Borrascas en la Iglesia.

He leído en los últimos días varias noticias sobre  la Iglesia de las que crean confusión. Y es que llevamos una época en que la imagen de la institución eclesial sufre un fuerte deterioro. Primero, la pederestía. Ahora la más o menos probada “venta de niños”. El panorama vaticano se ha tambaleado con los supuestos vatikanlikis: que si el Papa piensa dimitir, que ha comenzado la carrera por el poder, que si había un complot para matarle.

Tengo muchas escamas de mis tiempos de informador para dar importancia a este tiroteo sin entrañas. He visto llorar a Suor Vicenza, la monja que cuidaba a Luciani, Juan Pablo I, diciendo: “El mundo debe saber” sobre una muerte que al menos, como diría Jesús López, tiene muchos cabos sueltos. He investigado sobre el turco Ali Agca, el que disparó a Juan Pablo II, y me consta que se han tapado historias, como en el famoso asesinato de un guarda suizo.

Cuando un papa envejece las manos negras crecen por doquier, sencillamente porque aunque la institución eclesial sea de fundación divina, está compuesta por hombres y donde hay hombres hay ambicion. Que se lo pregunten a la madre de los hijos de Zebedeo cuando metió el codo para que sus hijos fueran los dos ministros más influyentes del futuro reino del mesías.

Yo soy de la opinión de que en un comienzo Joseph Ratzinger quería sera papa. No hay más que releer su discurso de la capilla Sixtina a unos electores nombrados por Juan Pablo II de tal línea que recibirían con gusto un sermón savonarólico. Luego moderó el discurso, pero sufría con la manera de compaginar su doble vocación de pastor e intelectual. Sus propias palabras denuncian el drama de un hombre solo, un hombre de gabinete frente a un mundo hipercomunicado, y una curia inmovilista que sigue presionando y deseaba más revisionismo todavía.

Comenzamos pues un periodo en el que se plantean varias incógnitas: ¿Dimitirá Ratzinger? No tendría nada de extraño. Pablo VI y  Juan Pablo II lo pensaron seriamente. ¿Le dejarán dimitir? Esa es otra historia. Lo más probable en todo caso es que, dada la avanzada edad del pontífice, asistamos a un periodo de deterioro físico de Benedicto XVI en medio de una jauría de lobos.

Pero en realidad, la historia ¿no enseña que estos siempre han ululado dentro y fuera del Vaticano? No idealicemos la insitución eclesial ni soñemos con Vírgenes de Fátima parando disparos contra el Santo Padre. Aprendamos a mirar. Junto a esas miserias que siempre han existido hay en la Iglesia una gente evangélica, que cree, ama y espera; hay santos cerca, yo los conozco. ¿Y el Papa encerrado en esa jaula de oro del Vaticano?  Lo imagino deslizando sus dedos en el armonio, añorando sus gatos callejeros, orando en su oratorio bajo una responsabilidad que no le deseo a nadie. Y oro por él, por su fragilidad y su grandeza, porque en su soledad Dios habla y asiste a su Iglesia. En el mar de Tiberiades durante las borrascas creían pecercer, pero Jesús, aunque dormía, seguía con ellos, allí cerca,  recostado en popa.

 

«Y pedid también por mí, para que pueda ofrecer siempre al Pueblo de Dios el testimonio de la doctrina segura y regir con humilde firmeza el timón de la santa Iglesia»  (Reciente discurso en la creación de cardenales)

13 Responses to “Borrascas en la Iglesia.”

  1. Sí, yo oro tambien, contigo Pedro, por su fragilidad y grandeza, creo que a pesar de las nubes negras, el tener fe, es como juntar palma con palma que tiene dedos diferentes, y hacer de dos palmas , una sola mano…

    Desde México y Costa Rica., Carmina

  2. Lo que tiene que cambiar es el papado. Seguro que cambiará. Cuándo y cómo. Esa es otra cuestión sobre cuyos contenidos es inútil hacer futurologías.

  3. Comicios electorales vs.comicios curiales.
    La revolución no tendrá lugar porque está en cuestión el derecho y la justicia ajenos, no la tierra y el pan de los propios hijos.

