebro todos los días, cualquier cristiano que ayuda gratuitamente- que, con defectos y debilidades, muestra el rostro de Jesús. Pero profundizar en este asunto nos sacaría del tema de este post. Gracias por tu sinceridad y por tus luchas con los de la llamada “caverna”. También ahí hay gente buena voluntad. Al final las palabras valen poco.” Por sus obras (no votos o documentos, políticas, debates o blogs) los conocoreis”

  14. jajaja,

    ;)

  15. Querido Pedro. Me ha hecho gracia que digas ” Hoy creo que la Iglesia tiene grandes causas por las que luchar más que denostar a un político concreto y acoger, en vez de gastarse en condenar una y otra vez o cascar la caña quebrada.” ¿Te parece que puede haber alguna otra causa mayor que la de defender la vida de los que no tienen voz? La Iglesia tiene que ser más firme que nunca caiga quien caiga en este tema del aborto. No es un tema más, es un tema vital. Ahora cuando la madre lo crea oportuno dejará de tener a su hijo, y ¿al hijo quien lo defiende? ¿Y dices que esto no es un tema de fe? No matarás, es un tema no es que no sea de fe, es que es uno de los pilares de nuestra fe y de toda condición humana. Algún día el hombre pagará todo el mal que está haciendo, pues no hay peor mal que el de no reconocer el mal como tal. Los obispos cargan contra Bono porque como católico apoya la ley y alucino como cargais contra los obispos. El padre Rubio al igual que el cura de Ars eran muy firmes y son duda que harían lo que fuera por combatir el error.

  16. Defender la vida es una gran causa, toda vida, también la de los pobres machacados por el neoliberalismo culpable, las guerras, la explotación, la pena de muerte. Negar la comunión es un abuso de poder sobre las conciencias. Rubio y el cura de Ars predicaron el Evangelio y la doctrina de la Iglesia, pero nunca actuaron como inquisidores ni negaron a nadie la comunión. Pero es inútil, cuando se habla del aborto hay un sector que se ciega, los otros exterminios no importan, no hay matices, no hay perdón, no hay responsabilidad personal ante una ley por muy perrmisiva que sea: las mujeres deben ir irremisiblemente a la cárcel.
    Hay obispos y obispos, La nota contra Bono no es un documento colectivo de la CEE.

  17. Pero es inútil, cuando se habla del aborto hay un sector que se ciega, los otros exterminios no importan, no hay matices, no hay perdón, no hay responsabilidad personal ante una ley por muy perrmisiva que sea: las mujeres deben ir irremisiblemente a la cárcel.

    ______________

    Es que tampoco es así, Pedro.

    Es que en este desquiciado asunto todo lo que se dice de un lado y de otro es de una sordera total…

    Yo tiro hoy la toalla.

    Nos hemos vuelto todos locos.

  18. Desde mi punto de vista, lo absurdo de todo este tema, es la intromisión de la CE en la actividad de de la Cámara Legislativa de este Pais. Me parece totalmente lícito y lógico, que se dirijan a todos los que seamos católicos indicandonos su orientación doctrinal, aunque debian hacerlo preferentemente a traves de la Iglesia y siempre desde una supuesta autoridad moral. Autoridad que queda en entredicho, por no haber ni siquiera reconvenido a los parlamenterios de anteriores legislaturas en las que la Ley del Aborto ya permitia de hecho situaciones similares a la actual. Creo que el Concilio Vaticano, abrió muchas ventanas de luz en nuestras mentes, que es muy dificil que puedan cerrar ciertas imposiciones de la Jerarquia, que en ningun caso debian olvidar, que Iglesia somos todos y que cada uno la vivimos en conciencia, por que con ella responderemos. Don José Bono tambien respondera de su cociencia como Católico, como esta respondiendo ante la ciudadania y responderá ante la Historia. Como ciudadano, tengo de él, la mejor opinión.

  19. La mitad de los abortos en España se realiza en mujeres inmigrantes.
    ¿Nadie quiere ver la causalidad en las decisiones de este colectivo?
    ¿Nadie ve que han venido a trabajar para enviar dinero urgentemente?
    ¿Que las mermadas oportunidades de trabajo desaparecen?
    ¿Que han dejado un par de hijos con la abuela?
    ¿Que la familia se ha endeudado para pagar un “boleto” y afea y ridiculiza que la mujer haya quedado embarazada?
    ¿Que el machismo en otros países está bien visto?
    ¿Que el hombre que no tiene trabajo tiene la estima por los suelos y su mujer, que es su reducto de autoridad,¡ no va a tener el capricho de hacerle poner un preservativo!?
    Seguro que también muchos abortos provienen de una laxitud moral donde la no-educación recibida tiene mucha implicación. Y esta laxitud no incube sólo a padres y entorno de lo jóvenes, la laxitud es el aire que respiramos, es el medio, es el hábitat; vivimos y somos felices siendo que convivimos con la información de un mundo completamente desajustado, todos los días lo sabemos y volvemos la cara hacia nuestra impotencia o hacia nuestro bienestar, todo dentro de un orden, pero sumergidos en el más absoluto desorden.

