Hasta dónde soy libre

libre

Ante cualquier decisión, como la de qué partido elegir, me pregunto: ¿Qué es libertad? ¿Poder elegir lo que quiero? ¿Poder expresarme, reunirme, votar, realizarme sin restricciones?
No voy a entrar en disquisiciones filosóficas sobre el término. Me interesa la vida.
Por ejemplo, el escalón básico para ser libre es tener acceso a la alimentación, la habitación, la salud, la cultura, la relación humana. En este sentido hay un tercio de la humanidad que no disfruta de las condiciones esenciales de la libertad.
Pero, cuando tienes un plato para comer, un lecho para descansar y un libro para leer, ¿eres libre?


Cuando el adolescente pide libertad, generalmente habla de poder “hacer lo que le de la gana”. Este tipo de libertad, si se ejerce, suele acabar con el deterioro de la persona.
Personalmente tuve experiencias muy duras respecto a la libertad de expresión que me fue coartada en varias ocasiones de mi vida. En mi caso la palabra ha sido un sacramento de liberación. Tenía razón el padre Baltasar Gracián, que sufrió los sinsabores de la persecución por sus ideas, al decir que “no hay señorío mayor que la libertad de corazón”. O cuando Shakespeare confesaba a través de uno de sus personajes que “me pueden encerrar en una nuez, pero soy dueño de los espacios infinitos”.
En aquellos tiempos difíciles para la lírica y la libertad de expresión, especialmente en la Iglesia, felizmente superados con el papa Francisco, la creación literaria ha supuesto para mi nada más y nada menos que respirar nuevos aires de libertad, trasladarme a otros mundos abiertos, y recuperar de alguna manera los horizontes del mar de mi infancia, es decir la capacidad de ver y sentir a Dios en la vida, contemplándose en el espejo de su universo.
Pero hay un paso más. Al cabo de los años he descubierto que libertad es responder a lo más hondo de mi mismo, al horizonte que llevo inscrito en mi interior. La percepción mística (no hay que asustarse del término) es directa, no es un pensamiento, está más allá del pensamiento. A veces aparece entre dos respiraciones, al escuchar una música, al leer un poema, al contemplar un árbol. Es como si captaras el ser en e Ser. No por mucho razonar se encuentra la verdad y la libertad interior. Así sucede, por ejemplo, en los momentos claves de la vida: cuando te enamoras, te nace un hijo, el un momento de gran alegría o dolor. No depende de que seas joven o viejo, guapo o feo, sano o enfermo: siempre eres.
La verdadera religión hace hombres libres y quita los miedos. Permite leer de otra manera el universo: “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré”. La verdadera religión no es una moral, ni un puñado de dogmas, sino una actitud por la que te sientes parte un Todo. ¡Cuántos oprimidos por el sentimiento de culpa, de raza, de género, de nación, de normas absurdas, de mil sectas!
Es cierto que tenemos que vivir en el mundo de la manifestación, que es temporal y cambiante, pero basta con contemplar ese no sé qué que hay detrás, algo no tornadizo que llevo dentro para ser libre en cualquier estado o condición.
Eso no quita que haya que luchar por la libertad exterior, sobre todo contra la explotación de los más esclavizados de nuestro mundo. Pero la verdadera libertad empieza siempre dentro, y esa nada ni nadie te la puede arrebatar, es el agua de la Samaritana que quita la sed y supera incluso la muerte, que “salta a la vida eterna”.

3 Responses to “Hasta dónde soy libre”

  1. En estas fechas preelectorales viene muy a cuento estas precisiones sobre la verdadera libertad.-
    Comoo siempre enhorabuena por esas sabias palabras del Sr Lamet.

  2. Pero, cuando tienes un plato para comer, un lecho para descansar y un libro para leer, ¿eres libre?
    Para mi esta es la pregunta clave: ERES LIBRE? O POR QUE NO SOY LIBRE? La libertad puede llegar a ser muy peligrosa en un mundo de condicionamientos y de una falsa libertad que como canto de sirena, llama y encanta para luego esclavizarte. La libertad creo esta en ese “libro que se tiene para leer” yo le anadiria “buen” libro. Ese puede ser el camino para ser libre, ya que, el destino de la libertad esta en el limite del pensamiento. El secreto del Reino de Dios esta en la verdad que nos hara libre. Y que, solamente la podemos hallar en lo mas profundo e intimo del ser que nos habita y al descubrirlo aflore hacia el exterior y no importa cuantos obstaculo se encuentre en el camino que nunca podran arrebatarnos la libertad porque es lo que se ES uno con todo lo creado.
    Siempre es un placer leer sus libros y sus escritos Pedro Miguel, son un deleite para los ojos y un camino para descubrir esa libertad autentica que es nuestra herencia por justicia y por derecho.

  3. El domingo pasado asistí al JUBILEO DE LA MISERICORDIA, celebrado en la catedral de Guadix. Todas sus puertas permanecían cerradas ante la expectación de los congregados en la plaza. La aparición del sr. Obispo levantó gritos y aplausos. Sus manos portaban la llave de una gigantesca puerta, engalada de lindas flores, destacando el emblema del acontecimiento. La fría mañana, tímidamente soleada, nos invitó a apretarnos unos con otros para acceder por la bendita puerta de la MISERICORDIA. Hace tres años que no piso una iglesia. Aquí me emocioné como un niño ante lo jamás visto y oído. ¡ Basta de dogmas, moralinas, penitencias, infiernos y diablos !. Motivos debe tener la Jerarquía para temblar, como los Altos Cargos políticos ante las inminentes elecciones. Siempre han jugado con nuestra sagrada libertad a su antojo y esto sólo tiene un precio: abrazarnos todos en la MISERICORDIA DE DIOS.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)