  4. […] Por Pedro Miguel Lamet sj He leído en los últimos días varias noticias sobre la Iglesia de las que crean confusión. Y es que llevamos una época en que la imagen de la institución eclesial sufre un fuerte deterioro. Primero, la pederestía. Ahora la más o menos probada “venta de niños”. El panorama vaticano se ha tambaleado con los supuestos vatikanlikis: que si el Papa piensa dimitir, que ha comenzado la carrera por el poder, que si había un complot para matarle. […]

  5. Muy buenas, según mi criterio, la única insitución que a lo largo de la historia, ha soportado ataques y calumnias de todo tipo, Imperios, hombres, mujeres, de todos los tiempos quisieron derrocar algo que verdaderamente tiene un fundamento y una inspiración divina, pregúntense si la iglesia ortodoxa, o los musulmanes fueron tan atacados como la Iglesia católica, lo que la gente no entiende es que el demonio, donde atacaría mas? donde sabe que existe la verdad… por eso existen sacerdotes que caen, porque estaba escrito, la bestia perseguiría a la mujer, hasta el fin de los tiempos..
    saludos

  6. En el contexto actual de las sociedades, y desde lo que trasciende nuestras creencias o ideologías, lo que percibo, es que hay una auténtica transformación, en el modo de vivir, de pensar, quizás lo que anhelamos, es que quien intenta transmitir la religiosidad, lo haga con honradez haciA LA REALIDAD.
    .
    Quizas sencillamente como mujer, pienso hoy, que el poder de regir, no debiera estar enfrentado a la moral que habita por Dios en el alma humana, que trasciende en Verdad, las ambiguedades, es decir, desde nuestra condición humana, cuando alguién defiende una idea otro luchará contra ella,
    .

    Aqui v,gr. cuando me cuestiono.
    .

    Distinguido Antonio poemas, disculpa no entendí bien, ¿cual es la relación en tu enunciado cuando refieres a sacerdotes cayendo y mujeres perseguidas, no se si en singular o en plural por bestias?.
    .
    .} En todo caso pienso, que como personas humanas por Dios creadas existe sin lugar a dudas, una naturaleza, en nuestra condición, que armoniosamente se dirige a lo naturalmente verdadero, habrá que saber que hormonas, deseos y pasiones, tienen una directriz potencialmente divina que es sin mas el amor , darlo y recibirlo.

    .

    Sin embargo, sabemos, que existe, en esa esencia, sutil una marcada diferencia, cuando para conseguirlo, se atropella, se domina o se subyuga, esto si que es distinto.

    . Como no soy ni filosofa ni teóloga, pero si lectora, recordando a Goethe en el Fausto ” Devuélveme entonces ese tiempo…cuando la niebla me velaba el mundo y los brotes prometían milagros…el anhelo de verdad…”

    Con un grande abrazo. Carmina

  7. Hola a todos.
    A lo mejor estamos asistiendo al derrumbamiento de las instituciones. A lo mejor nos produce miedo, por que siempre han estado ahí, fingiendo ser cielo protector, cuando en realidad han utilizado al hombre como suelo sustentador. No digo la Iglesia, me refiero a toda institución que se proclama con derecho a gobernar cualquier aspecto de la vida. Pasa con la ciencia, con las artes, la política, la cultura y también con la contracultura.
    Lo que empieza por ser algo bueno, se convierte en un ente de poder, al que hay que administrar, gobernar y protejer de otros entes. Esto obliga a emplear el prisma político.
    A ser pragmático más allá de lo que la verdad y el amor requieren.
    Es natural que haya elementos de base de estas instituciones (por lo general, los mejores) que terminen por buscar calor humano donde menos se espera que lo hagan.
    Tampoco es un acto heróico no salirse del tiesto y vivir con un sapo en la barriga.
    Si a algo está llamado el cristiano, es a hacer una vida sencilla que le permita ver el mundo con claridad y comprometerse con el a cada paso.
    Es muy posible que la iglesia haya perdido esta esencia hace tiempo y tenga problemas para transmitirla a sus miembros.
    No es la primera vez que pasa.
    Ya Jesús se encontró con esa papeleta. Una institución que olvidando el espiritu, había cristalizado en la forma y fin del poder puro y duro.
    Me alegra escuchar que tal o cual miembro de las altas jerarquías es un alma buena, pero cuesta creer que sea bueno que esas almas tengan que habitar en jaula de oro.
    El evangelio o cualquier otra vía de liberación del espíritu humano, se vive a rás de suelo o no funciona.
    Las torres de marfil, alejan a sus habitantes del mundo y antes o después se vienen a abajo.
    Lo importante es que no aplasten a los que confiaron en ellas.
    Ser cristiano solo implica dar el corazón cuando se te demanda y tomar el que te ofrecen cuando lo necesitas. Así se teje el paño, un hilo por arriba y otro por abajo.
    Si nos proclamamos salvadores o conciencia de los demás ya estamos metidos en el barrizal de siempre.
    Siempre necesitaremos desgraciados y descarriados para justificar nuestra existencia, y si no los hay, los fabricamos. Es así desde siempre y en todos los planos de la vida, y eso es lo que urge cambiar.
    Amor es Amor, y todo lo demás es puro cuento.