  20. Leo con atención, el comentario de Susana que me antecede, pienso que existen tantos casos dramáticos, en el mundo, que suceden de veras, y que conllevan a reflexionar detenidamente, en la “laxitud” vs “autoritarismo”, y entonces se habla de penalizar o despenalizar y penetramos un intrincado enjambre de “palabras” que se desordenan en la mente y entonces te alejan, del punto esencial….

    Pienso ahora, que despenalizar no tiene porque estar unido a “matar” o para decirlo en términos de este post, despenalizar no debiera identificarse con favorecer el “aborto”, esto lo leía en algún post del P. Masiá y me pareció estupenda la claridad al respecto.

    Aquí en México, como lo es en muchas partes del mundo, en el tema del aborto, se entra en complicadas disertaciones y se encasilla, resume y divide todo en dos aspectos

    1.- Los que estan a favor de la despenalización del aborto son izquierdosos, solo por usar esta palabra en su léxico.

    2.-Los que de esta postura, asustados, salen rezando por los niños no natos, hacen procesiones a favor de la vida y manifestándose en contra de los primeros obviamente son alineados a la derecha, y esto se convierte en el cuento de nunca acabar

    Y, ¿entonces que pasa?, para empezar nos perderemos en las palabras …ya que .lo que pasa es que hay tantos casos, como leyes, reformas
    ideologías, gobiernos, partidos políticos e iglesias manifestándose de uno u otro lado.

    A todo esto, yo creo, que no hay recetas únicas ciertamente, pero es posible que toda la sociedad en conjunto, hagamos quizás una sola cosa, que esa sí que se ha muerto….¡APRECIAR!, si apreciar la Vida….

    Carmina

  21. Querido Pedro. Dices que “Rubio y el cura de Ars predicaron el Evangelio y la doctrina de la Iglesia, pero nunca actuaron como inquisidores ni negaron a nadie la comunión”. No sólo ellos, también otros muchos santos como el Padre Pío negaban a veces la confesión al pecador que no estaba en buena disposición y esto ¿no es negar la comunión también? Aunque cabe decir que esto lo hacían con caracter pedagógico, para lograr en el pecador un verdadero arrepentimiento.

    Juan Antonio, dices “Creo que el Concilio Vaticano, abrió muchas ventanas de luz en nuestras mentes”. Y yo te pregunto ahora, ¿cuáles son esas ventanas de luz de las que hablas? No olvides que la jerarquía es la cabeza de la Iglesia de la que todos somos miembros claro que sí.

    Carmina dices en tu post “Pienso ahora, que despenalizar no tiene porque estar unido a “matar” o para decirlo en términos de este post, despenalizar no debiera identificarse con favorecer el “aborto”. Lo siento pero no estoy para nada de acuerdo con esto que dices. Ahora te digo yo, si aprobáramos una ley que permitiera el libre comercio de las drogas, ¿acaso crees que esto no incidiría para nada en los drogadictos, en los camellos, en las redes de narcotráfico? Para colmo solo falta que tengan el respaldo de la ley a sus espaldas. Despenalizar no es igual que matar, lo mismo que dejar que insulten a tu hermano no es igual a que lo hayan insultado, pero lo harán, tenlo por seguro y eso sólo porque tú lo permites, y además ves bien que se permita. Si yo fuera una chica y quisiera abortar y me encuentro con una ley que me lo permite en cualquier circunstancia, tendría más probabilidades de hacerlo que si fuera ilegal y estuviera penalizado. ahora ¿qué pasará en el futuro? Una mujer por el mero carpicho de abortar porque le apetece lo podrá hacer, ¿PERO ES QUE NOS HEMOS VUELTO LOCOS EN VER ESTO BIEN? ¿Por qué nadie habla de las consecuencias terribles del aborto para la mujer?

  22. Carmina, Susana: yo, por ejemplo, no voy a manis contra el aborto, no hago numeritos folklórico-callejeros con globitos y pancartitas sonre la familia, no soy ¡ni por asomo! de derechas ni quiero a mujeres en la cárcel; pero en el tema del aborto, 100% sin la menor fisura: NO, en ningún caso. Y es muy fácil conmovernos con los casos dramáticos. Por eso, los códigos penales de todas las naciones civilizadas contemplan atenuantes y hasta eximentes en casos dramáticos; por esa razón, no se va a la cárcel en esos casos. Demagogia, no. Ni siquiera el más recalcitratante obsipo ultraintegrista habla de cárcel.

