Me declaro ciudadano del mundo

En los años 50, en  pleno franquismo el padre Llanos izaba en su escuela profesional del Pozo del Tío Raimundo una bandera de la ONU y cada día, junto a la de España la de un país distinto. Hizo que una costurera le fabircara las enseñas con los colores de cada país y consiguió los himnos de las embajadas. Hasta el extremo que, cuando el Gobierno de Franco no tenía el de alguna nación , cuando venía algún dignatario, tenía que pedírselo a Llanos, que se conideraba ciudadano del mundo.

El carismático general de los jesuitas Pedro Arrupe, que era vasco y amaba a su tierra, me dijo un día que el quería tener un pasaporte universal, porque su patria era el mundo entero, que es patrimonio de todos, y estaba en contra de las fronteras y los nacionalismos.

Con esto lo digo todo. Lo de Artur Más me parece, amén de una huida hacia adelante de la crisis económica, un infantilismo anacrónico, en una época en que la globalización comienza a ser un hecho y Europa está a un paso del gobierno político; y, mientras , la que manda  de hecho es Merkel.

Tengo excelentes amigos catalanes y vascos y me siento muy cerca de ellos, más que de los belgas o los alemanes, aunque tambien acabaría con esas fronteras.

Eso si, que se respeten todos los derechos humanos y culturales de toda la Tierra, pero no a base de corralitos y fronteras. Me pido una sola independencia: de las chorradas. Y que no me digan que el nacionalismo es cristiano porque sería tanto como bautizar las pateras y  compartir la tesis de que  el mundo  y los bienes de la Tierra pertenecen sólo los ricos del Primer Mundo.

Me quedo con la frase de Ignacio de Loyola:“A más universal más humano”

4 Responses to “Me declaro ciudadano del mundo”

  1. Perfectamemnnte de acuerdo. El nacionalismo achica la convivencia, el catolicismo democrático la ensancha. Resulta que estamos todos llamados a ser uno.

  2. Permitidme una cita excepcionalmente extensa. Hace unos meses se me quedó claro el asunto del nacionalismo. En palabras de un interesante “selenita” que habita tierras levantinas (Juan García Caselles).
    “Así, el nacionalismo españolista se convierte en la tapadera de lo que es, simple y llanamente, EXPLOTACIÓN de clase. Por lo demás no hay que alarmarse, porque el nacionalismo, que se apoya en unos sentimientos identitarios de los que nadie puede escapar y que residen básicamente en el subconsciente, nació con el capitalismo y le sigue prestando buenos servicios para aliviar las rupturas sociales que provoca la EXPLOTACIÓN económica. Es casi tan eficaz como los polvos de la Madre Celestina.
    En todos los sitios en que hay burguesía, el nacionalismo en sus variadas formas se utiliza con los mismos fines, conseguir que las clases dominadas ACEPTEN con resignación su SITUACIÓN DE DOMINADOS porque se compensa con el aumento de la autoestima como consecuencia de la pertenencia a un gran pueblo con una nobilísima historia que los historiadores se encargan de amañar adecuadamente. Así que, al final, todos los nacionalismos son más o menos la misma cosa.”
    Nada más. Un abrazo grande para vosotros-as, buena gente.

  3. Bienvenido a la Aldea Global! Muy bueno su articulo, asi deberiamos pensar y sentir todos y nuestro hermoso y pequeno hogar “la tierra” estaria en mejores condiciones, y quizas no habria tanta lucha por el poder y control. Somos una sola familia humana que compartimos las mismas necesidades con toda la naturaleza y las criaturas que la habitan. Nada existe por accidente, estamos intrinsicamente relacionados tanto con los animales como con las plantas.

  4. ¡Hola Pedro! Yo tb. me considero ciudadana del mundo, lo contrario me parece puro aldeanismo, como bien dices, en un mundo que cada vez está más globalizado, no tienen cabida tantas bobadas como se escuchan. Felicidades por tu escrito y un abrazo fuerte.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)