El inquilino

Desparrámate dentro como un canto de vino y de guitarra sobre el trémulo agosto enarenado de mi costa, acunando el vaivén de espumas y de olas. Entra aquí, tu casa, este desorden, de muebles, de libros y de polvo: donde entraron los otros con sus gritos y el dueño dijo amor y pisó el trigo, […]