¿Por qué el Papa no puede donar sus órganos?

donante-organos--253x190Acabo de leer una sorprendente noticia. El secretario personal del Papa, monseñor Georg Gaenswein, ha enviado una carta a un médico alemán, doctor Gero Winkelmann, señalándole que Benedicto XVI “no es donante de órganos” desde que subió al solio Pontificio, porque la consecuencia “sería la donación de posibles reliquias”.

El médico había estado haciendo campaña en favor a la donación de órganos usando como argumento que el mismo Papa era donante. Según informa  Radio Vaticano, el secretario personal ha precisado en su misiva que la inscripción de Joseph Ratzinger como donador de órganos “es inválida”, a pesar de los rumores publicados por la prensa alemana, que aseguraban que el Pontífice estaba dispuesto a donar sus órganos después de su fallecimiento.

Por lo visto Joseph Ratzinger se inscribió cuando era cardenal en la lista para donar los órganos en Alemania, aunque Monseñor Gaenswein ha sostenido que ésta inscripción “caducó ipso facto” en el momento en que el cardenal Joseph Ratzinger “fue elegido” como Pontífice.

La noticia merece una reflexión, porque es un símbolo de cómo lo sagrado e incluso lo superticioso se puede poner por encima de lo cristiano. Lo más característico del amor cristiano es darse a los demás. La donación de órganos, aparte del valor de la entrega a otro, aunque sea después de morir, a imitación de Jesús de Nazaret, apunta a otra dimensión: es más importante el amor que nuestros despojos, que si pueden ser útiles a otros mejor que mejor.

Por otra parte el abuso de las reliquias en la Historia de la Iglesia nos ha conducido al delirio: multiplicación del lignum crucis como para construir un barco, leche de la Virgen, “plumas del Espíritu Santo”, en fin la debacle. Por no hablar de cómo se despedazó a San Francisco Javier (una devota llegó a morderle un dedo para llevárselo de reliquia) a Santa Teresa, San Juan de la Cruz, etc. Los restos de un santo pueden ser un recuerdo de ellos y un medio de invocar su intercesión, pero ha habido una suerte de materialismo religioso con las reliquias, olvidando que “Dios es un Dios de vivos, no de muertos”,

Pero lo peor es que se preservean las posible reliquias en vida, por si uno es santo. Cuentan que Escrivá de Balaguer después de sacarse una muela dijo que la guardaran, pues podría ser una estupenda reliquia. Suena a todo menos a santidad.

Desde Sixto V (1585-1590) las vísceras de los papas, encerradas en urnas de mármol, se llevaban generalmente a la iglesia de los santos Vicente y Anastasio. Si sirven de algo ¿no sería más cristiano que dieran vida a alguien a través de un trasplante? Lo otro suena más a fetichismo, “Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos”.

14 Responses to “¿Por qué el Papa no puede donar sus órganos?”

  1. La iglesia canonista se está descomponiendo y Ratzinger está dando más que sobrados síntomas.

  2. En fin, Pedro, eso es sólo la consecuencia de un tipo de vida, más cerca de la alucinación que de la realidad. Parece imposible que a estas alturas se esté todavía en esas. Y comprobar en qué nivel de conciencia se mueve todavía la peña humana con aspiraciones sacras.
    Hasta qué punto el ego múltiple completa y aumenta el ego singular.
    Un indivíduo se presenta a un concurso y lo gana por mayoría. A partir de ese momento su condición natural se evapora, trasciende todos los niveles en olor de multitud y se autoprecanoniza en vida mortal, por si acaso. Es natural que eso suceda cuando el personaje ha suplantado al hombre. Y lo ha colocado en el mismo plano que Elvis Prestley, Michael Jackson o Marylin Monroe, a los que también ha canonizado la multitud y cuyas reliquias en el mercado hacen furor y cuestan un pastón. Y hacen el idéntico milagro de alienar por completo a los fans. Abduciéndolos y dejándolos de por vida en las praderas de Hello Kitty o de San Iracundo de Egolandia, juzgón, fundador y mártir de sí mismo. En estas andamos. Aún. Y no sabemos hasta cuando.
    Quizás hasta el día en que evangelio y conciencia se fundan para siempre dentro de cada uno y entonces se aprenda a eso que Ratzinger teme tanto: a relativizar. A poner cada cosa en su sitio y comprender, desde la raíz,por fin, que si no hay amor como el que te hace ver tu nada y la grandeza del OTRO en ti, la Unidad en el don de uno mismo, no en la entrega pomposa a los inciensos y altares, sino a la necesidad, a la pobreza y soledad del OTRO, no es posible entender ni ver a Dios y mucho menos tiene sentido conservarse en formol por si las moscas de la santidad aclamatoria deciden posarse en la podredumbre momificada.
    A lo mejor, si cada semana hubiese un miércoles de ceniza se refrescaría la memoria, con el recuerdo de la combustión del tiempo. Y de lo poquito que somos mirados desde nuestra cutrez. Sin más referencia que el poderío y la fanfarria.
    Si no fuese por lo que enredadan, retuercen y entorpecen, sería comiquísimo.
    Como una peli de Berlanga o como el estagirita de Buñuel.