    Un abrazo y hasta pronto.

  8. Me ha gustado la reflexión, Ahora.
    “Si nos proclamamos salvadores o conciencia de los demás ya estamos metidos en el barrizal de siempre.”
    Esto sirve para la más alta institución y para los elementos de su base.
    Cabe interpretar “lo que urge cambiar” como la llamada a una humildad sistémica.

  9. “Y oro por él, por su fragilidad y su grandeza, porque en su soledad Dios habla y asiste a su Iglesia. En el mar de Tiberiades durante las borrascas creían perecer, pero Jesús, aunque dormía, seguía con ellos, allí cerca, recostado en popa.” PML
    .
    «Y pedid también por mí, para que pueda ofrecer siempre al Pueblo de Dios el testimonio de la doctrina segura y regir con humilde firmeza el timón de la santa Iglesia» BXVI
    .
    “quizás lo que anhelamos, es que quien intenta transmitir la religiosidad, lo haga con honradez haciA LA REALIDAD”. Carmina.
    .
    Gracias Pedro, Carmina y a todos por sus reflexiones. Muchos cristianos que teníamos idealizada a la institución y que mirábamos orgullosos a tantas vírgenes y santos milagrosos; si pensábamos en la Iglesia como una barca, era más bien una maqueta puesta en un museo finamente ambientada. La luz a puesto al descubierto nuestra realidad. Es tiempo de mirar “con honradez hacia la realidad”, echar la barca a navegar.

  10. Estamos asistiendo, a “mirar” los acontecimientos, que suceden en el mundo, con estupor y especialmente, no nos sentimos ajenos, a todos estos sucesos, que son parte indiscutible de nuestra “realidad”, social.
    ,

    Es por ello, Ramón, que pienso, que tomar consciencia de ello, quizás, nos ubica en sintonía con esa misma realidad, es decir, ponernos en congruencia con ella , nos permite quizás , como escribió el actual Papa Benedicto XVI, en su libro Deus Caritas Est,hace algunos años atrás,
    ..
    ” Suscitar en el mundo, un renovado dinamismo de compromiso, es la respuesta humana al amor divino”…
    .
    .
    . Creo, que trascender las palabras dichas, en efecto, me provoca, pensar en ellas, asumiendo en principio, que nos encontramos en esta dimensión,mas allá de las geográfias, la diversidad de culturas, las ideologías o las creencias, que son parte de esta realidad. y nueva conciencia.
    .

    Así que pensando considero, Ramón, que la realidad, no ha sobrepasado quedando velada, entre los jaloneos del conservadurismo vs el progresismo, velada por moralismos y ambiguedades, de los que se consideran con verdades absolutas, creadas por los hombres y no por Dios,
    .
    Algunos creyentes, hemos navegado entre un océano de ambiguedades, entre el ateimo de madres convencidas que no existe ningun Dios, y dogmas de fe, que tenmos que aprender de memoria, se nos han reforzado apegos que asfixian nuestro espíritu prisionero, ademas que los creyentes hemos sido parte de estos pleitos sin sentido e intolerancia, entre los que piensan diferente o son críticos en la iglesia,
    .
    ,o solo con la intuición que me da el sentido común , pienso que muchos de ellos son hombres y mujeres de gran virtud, con inteligencia, han sido lamentablemente reelegados, marginados o hasta , expulsados, de sus respectivas congregaciones religiosas, con todo ello hemos perdido, alegria y vida, ya que con todo esto aunado, hemos perdido, la capacidad de experimentar a Dios, en todos los acontecimientos y en todas las personas, para resolver los retos de nuestra realidad.

