El espacio interior

“Eso es cosa de místicos”, he oído decir con frecuencia entre gente de Iglesia al hablar de esos temas, con un ciert tono despectivo o al menos inaccesible para un ciudadano de a pie.

Pues bien ha llegado la hora de que la mística, al menos en calderilla, esté al alcance de todos. De todos los que, claro, tengan algún interés de salirse de la  dormición  general que nos domina.

Uno de los temas que están alcazando cierto éxito entre la gente que busca algo de quietud es el del “espacio interior”. Eckarhart Tolle, que en mi opinión se sale de los tópicos libros de autoayuda lo define así:

“La conciencia del espacio significa que, además de ser consciente de las cosas -lo cual siempre acaba reduciéndose a percepciones  sensoriales, pensamientos y emociones-, hay por debajo una corriente de conciencia. Esta conciencia implica que no sólo somos conscientes de las cosas (objetos), sino que también somos conscientes de ser conscientes. Si puedes sentir un estado interior de quietud y alerta en el fondo mientras ocurren cosas en primer plano, ¡ya está! Esta dimensión está en todas la personas. Pero la mayoría no es consciente de ello. Yo a veces lo indico diciendo. “¿Puedes sentir tu propia Presencia?”

Conectar con ese hueco, ese aparente vacío que subyace entre un pensamiento y otro, entre sensaciones y altibajos es entrar en la paz de Dios que habita en nosotros. “El reino de los cielos dentro de vosotros está”, decía Jesús. Para ello hay que silenciar el pensamiento. No a base de puños. Un par de respiraciones conscientes, una mirada al paisaje sin juzgarlo,  cepillarse los dientes o vestirse en cámara lenta como si te fueras a romper y tomas conciencia de cada pequeño gesto, ayuda a despertar ese espacio. San Ignacio recomendaba la oradión por “anhelitos”: respirar con cada palabra del Avemaría o el Padrenuestro.

Entrar en ese “yo soy” sin forma, un yo más hondo que este yo que creo ser. Ver el árbol como árbol, mirar pasar la nube sin pensarla, hundirte en el crepúsculo sin acordarte de que estás solo, te duelen las mueles o lo que debes al banco.

¿Difícil?

Anda como quien anda, come como quien come, sin adjetivos, sin hacer caso al runruneo del pensamiento. Un buen ejercicio para vacaciones.

Llevamos dentro, sin saberlo, una ventana al infinito.

8 Responses to “El espacio interior”

  1. Es cierto, Pedro, que esos ejercicios de conciencia hacen verdaderos cambios dentro de nosotros. Sólo si pensamos que empezamos a vivir aspirando un “anhelito” y terminamos nuestra estancia aquí, con la expiración de otro “anhelito”, podemos darnos cuenta de qué tipo de fuerza y qué valor imprescindible nos aporta el aire que nos mantiene vivos y oxigenados cerebralmente. Pablo de Tarso le llama “pneuma” como los griegos, los orientales le llaman “prana” y “ki”. Los sufis le llaman “ruh”. Los judíos “ruha”. Y muchos cristianos meditadores le llaman, Espíritu Santo. El nombre da igual cuando los frutos son los mismos.

    Me parece espléndido que la bondad divina se reparta así en la historia humana, en cada ser que respira y se hace consciente de ello. “Todo ser que respira y alienta bendice al Señor”, dice un salmo. La bendición del Señor es la vida consciente. Esa felicidad serena e inexpugnable que por más zarandeos que se soporten nunca se pierde cuando se ha experimentado que somos ese paisaje infinito, libre de todo lo que no es luz amorosa, que a ratos se hace tangible en el tiempo.

  2. BASIDA
    http://www.basida.org .Este enlace muestra una comunidad de amor y de oración intensa que respira. Y lo digo en sentido completamente físico y tangible. Su oración es aeróbica. He orado con ellos muchas veces -les conozco desde antes de que naciese la organización actual, desde el año 87- y soy testigo directo de cómo nació el proyecto Basida desde el principio. Salió de la oración. Además de orar personalmente en silencio, oraban juntos una vez a la semana. Preguntaron al Espíritu qué podían hacer por mejorar y sanar en Su nombre, no en el de ellos mismos. Y tras un tiempo de verdaderas “coincidencias” y sincronicidades verdaderamente milagrosas, tomó forma la vida, la restauración de cuerpos, mentes y almas. En el trabajo de acoger a los enfermos terminales de SIDA, que por entonces eran rechazados hasta por sus familias. No se conocía aún la enfermedad y todos tenían terror al contagio por proximidad, por el contacto o por compartir la cocina o el baño. Fue un tiempo de terror a lo desconocido. Pero ellos no temían nada y siguieron el toque del Amor iluminado. Se enfrentaron al monstruo y lo vencieron SENCILLAMENTE como dice el título de su revista. Y ahí están. Podeis entrar y ver lo que hay. También podeis visitarles y os contarán la historia mucho mejor que yo.

    Es que respirar a Dios es la clave de la vida. Lo hacemos constantemente, y sin darnos cuenta, para vivir en la materia. Cuando lo hacemos además con la atención puesta en Él, pasa lo que pasa….siempre responde a cualquier pregunta que se le hace, y más aún si se quiere saber qué hacer para ser más humanos y mejores personas.

