A veces, cuando vuelves

    De muchos modos y maneras Dios se nos comunica en la vida. En mi juventud, cuando tenía diecisiete años, disfrutaba a pleno pulmón de la biblicleta proque, como había sido un niño enfermo, con tuberculosis ósea en la cadera, me costó mucho volver a pedalear. Empecé a usarla a medio pedal hasta que […]