    Con aprecio y gratitud., Ramón, en la realidad estamos…
    Carmina
    .

    .

    .

  11. Que delicia volver a encontrar animado y bullicioso este pequeño pero eficaz aliviadero de inquietudes.
    Dice uno de los espíritus lúcidos de nuestro tiempo: “Deja ya de sonreir (tontamente), si lo damos todo por supuesto, habremos de repetir las cagadas (perdón) de nuestros ancestros”
    Corren tiempos en los que es necesario destejer y volver a tejer la vida.
    Asumir la responsabilidad, la conciencia y la consciencia desde la base. Vivir el hecho del espíritu, (el del individuo y el de todos) como el más importante de los trabajos.
    Parte de ese trabajo puede ser guíado, pero en su mayoría se realiza en soledad.
    Para despertar el potencial del espíritu no es necesario agregar nada. Ya se nos entrega todo al nacer. El verdadero trabajo es el de ir retirando las trabas que el “Mundo” nos endilga en cuanto aterrizamos en el.
    Es entonces cuando emerge lo maravilloso que hay en nosotros. Es cuando nos damos cuenta de que no es necesario tratar de salvar a nadie si por ello vamos a añadir más peso a su alma. Bastante trabajo supone el aprender a moverse libremente sin llevarse a nadie por delante. Solo existe una manera de ver a nuestros semejantes en su totalidad para no pisar sus flores ni caer en su pozo negro. La linterna mágica del amor. Y es aquí donde debemos asumir un principio de realidad con el que no hay Iglesia, ni estado, ni filosofía que nos pueda solucionar la papeleta.
    Como casi todo lo importante que se puede aprender en la vida, lo hacemos por la vía del ensayo-error. Si entregamos más amor del que podemos, nos causamos sufrimiento. Si no nos emperramos en seguir bombeando ese amor y dedicamos un tiempo a trascender ese sufrimiento (“en tiempo de desolación es mejor no hacer mudanza”), terminamos por sanar una parte de nuestro espíritu que se consolida y se hace fiable y util para la vida. Entonces, sin a penas darnos cuenta, volvemos a estar preparados para proyectar amor y dejarnos guiar por el. Así una y otra vez. Poco a poco vamos descubriendo a otros que con esfuerzo van haciendo lo propio, y sin proponérnoslo, surgen situaciones que generan y consolidan lazos.
    Un buen día te das cuenta de que formas parte de algo que tiene entidad propia y que no responde a la voluntad de nadie en concreto.
    Ese es el momento clave en el que tenemos que decidir si ese algo nos pertenece o si somos nosotros quienes le pertenecemos.
    Así nació la Iglesia, y así creció.
    La base pertenece y la jerarquía posée. No toda, seguro, pero en cuestiones de espíritu, lo que más cuenta es la masa crítica y la entrega de poder.
    Cada día están naciendo miles de Iglesias como la de entonces, pero sin nombre, dogma ni tesoros. Sin poder político ni económico. Pequeñas, discretas como palomas y (sin más remedio) astutas como serpientes. Siempre alerta para conectarse a cualquier otro brote de naturaleza similar, y nunca en disposición de competir por el monopolio de la verdad. Supongo Susana, que eso es lo que significa humildad sistémica.
    “ni pán, ni alforjas, ni dinero…”
    Y sobre todo, como también dice el citado al principio, tener claro el “porque no estoy, si no que voy allá…”
    No creo que se trate de tirar la casa por la ventana de golpe y porrazo, pero si de proyectar en el fondo de nosotros mismos una imagen ideal de vida sencilla, plácida y sobre todo cordial. Poco a poco, sobre ese telón de fondo se va destacando lo que nos sobra, daña y entorpece el caminar. No sentirnos demasiado buenos cuando lo logramos, ni demasiado malos cuando no nos alcanzan las fuerzas. Bastante es el que podamos sentirnos a nosotros mismos tal cual nos encontremos en cada momento.
    Aunque parezca irreverente, el chiste dice más de lo que aparenta. “dice Pedro, Maestro, no puedo, me hundo. Jesús responde, hombre de poca Fé! Haz como yo, pisa por las piedras”
    No se trata de repetir su nombre y multiplicar su imagen, solo de tratar de ver, sentir y creer como el lo hace. No cabe pararse a reprobar o ensalzar lo que la Iglesia hace. Solo abrazar la propia cruz con fuerza y caminar cada día lo que se pueda. Llegado el momento, con tanta madera podremos encender una llama que nos de luz y calor libre de impuestos.

