La ambición fílmica de Tornatore

A todos los amantes del cine nos dejó un buen sabor de boca, pese a sus defectos, la contemplación de Cinema paradiso, ganadora de un Oscar, quizás por la evocación entrañable de una época y del poder de ensoñación que aportó en nuestras vidas el arte de la manivela. Ya este film, posiblemente no superado por su ulterior filmografía, mostraba una fijación  de Gisusseppe Tornatore en su infancia y en su ciudad natal, Bagheria, en siciliano Baarìa, que da nombre a esta nueva ambiciosa película, que abrió el festival de Venecia.

baaria_01Sin duda el éxito del cine biográfico y frescos transversales en el tiempo como Los cien pasos de Marco Tullio Giordano, que recrea la vida real del joven comunista Peppino Impastato, y sobre todo La mejor juventud, la monumental película de seis horas del mismo director, que recoge varias décadas de la historia de Italia, han movido a hacer lo propio a Tornatore desde su perspectiva más rural, irónica y manierista.

Baarìa es posiblemente el film más caro de la cinematografía italiana de los últimos tiempos (25 millones de euros). La carrera de un niño que va a comprar tabaco por encargo de unos paisanos jugadores de cartas, y que en un movimiento de grúa spilbergiano se alza en vuelo y contempla su pueblo de las alturas, abre este film que pretende narrar la historia reciente de Italia desde los ojos de una familia rural. Todo transcurre en el breve tiempo en que el chaval va a comprar tabaco, aunque en realidad son setenta años (1910 a 1980) y tres generaciones, desde Cicco pasando por su hijo Peppino y el retoño  de éste, Pietro, cuya peripecia refleja el film  incluye el fascismo, la Democracia Cristiana,  la guerra mundial, el esplendor del Partido Comunista y el poder de la mafia. Todas las vicisitudes del hambre de pan y cultura, subdesarrollo, represión, lucha familiar y política pretenden habitar esta especie de pueblerino Novecento a lo Tornatore.

El director responde dignamente a este enorme desafío, con brillantes momentos parciales, como el arranque citado y el final de la película, desde una mirada que quiere al mismo tiempo entre sentimental y costumbrista, de denuncia sociológica y crítica política, y que tiene como principal cometido ser un fresco agridulce de la Italia contemporánea.

El problema del largometraje (150 minutos), aparte del ternurismo decadente algo cursi que caracteriza a Tornatore, es que tanto barroquismo, la excelente fotografía, la cuidada interpretación, ese estilo que mezcla elementos de Spielberg, del neorrealismo y de los spots televisivos, no acaban de llenar ni servir al todo. Abunda  sentimentalismo, pero falta sentimiento; hay historia, incluso amena, pero falta contenido y profundidad. Su recreación histórica y ambiental, el vestuario,  la escenografía y la caracterización son excepcionales, pero al servicio de un vacío.

Los actores, entre ellos , Monica Bellucci o Enrico LoVerso y la española Josefina Molina, cumplen admirablemente, pero tienen algo de estereotipos, por culpa del guión y la dirección en realidad lejana a sus psicologías. Algo que no es infrecuente en el cine cuando se derrochan grandes medios. Lo mismo sucede a la magnífica música de Ennio Morricone que sobrenada  como un postizo demasiado protagonista en el conjunto. La parafernalia ahoga la inspiración.

Quizás el tono de surrealismo irónico que imprime a algunas escenas, salpicado de las típicas exageraciones italianas, le resta rigor, aunque apunte momentos de humorismo auténtico. Logrado, por ejemplo, el recurso de la bóveda de la iglesia, donde los santos, pintados a partir de gente real del pueblo, acaban por ser borrados. Los espacios simbólicos, como la escuela que distingue ricos de pobres, con la cabra que se come los libros. O esa cámara viajera que se introduce en todo momento como una serpeante intrusa en la vida cotidiana de calles y viviendas en un intento de realismo de testigo presencial, devolviéndonos con eficacia las  imágenes de rancias fotografías.

Pese a los movimientos de masas y huelgas políticas, donde Tornatore demuestra también  una gran capacidad de recrear situaciones cinematográficamente complicadas, la película no llega a ser una denuncia política eficaz. Su intención es clara: el pueblo siempre es víctima y el ideal comunista de aquellos hombres jóvenes e ilusionados acaba por ser fagocitado por el aparato; y los que nacieron pobres mueren pobres pese a todo. Pero esta encomiable intención se queda en un frío sucederse de escenas que no atrapan el alma del espectador.

Tornatore ha dicho que Baarìa, que representó a Italia como candidata al mejor  film de habla no inglesa, es su obra más personal. Y Berlusconi  declaró después de  verla en Venecia que “es una obra maestra, el mejor cine que he visto, del que todos debemos estar orgullosos”. Sólo le quedó añadir que había salido de Medusa, su personal productora y que el film no deja en buen lugar a la izquierda. Pero eso no consiguió que agradara, pese a sus parciales aciertos, a la crítica destacada en el festival. No hay que menospreciar sin embargo el tamaño esfuerzo que supone y el conseguir mantener la atención del espectador con esta saga de una perdida localidad italiana, convertida en agujero desde el que observar la historia.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)