  23. Lucas, yo no dudo para nada en las Instituciones o Instancias Legales, de las cuales se desprenden leyes fundamentadas a favor de la justicia y la dignidad de las “personas”…esto debe ser así, pero si nos traemos tanto rollo con esto, es que percibimos que algo “falta” o quizás “sobra” en la realidad y eso nos conmueve, y por eso queremos que las palabras, se conviertan en acciones cargadas de justicia, respeto y dignidad… .

    Si enumeramos casos específicos, no terminaríamos, tal vez tengas razon tú y otros que escriben en el post, en el sentido de la “laxitud”, yo misma lo he pensado, pero cuando en ello pienso, me asusta que por otro lado se cae en la demagogía, el autoritarismo, o el “absolutismo” Así que creo que penalizar o despenalizar no sea el punto, sino la Vida misma y la dignidad, que se encuentra unida a ella.

    Yolanda tú me dices “Ni siquiera el más recalcitratante obsipo ultraintegrista habla de cárcel.” tal vez no hablen de cárcel, pero si de “pecado” o “culpa”, por dicha hay quienes, no son así y entonces ¿qué?…

    Pues nada, que pienso EN LA VIDA , Y que nos ¡hace falta apreciar, apreciar lo que es digno…¡solo esto por ahora y si piensan distinto a lo que yo pienso, yo respeto sus posturas al respecto…
    Carmina

  24. En vez de pensar muy en serio en nuestro estilo de vida, parece más cómodo escandalizarse por los resultados indeseables de ese mismo estilo de vida.
    Cuando hablo de laxitud, por Dios, no es la de los que lo pasan muy mal, hablo directamente de la nuestra.
    ¡Somos los laxos que nos llevamos las manos a la cabeza

  25. Carmina dices “en el sentido de la laxitud, yo misma lo he pensado, pero cuando en ello pienso, me asusta que por otro lado se cae en la demagogía, el autoritarismo, o el “absolutismo””. Penalizar una acción en si misma mala no es ser autoritario ni absolutista. Cuando uno condena la pederastia y los que caen en ella deben ir a la cárcel y no por eso la ley ni el estado ni nadie es absolutista.

    Dices también ” tal vez no hablen de cárcel, pero si de “pecado” o “culpa”, por dicha hay quienes, no son así y entonces ¿qué?” Y ahora yo te pregunto, ¿qué crees que es el pecado? El pecado es una ofensa a Dios, pero sobre todo es un mal para la propia persona. El pecado no es saltarse una ley impuesta opresora, sino que es ir contra uno mismo al cometer algo que te autodestruye, pero esto casi nadie lo ve o quiere verlo. Es más fácil acusar a la Iglesia de imponer normas y promover el sentimiento de culpa de la gente. La culpa aparece en nosotros como algo que nos indica que hemos actuado mal y nos mueve a arrepentirnos o al menos a reconocer que hemos actuado mal. Pero esto no hay que achacarlo a la religión, le pasa a cualquier persona de este mundo sea creyente o ateo.

    Y claro que hay que reflexionar sobre nuestro estilo de vida, ahí está el problema. El mal no existe más allá del corazón del hombre que con su libertad hace que el mal sea real. Se permite el aborto, genial, pero el gobierno nada dice ni hace nada para ayudar a la mujer embarazada a sacar adelante a su niño.

    Me asombra ver esas manifestaciones en contra del uso de pieles animales y salen desnudos a manifestarse en la calle. O aquellos defensores de las ballenas y otros animales, pero contra el aborto nada de nada.

    Al final la interrupción voluntaria del embarazo (así lo llaman los que quieren limpiar sus conciencias), se convierte en un derecho más, pero que NO LO OLVIDE NADIE, TAMBIEN SERA UN DERECHO MENOS PARA LA VIDA DE UN NIÑO.

  26. Si seguimos vertiendo los mismos argumentos obtendremos los mismos resultados.
    Más arriba nombré la causalidad para no fijarnos solamente en los efectos sino en las causas. Yo creo que, sin penetrar un poco más, este tema no da más de sí.
    A mis hijos les explico que Jesús estando en contra del adulterio no permitió que nadie apedreara a la adúltera; brindándole con amor, y gracias a eso, otra posibilidad que ella por sí sola no había descubierto.
    Todos entendemos la parábola, mientras que el adulterio, o cualquier otro mal, persisten en el mundo. Jesús primero, paro a los de las piedras, después amó a la adúltera, señaló la hipocresía de la sociedad, pero naturalmente no erradicó el adulterio.
    ¡Es la sociedad hipócrita la que está en cuestión, no la adultera! Mis hijos lo entienden, será porque son como los niños esos que entran en el Reino de lo Cielos.