    Madre mía que parrafada más enorme. Y la casa sin barrer.

    Un abrazo para todos y hasta pronto.

  12. “La base pertenece y la jerarquía posée. No toda, seguro, pero en cuestiones de espíritu, lo que más cuenta es la masa crítica y la entrega de poder”
    .
    Al respecto dice Rahner: «al lado, antes y por encima de la jerarquía ministerial, hay una jerarquía del espíritu, si bien oculta en el misterio de Dios, una jerarquía de la gracia, de la unión con Dios y de la santidad, que no se identifica ni corre paralela a la jerarquía del ministerio».

  13. interesante y apetitoso Rahner. Prueba de que en todas partes cuecen habas buenas.
    “Hoy más que nunca” estamos necesitados de aparcar el prisma político (pragmático) y poner el ojo en “modo” sencillo.
    Ver como ve un niño, que no tiene problema en distinguir quién es quién. Aprender a reconocer el disfraz. El propio y el ajeno, y así poder perdonar el engaño y ayudar a deshacer el maleficio.
    Sin duda, ese gesto es fuente de poder personal, y el poder cuando se contempla en plano general, siempre da la impresión de estar jerarquizado.
    Si asumimos que no es posesión, si no esencia, se desmonta la pirámide ante nuestros ojos y se nos permite recorrerla como si de una figura plana se tratase. Aquello de que el más pequeño de entre nosotros sea el mas grande es pura certeza porque construimos al revés y dejamos que la piedra pequeña que cargue con el peso.
    La jerarquía espiritual que surge de todo esto debe ser puro trámite y conducir a terreno llano donde cada uno ocupe su lugar con su porción de suelo que pisar y de cielo al que elevarse.
    Si no, nos vemos obligados a pendulear como el “pueblo de Israel” que pasa de estar en el barro a ser la bota que oprime sin terminar de encontrar el punto medio. De poco sirve ese poder, si no es para transmitirlo cuando la ocasión es propicia.
    Atesorarlo para uno mismo es como almacenar el “Maná”. Solo sirve para poseer silos llenos de podredumbre.

    Uno de los profetas que transitaron los años 60 (James Marshall Hendricks) dijo algo así como:
    “Solo cuando renunciemos al amor al poder, conoceremos el poder del Amor” (que seguro, no es pera pocha, ni mucho menos)

    Si somos capaces de ver ese otro entramado de poder que se da en lo íntimo y a todos los niveles, el poder social, político y económico pasan a ser pecata minuta, puesto que provienen de ese primero que se dá entre hermanos, padres, madres, hijas, amigos y cuñados. (“… no la paz si no la espada, hermano contra hermano…” destejer, vaya)
    La práctica de este poder nos debilita como grupo y nos hace esclavos de los egipcios, de los romanos y de cualquiera que se lo proponga.
    Estos otros encontrarán su muro con el que estrellarse, pero eso no nos exime de nuestra tarea de mantener la casa adecentada hasta el último rincón que alcance la vista y la escoba.
    Hablando de lo cual, doy gracias por el espacio concedido y retorno a mis asuntos terrenales, que me vinculan a un mundo tan terrible, enigmàtico y maravilloso como sea capaz de ver.
    Un abrazo para todos y gracias a Susana por devolverme la pelota y al bueno de Don Pedro por sostener el tejado de este refugio que nos permite poner el alma un poco al descubierto. Buena Caza, hermano Scout.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)