Tan dormido y despierto

Abísmame en tu Ser Si del silencio hiciera un abismando hueco, y en las tardes sin nadie el diapasón ardiente del aire sobre el aire hasta matarme el ego por ser contigo uno, dormiría tan dormido y despierto, tan nada y todo en uno, como esa nube leve del sol atravesada.