  27. Pero, a ver, Pedro, me deja usted perplejo con su última respuresta a uno de los post, cuando apela también a la defensa de los pobres machacados por el neoliberalismo, etc.. y mezcla churras con merinas hablando de ese “clamor” a favor de querer que las mujeres que aborten vayan a la cárcel. Primero: dígame usted alguna instuitución humana que, a lo largo de la historia, haya hecho más sobre la faz de la tierra por socorrer a los pobres, redimir a los cautivos y acompañar al enfermo. De ahí su legitimidad y autoridad para apostar por la defensa de la vida. Segundo: identifique usted a alguno de entre los movimientos de Iglesia defensores de la vida y contrarios al aborto que esté clamando por encarcelar a las mujeres abortistas y diga cuántas mujeres han sido encarceladas en los últimos 20 años en España por haber abortado. Lamet, me da la sensación que también usted, como otros muchos, está agitando mentiras como puños con tal de no descalificar una política determinada liderada por una opción pólítica concreta con la que, legítimamente, puede tener afinidades ideológicas. Pero, reconózcalo aunque le duela, que eso de que el socialismo impulse una reforma sorbe el tema del aborto profundamente deshumanizadora y en la que el derecho a la vida pasa de ser un derecho inalienable del ser humano a un derecho discutido y discutible, supeditado a la “libertad de elección de la gestante”, podrá ser todo lo que usted esté dispuesto a admitir, pero de socialismo ni gota. Por eso hace tiempo que dejé de votar socialista, como negarñía mi voto, por ejemplo, a un partido que defediese la implantación de la pena de muerte, por ejemplo. Por mucho que se empeñen en convencernos de la que nieve es negra, el esplendor, la luz de la verdad no dejará de imponerse.

  28. susana

    Con todos mis respetos: No se debe de cortar las frases del Evangelio para amoldarlo. También Jesús dijo: Vete Y NO peques más. Para obtener el perdón y la misericordia se necesita arrepentirse y no volver a cometer el pecado. Es muy socorrido eso de pensar que podemos matar, pecar, hacer el mal y nadie nos debe de jugzar o señalar dicho mal.

    Y, por supuesto que la Iglesia tiene el deber de recordarnos lo que no es compatible con ser cristiano. Para eso es Iglesia Maestra. Además, por expresa disposición de Jesucristo.

  29. Ante todo quiero agradeceros a todos que hayais opinado libremente y sin insultar. Esto en los tiempos que corren y tal como se enfrentan muchos en algunos blogs es ya un logro. Segundo pienso que algunos habéis desenfocado el tema del post. Yo no pretendía abordar la cuestión de la ley de aborto, que está ya muy debatida, sino la negación de la comunión a Bono.
    Aparte que, según serios canonistas consultados, es una interpretación abusiva del Derecho Canónico pues la excomunión va dirigida a los que abortan e intervienen en el aborto, yo insisto que nunca negaré a nadie la comunión, pues el que se acerca a esa mesa es el que en conciencia debe hacerlo con responsabilidad.
    Por lo demás esta cuestión suscita iras y poca racionabilidad. Puntualizo:
    1. Estoy a favor de la vida, de toda vida (No entiendo por qué se reserva la excomuión para el aborto y no para otras aniquilaciones).
    2. Creo en una pastoral positiva de ayuda a la gente que está en problemas y no de condena. Me da tristeza una Iglesia que da solo palos y no anima a la gente. Esa imagen provoca rechazo y con razón.
    3. Estimado Pedro de Diego: no saques consecuencias políticas de mis palabras, Soy crítico, como puede verse por mis escritos, con el PP y con el PSOE. Ambos tienen responsabilidad en la legislacion actual. Estoy contra el aborto y creo que la ley se pasa.
    4. Luchemos todos para levantar el nivel moral de la gente y no pongamos la solución de todo en las leyes.
    5. Es verdad que Jesús le dice a la adúltera: “No peques más”. Pero también la salva del linchamiento y añade: “¿Ninguno de estos te ha condenado? Pues yo tampoco te condeno”. Este talante pido: “Misericordia quiero y no sacrficio”.
    6. Se puede estar con Bono o contra Bono, cada uno es libre. Ahora bien la Madre Iglesia, si niega la comunión a Bono debería habérsela negado por coherencia a Pinochet, Videla, Stroesner, Berlusconi y tantos otros.
    Yo no se la niego a nadie, porque no me siento con autoridad para hacerlo. Si “come su condenación” o su salvación, allá cada uno con su conciencia. No soy juez de nadie. Sólo soy un compañero de viaje de todos, especialmente de los que sufren y también de las que pasan por el trauma de abortar. Pues Jesús que se atrevió a decir “las prostitutas os precederán en el reino de los cielos” lo dijo porque sabía que eran mujeres que habían tocado fondo y el sufrimiento purifica. Defiendo que wl amor es para todos, también para ella, incluso si aún no han despertado o han desarrollado en su conciencia. Gracias de nuevo.

