La tabarra mental

Hay dos corrientes en mi vida. La del pensamiento que runrunea en mi cabeza…

Y otra corriente, un río interior con el que por lo general la mente no me permite conectar con su diaria tabarra, con imágenes no digeridas del pasado y la culpa, preocupaciones por el futuro, la vejez, la pérdida, la enfermedad.

¿Cómo se percibe esta segunda corriente?

Entre dos respiraciones, entre dos pensamientos, en una instantánea conexión con la energía de mi cuerpo, contemplada sin juicio en una identificación profunda con un paisaje, un poema, una vivencia que taladra más allá de la opinión y el juicio.

Si resides en ese lugar,  lo cambiante, lo pasajero, lo fungible no muerden en ti. Eso explica que haya viejos jóvenes y gente sin nada que parece tenerlo todo.

¿Negarse a sí mismo?

No, negar el polichinela que creo ser, ese “transistor” del pequeño yo que no calla en mi oreja. Más que negarlo es mejor no hacerle caso, saltar por encima y escuchar el Centro.

En todo caso no hay que hacer violencia, sino dejar que el silencio cante.

6 Responses to “La tabarra mental”

  1. Inspiradoras palabras, poema en prosa. Pero sí, mejor dejar
    que el silencio cante…
    Gracias.

  2. ¡Qué bien contado!

  3. GENIAL…Decir sin palabras, o al margen de las palabras, o en contra de las palabras…
    Si la poesía es refugio, cómo se compagina el contenido con la forma?

  4. Estar presente,cotemplar sin juicio la “tabarra mental,”no entrar en su juego, en la certeza de que hay algo más allá de nuestra mente que mora en el silencio del interior de nuestra mente.
    Gracias por la riqueza de tus palabras.l

  5. Hola amigos.
    Es posible que el ser humano al completo y como un solo ser esté empezando cuando menos a enfocar ese parlotéo.
    En muchos casos se nos invita a pensar que es algo que pertenece a cada individuo, pero es posible contemplarlo como un mal de todos.
    No es más que el lamento interior, en principio incosciente y que se cuela a traves de las heridas y las culpas. El descontento que nos produce el saber que lo que hacemos con la vida no es ni una mínima parte de lo que, intuimos, debería ser.
    Obligamos y somos obligados a mantener un modo de vida que nos clava al suelo.
    Por eso es bueno, cuando uno consigue ausentarse del drama a través del esfuerzo, la oración, la meditación o la experiencia del amor o del modo que encuentre a mano. Digo que es bueno en esos momentos de Gracia, aprovechar para deshacer cuantos nudos nos sea posible. Nudos que nos atan y con los que atamos al prójimo. (pobre prójimo, siempre le toca lo peor)
    No cabe hacer mucho más, ni por nosotros, ni por el mundo.
    Los grandes males que nos afectan y a ratos nos aterran, no son mas que la hipertrofia de un tejido mal urdido y enfermo. Tejido que se genera en lo básico de la sociedad.
    En la familia, y antes que eso en la pareja, que a su vez se ve condicionada por los usos y costumbres del grupo al que pertenece.
    El Amor que debería proyectarse en todas direcciones termina siendo el combustible de una pesada máquina que no hace si no describir círculos para justificar su existencia.
    Lo sociopolíticoeconómico no es causa, es consecuencia.
    Sabemos que abrir los cauces al Amor nos hace libres, pero a penas sabemos por donde empezar porque estamos muy ocupados en mantener en pié nuestra prisión. Nos salva el que algunos elementos sensibles que nos acompañan canalicen la luz hasta el grupo, pero tampoco es solución. Antes o después se agotan, o lo que es peor, los hacemos nuestros líderes para después crucificarlos cuando no cumplen con nuestras expectativas. (eso si no se hartan y nos clavan ellos antes)
    Gracias Pedro por poner tu mesa bajo el tragaluz, gracias por sostener la tabarra de cuantos por aqui pasamos. Gracias por ser el profesor que cuida amoroso y paciente el patio del colegio, cuando en realidad le gustaría estar jugando con los demás niños y niñas. Te deseo un apacible descanso (terrenal claro, que aunque lo otro sea bueno, es aquí donde estamos. Es aqui y ahora donde debemos buscar el llamado Reino de los Cielos)

    Un saludo a todos y hasta pronto.

  6. Ahora, ¡muy valioso lo que dices!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)