  3. Titular del diario “Público”, leído hoy mismo:

    “El Vaticano procesa al teólogo Pagola por un libro sobre Jesús”

    ***************************
    Prefiero pensar que han actúado a la ligera y no lo han leído. Porque si lo han hecho y después han ordenado la retirada y destrucción de los ejemplares, es que o son unos ineptos que no conocen el Evangelio que predican o eso no es una iglesia, sino un teatro de variedades.

    Y , bueno, después de esto y respecto al post de hoy , sólo añadir que antes de que me transplantasen algo de personajes así, creo que preferiría una dulce eutanaisa.
    “¡Virgencita, que me quede como estoy!”, como el del chiste.

  4. ¿Por qué un Papa, no puede donar sus órganos? …una pregunta sencilla, ante un mundo eclesial complejo e inexplicable, para nuestra consciencia..
    .
    Si un Papa, no tiene posibilidad, de libertad para tomar sus propias decisiones, porque debe enfrentar los canones y reglamentaciones, del pasado, que hoy podrian parecernos. como mínimo, “incongruentes”.
    .

    Si es así, ¡Pobrecito, Papá!, es un hombre esclavizado
    .

    Lo cual me parece, “denigrante” hacia su persona, si su voluntad en consciencia de hombre libre, , lo haya llevado, a inscribirse, como donante de órganos, al morir y que al ascender como Sumo Pontífice de la iglesia católica, lo hace descender., como persona, para que otros decidan, lo que el deberá hacer, hasta en lo íntimo de sus propias decisiones…..
    .

    .

    .

  5. Todos potencialmente donantes, si asi se requiere. No debiera ser necesario ni preguntar.
    Recuerdo en tu libro “El místico” como se reparten el cuerpo de San Juan de la Cruz a su muerte. Incluso Ana de Mendoza se quedó con una parte. Tanto que le quiso y no supo quererle.
    El gran tesoro hubiera sido una cuartilla escrita con sus versos. Una donde escribiera esta maravilla:

    “Mil gracias derramando
    pasó por estos sotos con presura
    y, yéndolos mirando,
    con sola su figura
    vestidos los dejó de su hermosura”.

    De este Papa como reliquia un zapatito rojo de Prada

  6. Marga:

    Independientemente del hecho de que el “caso Pagola” está absolutamente deorbitado y de que lo que han promovido desde sectores cavernícolas sea desproporcionado, guiarse por el titular de un periódico indica escasez de recursos crítricos: Si el periódico que informa sobre algo relacionado con el Vaticano es el diario Público, más cabría sospechar de su fiabilidad. Si luego lees el cuerpo de la noticia, (no sé si lo has hecho) una se retuerce entre carcajadas convulsas, ya que está redactada -además de con evidente mala fe- con deliberado propósito desinformativo, y contiene varias falsedades, inexactitudes tendenciosas y medias verdades que son peores que mentiras. Pero mientras gusten a gente que no va a ir más allá, es decir, sin espíritu crítico cuando se trata de dar razón a sus prejuicios en titulares chillones…

    ¿Que el libro de Pagola -y Pagola en concreto- no merecen la que se ha liado? Desde luego que no. El presunto “arrianismo” del libro le pasaría desapercibido al mismo Arrio.

    ¿Que Pagola no se merece “amigos” como los que le han salido en este momento? ¡Menos aún, pobre Pagola! Con amigos como los que le andan saliendo en los últimos meses, no necesita tener a toda la Caverna enfrente como enemiga.

    El peor problema de la Iglesia es que estemos aplicando, desde los extremos más ideologizados, los patrones que usa el resto del mundo para medirse las fuerzas unos a otros.

    Pagola es una víctima de la Caverna. Descaradamente, un pobre chivo expiatorio. Pero no sólo víctima de la Caverna. No me gustaría nada ser Pagola y que, mientras yo “guardo un prudente silencio” me defendieran el diario Público, Masiá o tú de la manera que lo hacéis.

  7. Yolanda, creo entender lo que escribes en respuesta a Marga, sobre el tema del libro de JESÚS, Aproximación Histórica de José Antonio Pagola, sin embargo, no me quedan claras algunas palabras que has escrito con respecto ¿por qué te parece a tí, que las opiniones de Marga y el diario público, son las mismas que daria como defensa el Padre Masiá?..

    Carmina

  8. Carmina:
    Las de Masiá pueden verse en RD. Las de Público, tecelando en google “público pagola vaticano”. Las de Marga, ahí arriba.
    Las de la Caverna, en Infocat y en ReL y otros sitios similares.
    Las de la v íctima… prudente silencio, escuetísimas palabras muy ocasionales y nada que ver con los espumarajos rabiososos de sus detractores ni con los de sus defensores.