  30. No sé si con tu última intervención querías dar por cerrado el post. Si es así disculpa. Sólo quiero añadir a lo ya dicho que creo que la CEE actúa con una gran hipocresía en este tema. Me da la sensación que con el unico objetivo de desprestigiar y criticar al gobierno socialista. Si de verdad les preocupara el aborto habrían estado haciendo esta misma campaña desde hace muchos años. Da igual supuestos que plazos. En ambos casos es aborto. Creería en la coherencia de la CEE si ante la votación de entrar en la falsa y repugnante guerra de Irak, se hubieran planteado los obispos españoles que los parlamentarios que votaran a favor de la guerra estaban en pecado mortal y eran merecedores de la excomunión. ¿Causar muerte del no nacido es más grave que la de el nacido? No tienen ninguna credibilidad.

  31. Gracias D. Lamet por permitirme participar en su blog.

    D. Lamet, una precisión: La CE no ha dicho nada sobre excomunión. Porque para que exista la excomunión se debe de participar directamente en la comisión del delito (aborto) y no sólo votar una ley.

    Lo que se dijo, tras el Sr. Bono jactarse en público de presumir “ser católico y votar esta ley”, cuyas graves declaraciones causan confusión entre los católicos, repito, no se habló de excomunión sino de entrar en situación objetiva de pecado público y además se advierte que no debe comulgar. Eso fué lo que dijo Mons. Camino y de forma correcta. Aplicable a TODOS los políticos que votaran a favor de la nueva ley.

    Pero como Bono, ningún otro político, de ningún color, ha sido tan irresponsable e inconsciente de regodearse en público, bajo su supuesta condición de católico, haciendo proselitismo del aborto e intentado puerilmente compatibilizar ambas cosas.

    La respuesta de la Iglesia ha sido la correcta porque es su deber aclarar la confusión creada por el Sr. Bono ante los ciudadanos católicos. Sepa Ud. Sr. Lamet que existe una gran diferencia entre este nuevo proyecto de ley del PSOE y la anterior ley. Se convierte en derecho ciudadano asesinar a un inocente. En derecho, Sr. Lamet, y no en delito despenalizado en 3 supuestos como estaba.

    Esto es tan, tan grave. Rebaja al Estado al nivel más deleznable, que no queda más remedio que alzar la voz contundentemente. Y el pecado (grave) ha sido público, Sr. Lamet. Por ello se advierte de su situación pública y que no debe comulgar. Si lo hace (comulgar en pecado grave) y se jacta de nuevo el Sr. Bono, estará cometiendo sacrilegio. ¿No le importa? Entonces que no diga que es católico. Que no engañe y todos tan tranquilos.

    Ud. hace comparaciones con dictadores y no voy a ser yo quien abogue por sus desdichadas almas, pero es que vuelvo a insistir: ¿Ha visto Ud. a un dictador salir en televisión diciendo “voy a apoyar y promover el asesinato de vidas inocentes”? Lo habrán hecho, seguro, pero desde luego no se ha jactado de forma arrogante confrontando a la iglesia ante millones de ciudadanos. En todo caso, lo han ocultado o negado.

    ¿El Sr. Bono quería echarle un pulso a la Iglesia por puro marketing político? Pues la Iglesia ha hecho bien en aclarar y guiar a los católicos.

    Le he leído un par de días y suele mencionar mucho, a modo comparativo, los niños desfavorecidos y la pobreza. Me parece fenomenal. La Iglesia también alza su voz en ese tema y mucho, pero, en mi opinión, eso no es excusa para el tema del Sr. Bono, el cual, no tiene justificación por lo siguiente:

    No existe legislación que ampare el abuso de niños, desprotección o su explotación, porque son delitos, por el contrario el Sr. Bono sí está legislando para amparar y promover el asesinato de los no nacidos. Impunemente. Esto es incompatible con ser cristiano y mucho más si lo ostentas desde un cargo público.

