40 años de “Cine para leer”

Ayer nos reunimos en el Palafox un grupo de amigos para conmemorar los cuarenta años de Cine para leer, un anuario, que puntualmente ha ido recogiendo de forma rigurosa la filmografía más interesante que se ha venido estrenando en España. ¡40 años gustando y haciendo gustar el cine! Se dice pronto. Hay que añadir que tanto la revista Reseña como este anuario fue una iniciativa de los jesuitas, que lo siguen publicando en ediciones Mensajero. Una prueba de que hay sectores de Iglesia que se han preocupado por la cultura y sin echarle agua bendita, sino desde los parámetros de la cultura misma. Actualmente Cine para leer es también accesible por Internet. Y su alma y mantenedor es José Luis Sánchez Noriega, profesor de la Universidad Complutense.

“Reseña”, la madre de Cine para leer, era una revista que nació con vocación de profundidad. Pretendía mirar las películas con el rigor con que sus críticos iniciales de narrativa, poesía y teatro aplicaban su bisturí incisivo a la creación literaria. Como estos procedían de la enseñanza, como profesores y catedráticos, acabaron por contagiar a los cinéfilos de la revista, primero periodistas y cineforistas y más tarde  auténticos ratones de filmoteca, y darle el sello que a mi entender ha señalado la andadura de nuestro grupo: huir de la gacetilla apresurada para, tras el análisis de la estructura del film y de los presupuestos informativos y culturales en que se encuadra, desembocar en la opinión y la síntesis degustadora del mismo.

Fui el segundo secretario de redacción de la revista, después de Juan Luis Pintos, cuando la dirigía el profesor Antonio Blanch y asistí al desembarco, entonces joven, que daría a la sección de cine su último empuje profesional. Junto  a José María Pérez Lozano viví los sueños de Film Ideal, que el escritor extremeño inició junto a mi primo, el luego productor y guionista Juan Miguel, y escribí como crítico en su segunda publicación, Cinestudio, con algunos de los que más tarde llegarían a colaborar en Reseña como José Luis Garci, Ángel Falquina, Carlos Pumares, Antonio Pelayo y otros.

La diferencia substancial entre Reseña y esas revistas cinematográficas, que emulaban con mayor o menor acierto en España los míticos Cahiers du Cinemà, era que, mientras aquellas añadían a la tarea crítica reportajes y entrevistas y defendían a veces una estética determinada, Reseña se centraba pura y concienzudamente en el análisis de las obras más destacadas que se iban estrenando, sin partidismo alguno, y su influjo en la sociedad.

Esta fue la originalidad que permitió que con los años nuestro equipo de críticos alcanzara un estilo peculiar y una autonomía suficiente como para cobrar personalidad propia. Cine para leer es el primer anuario de cine que se ha publicado en España y al cabo del tiempo ha llegado a ser una ingente obra que se puede decir sin exagerar que ha logrado tomar el pulso a la filmografía estrenada en nuestro país durante cuarenta años sin solución de continuidad.

¿Cuál es el resultado? Una verdadera base de datos y un material en volumen y profesionalidad sin parangón en nuestro país. Algo que se puede sostener porque es fruto no de una persona que pueda colgarse tales medallas, sino de un colectivo, la constancia y el amor al cine de una suma de voluntades, algunas de las cuales se encuentran ya fuera de la dimensión del tiempo.

Como botón de muestra baste recordar que este trabajo no partía de la mesa fría de un jefe de redacción, sino de mesas de debate donde se analizaba, se discutía, se vivía el cine.

De entonces a ahora el film ha dejado de ser la “máquina de sueños”  de exclusivo visionado en salas comerciales y en soporte celuloide, para correr en nuevos y asequibles formatos que nos permiten ver y volver a ver secuencias inolvidables. Quizás el cine sufra ahora nuevas crisis como industria al abaratarse por su multiplicación en sus nuevos vehículos digitales. Pero su poder fascinador y su fuerza estética  catalizadora de la sociedad, permanecen inmutables como hace cuarenta años, si no se ha hecho hoy más cercano e interpelante para la gente joven. A esos lectores amantes del cine sigue nuestro equipo, vivo y renovado en su web y sus volúmenes, intentando interpelarles para ayudar a crecer en sentido crítico en la tarea de leer y gustar las imágenes.

Leguina, Blanco, Cobeaga y Lamet durante el acto de 40 años de "Cine para leer".

Tenéis una crónica del acto aquí

One Response to “40 años de “Cine para leer””

  1. Desde niño leía las criticas de “Reseña” y luego “Cine para leer”. Me habéis enseñado a ver cine y a amarlo.
    Gracias. ¡Y enhorabuena!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)