Si la muerte no existiese

mariposa

Por un instante he pensado si la muerte no existiese y por esta calle de pronto caminaran los hombres de todos los siglos, dándonos codazos, sin poder alimentarnos, beber, respirar con tanta gente junta.
Y de   pronto se me ha iluminado la mente.
Efectivamente la muerte no existe y aquí están todos a mi lado, el pitecánthropus erectus, el espadachín del siglo XVI, los siervos de la gleba y los mejores literatos y músicos y santos y pecadores de todos los tiempos.

El problema es que no puedo verlos y que están de otra manera, desde la vibración de todos en Dios.
Porque esto es como una proyección temporal de una luz eterna.
Cierro los ojos y ellos danzan conmigo ahora invisibles hasta que despierte del sueño. No son fantasmas, ni muertos vivientes, ni almas en pena o gloria, son el fondo de mi en un yo que ha dejado de ser yo para ser yo soy en plenitud.
Y he sabido que no hay antes ni después sino el ahora de Dios. Luego la luz se esfuma y no te queda más remedio que seguir viviendo dentro de la película, esta nube que pasa.

10 Responses to “Si la muerte no existiese”

  1. Una “nube” y una muerte, yo no soy Jung, quizas separados los varios aspectos de la consciencia, son solo en lo onírico, interacción continuada del pasado y presente , que se funden en todos aquellos que nos antecedieron y con los cuales estamos “conectados”.
    .

    Un sueño y dos consciencias que nos hablan una oculta y mas secreta, la otra revelada….

    Solo, esto pensaba, ¿oye, Pedro, que cenaste, aah?

    Carmina

  2. Oye, pues una lástima que en tu mundo de plenitud no haya ni una sola mujer. Ni las pobres asesinadas, ni las niñas violadas, ni las ancianas abandonadas, ni las señoras de la limpieza…
    ¡¡¡¡Que feliz debes ser en la plenitud!!!!

  3. Un texto profundo y bonito. Gracias Pedro.
    Jon

  4. Sí, me faltaba poner siervos y siervas, literatos y literatas, “miembros y miembras” para el querido/a Peter Pan. Tú y los de cualquier género y mundo están ya en ese ahora también, si sabemos mirar, por muy machacados/as que estén.
    Esa denuncia de las injusticias ya la he hecho mil veces. Hablaba de otra cosa, si es que se puede. Y por supuesto las pocas veces que consigo barruntar el no-tiempo me siento muy feliz porque mi ego se esfuma ya que
    “No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús” (Gal 3,28).

  5. . Cuando leo sin “mirar”, no logro penetrar, la profundidad de las palabras dichas , se esfuma la claridad, y caigo en la “insensibilidad” o quizas la imprudencia, tambien esta soy yo, sin embargo intento, ahora mismo rectificar, con tú alma, Pedro. Lo siento, de veras…

    Además se, que tu no cenarías, tacos de pollo con guacamole, quesadillas con tocino patatas y queso chihuahuua, bañados de salsa picante y además un chocolate con churros,…

    Carmina

  6. Si barruntas como suspender el tiempo y descentrar el ‘yo’, vibrar con todos…¡dichoso! pues se te abre en ese momento el cielo, el cielo de detrás de los ojos.
    Entre tanto, nos concierne achicar el ‘yo’ lo más posible. Así, el terreno ganado, como al mar en los Países Bajos, será ciertamente “La Casa del Señor”.

  7. Me gusta mucho, el símbolo implícito en la metamorfosis.

    Cambio, que me ha maravillado siempre, con ese instinto guía, en el cual siendo larva primero y al pasar el tiempo ha ganado peso, sobrealimentándose, posteriormente, tras semanas en la oscuridad de un capullo, nuevamente su instinto guia , la lleve a “transformarse” en una mariposa, que desde la levedad del ser, sin perder su “yo”, esencial, logre “volar”, en libertad, con sus alegres colores, a veces contrastantes, pero armoniosos y entonces descubra que ha desarrollado capacidades, que siempre tuvo, pero no había descubierto, y entonces despliegue sus respectivas alas para que sobrevolando, toque, sin tocar, las flores …
    .

    ¡Bella, mariposa azul!
    Carmina

  8. En ese onírico desfile faltaba el detalle de que el espacio es tan engañoso como el tiempo y que, por consiguiente, al unificarnos en Dios, sobrarán los codazos.

  9. Como quizás , no sabemos con “exactitud”, que es el no tiempo y el no espacio, tal vez , los más virtuosos, puedan tocar sutilmente, en la nada lo eterno, de alguna manera se fusiona, en un misterio inconmensurable, porque solo asi se trascienda en ondas de luz, que solo son.
    .

    Quizas, me animaré a decir inclusive, “que no faltarán ni sobrarán codazos”, porque, aun seamos tantos ¡todos! lograriamos hacerlo.
    .
    Es decir, nos uniríamos, tal vez sea aventurado decir, que simplemente fluiremos, como fluyen los nicrovoltios de la electricidad o como se unen las moléculas a través del magnetismo…aunque nada de esto se por experiencia, mi mente pudiera, solo intuirlo, cuando pienso en ello
    .

    Carmina

  10. BION I’m ipmreesds! Cool post!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)