“La poesía me salvará”

Adéila Prado

Adéila Prado

De cuenta en su blog  el periodista portugués Antonio Marujo de unos encuentros que anualmente se celebran en Brasil sobre la mística cristiana y que, tras analizar años anteriores a san Juan de Cruz, san Ignacio de Loyola y santa Teresa, se han centrado este año en la poetisa brasileña Adéila Prado, que llegó a Dios a través de los pequeños detalles de la vida cotidiana.

Como recuerda la publicación  Bariloche2000, Adélia Luzia Prado Freitas (Divinópolis, Minas Gerais, Brasil, 13 de diciembre de 1935) es una escritora cuyos textos retratan lo cotidiano con perplejidad y encanto, orientados por su fe cristiana e impregnados de un aspecto lúdico, una de sus especiales características.

Hija de un trabajador ferroviario, empezó a escribir en 1950, a raíz de la muerte de su madre. Trabajó como maestra durante 24 años, antes de dedicarse profesionalmente a la literatura.

No es fácil acercarse a la escritura deliberadamente rota de Prado, conformada de planos superpuestos, imágenes discontinuas y filosas reflexiones. Bagagem, su libro de 1976, produjo un vuelco en la poesía brasileña por su discurso alejado de lo barroco y más accesible. Todo es claro y limpio en las palabras de la poeta brasileña, la sexualidad es tan natural como una fruta que se dora al sol e invita a comerla. Los textos se deslizan bajo los ojos del lector con fresca tersura.
He aquí uno de sus poemas traducido por la también poeta brasileña Graciela Cross:

Antes del nombre

No me importa la palabra, la palabra común
lo que quiero es el espléndido caos de donde emerge la sintaxis
los sitios oscuros donde nacen: de, sino,
el, sin embargo, que, esta incomprensible
muleta que me apoya.

Quien entiende al lenguaje, entiende a Dios,
cuyo Hijo es Verbo. Muere quien entiende.

La palabra es disfraz de una cosa más grave, sorda-muda,
fue inventada para ser callada.

En momentos de gracia, infrecuentísimos,
se le podrá atrapar: un pez vivo con la mano.
Puro susto y terror.

Adélia era y es una mujer normal: Tuvo cinco hijos, le daba miedo viajar en avión, huía del glamour y preservaba su vida interior. Maestra y catequista, amaba la liturgia y disfrutaba con encontrar a Dios en la cotidianidad. Pensaba que la propia creación de Dios es una creación poética.  “Poesia sois Vós, ó Deus. Eu busco vos servir”, escribía. Se negaba a la tendencia de eliminar la dimensión corporal del ser humano. Hay una relación erótico-afectiva en su poesía con Jhonatan (así nombra a Jesús). No contrapone la experiencia cristiana a la dimensión erótica. “El alma es erótica”, escribe.  Recordemos que antes se escribió El cantar de los cantares y El cántico espiritual de Juan de la Cruz.

Pero sobre todo me impresiona su frase que da  título a este encuentro: “La poesía me salvará”. Me recuerda a Dámaso Alonso que decía que toda poesía, si lo es de veras, es siempre de algún modo religiosa. O aquel artículo de Rahner, prólogo a los poemas del jesuita Jorge Blajot, que hablaba de la poesía como “protopalabra”, una palabra preñada y conjuradora que es el último escalón humano antes de la mística.

He aquí otro sorprendente poema, traducido por Adolfo Montejo Navas:

 

FIBRIOLACIONES

Tanto da

funeral o festín

todo es deseo

que repercute en mí.

Oh corazón incansable a la resonancia de las cosas,

amo, te amo, te amo,

así triste, oh mundo,

oh hombre tan bello que me paraliza.

Te amo, te amo.

Y una sola lengua,

un solo oído, no absoluto.

Te amo.

Cierta hierba del campo tiene las hojas ásperas

recubiertas de pelos,

te amo, digo desesperada

de que otra palabra venga en mi socorro.

La hierba se estremece,

el amor para ella es brisa.

 

De O pelicano (1987)

No son buenos tiempos para la lírica. Por eso hay tanto corazón que no es capaz de rastrear a Dios en lo manifestado y se queda en la cáscara de la realidad.

(José Francisco Navarro, SJ ha escrito un hermoso libro sobre ella, La mística de cada de cada día: Poesía de Adeila Prado, Universidad Antonio Ruiz de Montoya / Embajada de Brasil, lima, 2010. Gracias a Navarro tengo la suerte de poseer un ejemplar dedicado por ella)

2 Responses to ““La poesía me salvará””

  1. Hola, amigos. Es bella siempre la buena poesía, pero no tenemos por qué calificar cada poema con cierto tinte religioso, como poesía mística. Hace falta mucho para lograr esa cima. La mística es una vivencia de una relación con Dios que no se puede expresar con pensamientos lógicos o racionales, sino con palabras que expresen vivencias personales que muy pocos son capaces de lograr. Hoy día tendemos a irnos a los extremos en medio de este desierto de autenticidad religiosa. Hay demasiado exhibicionismo teatral y televisivo y a cualquier cosa lo denominam como místico. No es fácil unir las dos cosas: vivencia profunda y expresión de calidad.

  2. No conozco a Adèlia Luzia Prado Freitas, ni habìa escuchado antes de su poesìa y considero tampoco podria sentirme juez, de lo “mìstico”, para juzgar por unas lineas, su obra poètica …Sin embargo intuyo, por lo poemas traducidos, de ella en el post, que percibo, ella tiene esencia espiritual, cuando sus palabras e lo cotidiano, me llegan al corazòn., sencillamente.
    .

    Conectando su experiencia vital, logrando unificar, el paado, el presente y el futuro de su propia historia que es sin duda la de Dios, que se intensifica en la sencillez de lo cotidiano, ¡quizàs, eso sea lo deiciosamente novedoso!

    Asi, es que le felicitaria de mujer a mujer, a la poeta, que antes e este dìa, me resultaba, totalmente desconocida, con un fuerte abrazo desde Mèxico.
    .
    Carmina

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)