    Saludos cordiales

  32. ¿Se da cuenta, Willam, de lo que ha escrito? Mejora en su concepto a asesinos exterminadores como Pinochet y Videla frente a un Bono, que es un político pacífico y una buena persona y nunca mató a una mosca, porque aquellos no proclamaron o reconocieron públicamente sus abominables crímenes? Refrenda mi tesis de que si en la Iglesia te callas, puedes hacer cualquier cosa. Creo que es un abuso y una intromisión en la conciencia concluir que el presidente del Congreso ha defendido su postura para “regodearse”y no para intentar explicarse. La mera comparación con esos genocidas, a los que por cierto nunca se le negó la comunión. es una barbaridad.
    La consecuencia más grave de la excomunión, como la misma palabra indica, es la privación de la Eucaristía desde el concilio de Elvira en el 603, aunque luego se traduce en una exclusión de la comunidad. Se ve que, como el secretario de la CEE, no podía canónicamente excomulgar a Bono “latae sententiae”, por no haber participado este directamente en un aborto, ha encontrado la forma de excomulgarlo sin excomulgarlo, declarándolo “pecador público” y retirándole la comunión eucarística.
    La ley del aborto vigente en tiempos de Aznar, quien la mantuvo sin reformarla durante ocho años, estaba igualmente condenada de forma explícita por la Iglesia, sin embargo ningún obispo lo llamó “pecador público” ni le “aconsejó” (menudo eufemismo) que no se acercara al comulgatorio.
    Con esto cierro definitivamente esta conversación virtual, pues ya no hacemos más que dar vueltas a la misma noria. Gracias a todos. Y ojalá que nos sirva para apoyar la vida cabalmente humana y manifestar la “bondad y benignidad de Dios” como nos recordaba su Palabra en la liturgia de estas Navidades y no una imagen inquisitorial y medievalizante de la Iglesia.

  33. Ya sé que habíamos terminado con el tema, yo también lo hago, pero debo de decirle a Willliam que no he obviado la recuperación de la adúltera.
    Mi frase ha sido: “brindándole con amor, y gracias a eso, otra posibilidad que ella por sí sola no había descubierto”.
    Es el amor de Dios lo que la hace cambiar de vida y arrepentirse. ¿Cómo me voy a saltar lo más importante? En ese caso no habría entendido nada.

  34. Sr. Lamet. Me parece bien que dé la conversación por concluida pero alude a mi persona de forma errónea. En ningún momento he justificado las aberraciones o crímenes de dictador alguno. Por favor, no concluya eso. Afortunadamente vengo de otra cultura donde no se sufren dictadores de ambos colores políticos. Es Ud. el que constantemente alude con comparaciones históricas a modo de crítica a la Iglesia o en un intento de justificación del Sr. Bono.

    Francamente, para mi, es como si me hablara de Felipe II cuando menciona gobernantes muertos. A mi me importan los vivos, los de ahora, los de aquí, los que están dictando leyes que nos afectan a todos. Simplemente le quise hacer ver que no se debe ir por la vida de supercatólico en televisiones o mítines y, a la vez, jactarse públicamente de firmar leyes que va a suponer terminar con seres humanos indefensos. Crea confusión y desasosiego entre los católicos.

    Respecto a Aznar, tampoco recomendaría votar a dicho partido si uno es católico. Así de simple. Yo no contamino Fe con ideología. Ni la mezclo, ni justifico a los que me caen simpáticos o son de mi “cuerda”. La Iglesia también manifestó su desacuerdo en esos años y puede Ud. consultarlo en hemeroteca sobradamente, pero el derecho canónico no mide con el mismo grado un pecado por omisión (lo que hizo el PP al no derogar porque ellos tampoco promulgaron la 1ª ley del 85), comparado con el grave pecado de legislar elevando el asesinato de vidas humanas a la categoría de derecho ciudadano.
    No, no es lo mismo. Ni en derecho civil, penal o en Madagascar.

    Si esto, a Ud. que es miembro de la Iglesia, no le parece bien, pues permítame que le exprese mi perplejidad. Es curioso que sea yo, un laico católico de a pie, el que defienda a la Iglesia y su doctrina, o la difícil labor que tiene aguantando todo tipo de ataques recientemente. Si uno se identifica como católico en público, no puede luego quejarse que la Iglesia manifieste claramente su doctrina. Si eres católico a la carta, al menos ten el respeto de no hacer proselitismo contra la Fe que dices profesar.

    No se trata de ser inquisidor Sr. Lamet, se trata de explicarle a la gente lo que significa ser cristiano, lo que está bien y mal, lo que es muy grave y atenta contra la dignidad humana y lo que es venial, porque da la impresión que el catolicismo público como el del Sr. Bono, el que a nosotros nos gusta para justificar anteponer al partido político antes que a Dios, termina por reemplazar a Dios por el “dios” que nos conviene.
    Así nos va en las sociedades occidentales. No nos quejemos luego, Sr. Lamet, de políticos neocons porque ellos podrían acogerse a la misma premisa de “soy buena persona, católico y no me juzguéis”. Y asi, todos.