  9. La verdad no necesita defensa.
    ——————————————

  10. Beatriz: bonita frase para wikiquotes. Lástima que no sea verdad.

  11. Sí, desde luego, que además del titular en el periódico leí el artículo. Y debo decir que sólo cuenta los hechos. No encontré especialmente en él ninguna agresividad.
    No defiendo a Pagola, porque no lo necesita. De sobra sabe a lo que se expone cuando escribe sobre determinados temas. Y lo asume con mucha dignidad, valor y prudencia. Simplemente me estremece que en pleno siglo XXI una institución religiosa que se basa en el Evangelio, siga con la misma mentalidad de la Edad Media. Que ya en aquel tiempo era algo tremendo si se tiene en cuenta quién la puso en marcha en origen.
    Y como ciudadana de un país, se supone que con libertad de expresión reconocida en una constitución, me sorprende que la sociedad laica sea más abierta y respetuosa con la opinión y la obra de un pensador, que la iglesia católica. Teniendo en cuenta que el libro es más edificante que escandaloso. Y la verdad, no me imagino al Señor Jesús vetando un libro como ese. Ni vetando nada, excepto la hipocresía, la injusticia, la falta de amor y los sepulcros blanqueados.
    Si el comentario ha herido la sensibilidad de alguien, mil perdones. No era mi intención. Siento que el modo de expresar mi disgusto, tal vez ha sido inadecuado en este contexto. Lo siento. Procuraré que no se repita.

  12. Bien, marga, yo también me disculpo si he usado un tono algo amargo. No es este un blog de polémica y, auqnue se me ocurren no menos de diez o doce argumentos que hacen insostenibles algunas opiniones y maneras de proceder… los dejo para otros foros donde la Iglesia muestra con todo descaro y desgarro la polarización ideológica extremista que nos carcome y nos destruye desde dentro. Dolorosísimo, tanto más cuanto que ambos extremismos están felices e instalados en sus respectivas tribunas deletéreas. Además, es verdad que el tema no era Pagola.

  13. Caray, Yolanda…con tu respuesta que me has dado, que percibo mas en el sentido informativo , en el que me das paso a paso, como “navegar” por internet.,..
    .
    Creo, sin embargo, que para no salirnos del tema, ya que se ha puesto en la mesa, la gravedad de los “malos entendidos”, puede desencadenar, en lo que hoy estamos siendo testigos presenciales, desde la cúpula de nuestra iglesia..
    .

    Considero que en lo personal, desconozco como funciona, ese gran aparato y proceso canónico, que lleve a la “prohibición” de un bello libro, que nos habla de Jesús, como Hombre, auténtico y cercano a la humanidad y que con lo que me parecen serios fundamentos, ha hecho de su libro, un acercamiento no solo histórico, sino se aproxima con respeto y sutileza, a la “vida” en el caminar de Jesús..
    .
    Sin embargo sin conocer el asunto a profundidad, intuyo simplemente, que dentro hay “presiones”, muy fuertes, quizas inclusive, es muy atrevido de mi parte, siendo una mujer común , que además vivo en México, y que desde hace pocos años de mi vida, me he comenzado a interesar con pasión, por los asuntos que se suscitan, en la iglesia, de la cual formo parte, hoy, sugerir que desde la Conferencia Episcopal Española, sucede algo, en extremo complicado y creo todos conocemos que quienes han “disentido” ante tal presión, ¡les ha ido como en feria! he leido, a los que han disentido, desde lo mas sagrado e íntimo de su cosnciencia y se han abierto para todos nosotros que les leemos, ellos con profundidad, franqueza, y especialmente apoyados en la sabiduria del Evangelio.

    .
    No conozco personalmente a muchos que hoy han disentido ante las fuertes presiones. Sin embargo, todos ellos, escriben y a través de sus escritos, les he ido conociendo de a poco, y sencillamente veo que a todos ellos les preocupa como a Jesús de Nazareth, la plenitud desde la Naturaleza del Hombre que ha sido creado por Dios, sin embargo han percibido que tendrán que enfrentarse en la cotianidad de sus propias vidas, solo con esa fuerte decisión que les guía unicamente en seguimiento a la Verdad, ya que la Verdad es Dios mismo, en cada uno de nosotros….
    .
    Carmina.
    .

    .

  14. Si se mantuviera el anonimato del donante no serían reliquias. Seguirían a su fin de ayudar al prójimo y se le permitiría al pontífice que así lo desee, que donara sus órganos.

    Sería terrible que cualquier persona que pudiera ser santificada no se le permitiese donar sus órganos. Esto plantea un profundo dilema: o soy santo, o soy donante… ¡vaya, me han pillado! ¡no sé qué hacer!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)