  3. El espacio interior es mas extenso que el exterior, mucho más nuestro, más rico.
    Sin conocer el espacio interior desconocemos el exterior

  4. Sobre esta temática deberíamos tener más información y textos de autoayuda. Es tanta la cantidad de cosas y tan infectado el cerebro que no cesa de pensar que espacios de este género podrían ayudarnos a salir de aquello que contamina interiormente y orienta la vida

  5. En realidad quien toca el espacio interior comprende y siente que no hay diferencia entre el dentro y el fuera. Eso es sólo un diferencia que hace nuestro yo primario para aclararse mientras va despertando.

  6. Estaba oyendo en un video de youtube a Pedro
    http://youtu.be/e0uovmH0uFc
    en un programa de este señor que a mi me cae muy mal… un programa antiguo de Dragó. Y decidi vistar el blog de Pedro y me encuentro con este post.

    El espacio interior.

    El Reino de los Cielos.

    Unos piensan que el camino es este, otros que es este otro. Y mientras… el anhelo del corazón te va llevando a ese espacio que no tiene espacio. Desde donde la manifestación y todos sus contenidos surgen.

    En ese otro espacio de Dragó, decía Pedro que la diferencia entre las tradiciones orientales es que no tienen el concepto del Hijo. Del Dios encarnado. Del “Tu”.

    Dice el Baghavad Gita:

    Capitulo 4 – (habla Krishna)

    6. A pesar de que nunca nací, pues soy eterno e imperecedero, soy el Señor de todo; por medio de mi maravilloso poder, vengo a este mundo manifiesto.

    7. Siempre que el bien decae extinguiéndose poco a poco, predominando en su lugar la maldad y el orgullo, Mi Espíritu se manifiesta en forma humana sobre esta tierra.

    8. Para salvar a aquéllos que hacen el bien y destruir a aquéllos que actúan con maldad, para así restablecer el reino de la Verdad, Yo vengo a este mundo era tras era.

    9. Aquél que me reconoce como Dios y me adora con sus obras, se liberará del ciclo de nacimientos y muertes después que abandone su cuerpo físico; pues ciertamente viene
    a Mí.

    10. Todos aquéllos que han venido a Mí con confianza, han quedado llenos de mi Espíritu. Y mi paz les ha librado de la esclavitud a las pasiones, los miedos y la ira; purificándose así en el fuego de la sabiduría.

    11. Según la manera en que los hombres se abren a Mí, así yo me muestro a ellos. Tal y como me aman, yo les amo. Pues, aunque muchos son los senderos del hombre, finalmente todos llegan a Mí.

    ¿Y donde reside ese Mi?

    En ese espacio interior. Por eso la meditación es necesaria. No suficiente, pero sí necesaria.

    Es bueno aprender a meditar y en Oriente se ha profundizado mucho en esa técnica y podemos aprender mucho de ellos.

    Os aconsejo la lectura del Bhagavad Gita. No tiene desperdicio.

    http://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:wURtDoeUA9oJ:www.biosofia.com.es/libros/Gita/gita.pdf+bhagavad+gita+castellano+edad+en+edad&hl=en&pid=bl&srcid=ADGEEShZ8SD7dZd4UTm6soj0jJyAZul-iqnHPnellEvM8Dlk1oiNZHOwuOol5NTXfJgP3XrouNdXdku2Tl-Tdva-J7JqZTQ-MywYRHW_cbyISQTF3tZ8__2z2uS3FYeR–semVjfVX0l&sig=AHIEtbQCbjPWn4V1CAfsh0AWOrzIYlGb9w&pli=1

  7. En cuanto al, espacio interior, simplemnte podria decir que es tan misterioso como lo es un fotón, en el espacio, solo descubrimos que existe su presencia en, la “luminosidad”.
    .

    En cuanto a la entrevista en ese programa, Ramón Leonato, que tu escuchabas, que por cierto he escuchado, solo le diría al conductor e inclusive al Sr. Piñero, el que al parecer escribe muchos libros, le diria siendo una mujer común sencillamente.
    .

    ” Ser cristiano no es solo decir que lo soy defendiendo lo que yo digo, sino ser cristiano es el que vive comprometido , siguiendo no lo que yo diga o diga cualquier otro, que pueda ser erróneo, sino siguiendo la Verdad, que por serlo esta, nunca será errónea, y en esa verdad , tambien y ¿por que nó?, hay espacio amplio y suficiente, para el budista, para el musulmán o el judío, que descubren lo mismo que de Dios, encontró Cristo-Jesús, aunque con otro enfoque, obviamente me refiero a todos aquellos que permitan el diálogo, sin descalificar antes de tiempo, y dando oportunidad de que sean expresadas las opiniones en respeto, para Pedro, a quien he conocido en este blog, no me cabe la menor duda que es un caballero , respetuoso y muy prudente, que puede expresar su sentir y su disentir con elegancia, asi es que, ¡enhorabuena!

    Carmina

  8. “Y abandonando el baile de máscaras mi alma en libertad eligió la danza de tu silencio.
    Olvidando el revuelo de los juicios, el chismorreo insípido de los pensamientos sin sentido ni hondura, mi mente eligió tu Presencia.
    Disolviendo en aire los engaños de mi ego, el corazón eligió tu Amor”

    R. Tagore

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)