    Si no admite de buen grado mi razonamiento o le parece mal la aclaración de la CE, al menos, espero, le servirá el testimonio de una gran religiosa, luchadora por los más pobres de este mundo. La madre Teresa de Calcuta, la cual dijo: “el mayor enemigo de la paz es el aborto, porque si una madre tiene derecho a matar a sus hijos, y esto lo aprueba el derecho de las naciones, ¿qué ley podrá impedir que un hombre mate a otro hombre?”

    Con esto termino, Sr. Lamet. Créame que sólo estaba intentando entender, sinceramente, su justificación del Sr. Bono, porque a un católico (no a la carta), le causa perplejidad.
    Saludos cordiales

  35. De acuerdo, Willam: Usted es el católico laico que defiende a la Iglesia. Los demás -aunque hayamos entregado nuestra vida a ella en cuerpo y alma- no la amamos, ni buscamos su bien. Pinochet y Videla, que actuaron en pleno siglo XX, son personajes del pasado que no le interesan porque no puede refutar la cuestión de la coherencia, Y el PP está exento de toda culpa. El único político en la historia que merece ser linchado es Pepe Bono. Pues vale, Ya se ha explicado usted. Ahora sí que cierro el chiringuito. Besos a todos.

  36. ¡No Pedro, aún no cierres el “chiringuito”! aunque quedarse una, por lo menos con uno, de los muchos besos que nos envías, sabe bien, en el cansancio, que provocan las absurdas hospitalizaciones de seres queridos, y aunque de absurdos hablas ya en tu post camusiano, me entretengo hoy, en re-leer a tus comentaristas, en este, permiteme con respeto, quedarme aquí y ahora mismo en este sitio…

    Por cierto, veo que nos salimos de efoque con lo de Bono que tu escribías, pero así somos, ¿no ves que andamos preocupados por la “existencia” en general, tal vez, sea posible que nuestras conciencias estén “viciadas”, ya ves que cada uno, interpretamos, las cosas a nuestro peculiar modo, quizás hasta con pre-determinaciones o pre-juicios?

    Desde los que somos los mas comunes, hasta los que piensan que tal o cual persona no merece una comunión, simplemente porque ha abierto su corazón y sus intimidades a muchos otros, por eso en la cual su libre consciencia piensa, yo pensaba mientras Lucas, me respondía y el me daba su enfoque y yo le dí el mío, aprecio cuando nuestras mentes se dirigen a la dignidad y a la justicia…¿no ves Pedro, que esto nos preocupa_?

    Y…pues nada, que abro lo que tu cerraste, para simplemente permitir que se abra, lo que en mi mente, se deba abrir…
    Carmina

  37. [...] ¿Debe el Rey de España, católico, apostólico y romano firmar la ley del aborto? Si lo hace,¿ le van a negar públicamente la comunión como se ha hecho con José Bono? El implacable portavoz de la Conferencia Episcopal, Martínez Camino,  se fugó como pudo de dar una respuesta a esta pregunta. que le pone en evidencia respecto a lo que hizo con el presidente del Congreso de los Diputados. Bien es verdad que al periodista que preguntó se equivocó con la terminología canónica, como suele ser bastante frecuente, preguntando si el monarca iba a ser excomulgado. Pero todo el mundó sabía de qué iba el asunto. Lo de Bono no era una excomunión técnicamente, pero sí la negativa a comulgar, contra la que me pronuncié aquí sin rodeos. [...]

  38. Entiendo que Bono sea tu amigo y como tal le defiendas, pero él solito se ha erigido como figura pública abanderada de una religión a la carta, teñida de corrección política… esa religión a la carta que no sólo condena la autoridad, sino que la impugna afirmando que “es mejor cristiano” precisamente por no reconocerla.
    Y así, Bono se va con su amiguito Zerolo a comer las rosquillas “consagradas” de la parroquia San Carlos Borromeo para regocijo de los medios de comunicación, y Bono reconoce con su acción política que el derecho a la vida es algo relativo y arbitrario, contrariando a la ley natural y a la enseñanza de la Iglesia.
    Por otro lado, nadie ha dicho que vaya a negar la comunión a Bono en caso de que se acercase a recibirla, sino que le dicen que no debería ir a recibirla. Es de pura lógica aconsejarle eso a alguien que está tan obcecado públicamente en su religión a la carta. Además, no olvidemos que cuando la CEE hace algo así es también para aclarar a la gente: muchos, viendo a Bono, pueden pensar que se puede ser católico y no defender la vida. Es necesario aclarar un error así.

    Y en cuanto al tan manido argumento de los dictadores y demás a los que no se negó la comunión… han sido otros los que no se la han negado, no los actuales miembros de la CEE. Cada uno se ocupa de lo suyo como puede, no de lo de otros lugares y otras épocas.

