Un nombre que salva

Umbral de la puerta del antiguo noviciado jesuítico de Tepotzotlan en México (Foto: P.M.Lamet)

Cuando alguien te llama por tu nombre, vibra el aire. Es como si se parara el tiempo y de pronto tu silueta de ser humano se recortara en medio de la gente, del paisaje, de la vida, para  resultar único entre la multitud. El nombre se identifica con la persona. ¡Y qué diferente el timbre y entonación cuando lo pronuncia el ser amado!

 En la foto, el anagrama de un nombre, el de Jesús,  JHS,  sobre el umbral de la puerta del antiguo noviciado jesuítico de Tepotzotlan en México. Jesús es la forma latina del griego Iesous, que a su vez es la transliteración del hebreo Jeshua, o Joshua, o también Jehoshua, que significa “Yahveh es salvación”.

Un nombre por cierto no infrecuente en Israel, pero  que desde que fue elegido por Dios para habitar entre nosotros tiene un sabor infinito y  suena a amor, a  libertad, paz, camino, verdad y vida. Los hesicastas rusos y griegos lo repetían continuamente, como un mantra, como el respirar: “Jesús, te misericordia de mí”.

Pero sólo un hondo silencio permite saborearlo cabalmente.

2 Responses to “Un nombre que salva”

  1. Me quedo con la frase
    “:Solo un hondo sllencio permite saborearlo cabalmente”
    Hay mucho ruido fuera y dentro de cada persona, y el ruido no permite que lo mejor de cada uno surja, no permite ser, estar presente.
    Me ha llamado la atención una frase del Padre General de los Jesuitas que dice:
    “Vivir como un monje en medio del ruido de la ciudad.Esto significa que nuestros corazones son nuestro monasterio y que en el fondo de toda actividad,de toda reflexión, de toda decisión, está el silencio.Aquel tipo de silencio que compartimos solo con Dios”
    Gracias por traernos el nombre de Jesus.

  2. Sirva este villancico, cantado desde Amèrica, como postal Navideña, para ti Pedro, y los mas asiduos comentaristas o lectores de tu blog, en este año 2012

    Gracias, desde Mèxico. Carmina

    http://www.youtube.com/watch?v=PtBAQ9uy3kM
    .

    A la huella, a la huella
    José y María,
    por las pampas heladas
    nardos y ortigas.

    .
    A la huella, a la huella
    cortando campo,
    no hay cobijo ni fonda
    sigan andando.
    .

    Florecita del campo,
    flores del aire,
    si ninguno te aloja
    ¿a dónde naces?
    .

    ¿Dónde naces florcita,
    que estás creciendo,
    palomita asustada,
    grillo sin sueño?

    .
    A la huella, a la huella
    José y María
    con un Dios escondido,
    nadie sabía.
    .

    A la huella, a la huella
    los peregrinos,
    préstenme una tapera
    para mi Niño.
    .

    A la huella, a la huella
    soles y lunas,
    los ojitos de almendra,
    piel de aceituna.
    .

    ¡Ay burrito del campo!
    ¡Ay buen bar-cito!
    ¡mi Niño esta viniendo,
    háganle sitio!
    .

    Un ranchito de quincha,
    sólo le ampara,
    dos alientos amigos
    la luna clara.
    .

    A la huella, a la huella
    José y María.
    .

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)