  39. Me consta que ya se le ha negado en la práctica. Mi argumento no emana de mi amistad con Bono, sino que es aplicable a cualquiera. Lo que se ha puesto de manifiesto en el caso del rey. Si firma la ley aprobada por el Parlamento, por coherencia,¿no habría que negarle la comunión al monarca y a otros muchos? Sin embargo no parece que nadie se atreva a negársela.”De internis necque Ecclesia”. “De la conciencia ni siquiera la Iglesia puede juzgar”, reza el viejo adagio admitido por la más pura tradición católica. Con todo, gracias por tu aportación.

  40. Que haya algún cura que le haya negado la comunión no significa que desde la CEE dijeran que debía negársele. Sólo dijeron que no debería acercarse a comulgar quien apoyara esa ley genocida. A mí me ha sentado mal que hayan hecho excepción con el rey, porque él también debería plantearse no acercarse a la comunión. Pero la CEE no habló exclusivamente de Bono, sino que lo dijo de todo parlamentario que apoyara el aborto. Otra cosa es que Bono se haya dado por aludido porque se supone que él es católico.

    Por otro lado, no entiendo el drama que se ha hecho porque se aconseje no comulgar a una persona que menosprecia la Eucaristía de tal manera que fue a una parroquia que no es parroquia a hacerse la foto comiendo curruscos de pan “consagrados” en una misa-chiringuito.

    Y con lo de la conciencia… claro está que es así, pero desde el momento que un pecado tiene visibilidad y repercusiones públicas, la cosa cambia. Estamos hablando de que gracias a personas como él se ha aprobado como derecho quitar la vida a alguien, no de que haya cometido un pecado personal.

  41. Intuyo que el asunto de las “consciencias” es complicado, cuando se asume la interpretación por cada cual, de los hechos, y creemos que desocultamos la verdad en otros, que en este caso haciendo uso del lenguaje, para “comprender” que nuevos planteamientos llevan a la “congruencia”,

    Las personas vamos a la búsqueda de la comprensión de nuevos paradigmas, enfoques distintos a los que ya teníamos, osados en muchos sentidos, y por lo tanto no excentos de ser criticados, por otro lado tenemos dentro de la jerarquía eclesial, dentro del sector mas arraigado a la tradicional, que instalado en la zona de confort, duda de los nuevos comienzos y para muchos no permea posturas evangélicas, valga la redundancia ¡más evangélicas!

    Pienso, que hay un planteamiento fundamenta, como personas ¿Cuál es el sentido del ser? porque al cuestionarnos esto, sin pre-juicios, descubro al menos yo, que los valores y el aprecio por todo lo que del hombre emana dentro o fuera, haría que firmar leyes, fuera intrascendente, porque la única ley, está en la consciencia de cada uno, con solidez y tiende a la “verdad”, pero no a la mía, la verdad de la esencia, de lo que ES.

    Quizás estemos instalados en el tiempo, en donde la consciencia recorre el camino iluminado, y hoy en el medio (2), recuerdos de Heidegger en mi memoria.

    1.- la montaña es montaña
    2.- luego deja de ser montaña
    3.- la montaña, vuelve a ser montaña..

    Solo, esto pensaba esta mañana de domingo…

    Carmina

  42. Susana, creo que no te das cuenta que la iglesia está usando la cuestión del “pecado público” con una doble varade medir.. Sirve por ejemplo para cesar profesores de religión, para excomulgar a los divorciados que se vuelvan a emparejar, y en el caso de Bono, éste está sirviendo de cabeza de turco para darle un castigo ejemplarizante. PEro cuando son los obispos los que están encausados no pasa nada. Por ejemplo el obispo condenado por UN DELITO PENAL, es un caso de “pecado público” y no se le cesó ni se le apartó de comulgar. En el caso FILESA, en que tantas congregaciones religiosas y algunas diocésis fueron timadas por invertir en la bolsa, cuando se recriminó a la iglesia jugar en Bolsa, que está condenado por la DSI, como todo juego, un cardenal soltó “la perla”:

    “Las leyes españolas nos permiten jugar a la bolsa y por tanto actuamos conforme a la ley”
    1.-Se saltó por el forro la doctrina de la Iglesia,
    2.- Si ellos se pueden acoger a lo que permiten las leyes aunque sean contrarias a los principios católicos, los demás también, incluido el aborto para quien en conciencia lo haga.
    3.- Puesto que están en “pecado público” que abandonen sus sedes epscopales.
    4.- Si no lo hacen, lo único que demuestran es su falsa moral a la hora de juzgar a Bono.

Discussion area - Deja un comentario