Migraciones y cambio climático

Los zapatos del Papa . Revista Perú 21. 30 de noviembre del 2015.

Reproduzco aquí por su interés el post publicado en Entreparéntesis por José Luis Pinilla

El Sr.Teitiota y su familia (migraciones y cambio climático)
Publicado el Miércoles, 09 Diciembre 2015 16:00
JOSE LUIS PINILLA MARTIN (PINI)

“¡Toc, toc! ¿Se puede?“. “Mire Ud., escapo de mi tierra porque en ella ya no se puede vivir” – dice el Sr. Teitiota al funcionario de turno mientras traspasa, temeroso y acompañado de su familia, la oficina (¿una frontera más?) donde se dispensan los certificados de asilo y refugio, esta vez en Nueva Zelanda.

Teitiota y su familia pedían a su manera el llamado “asilo climático” porque en su lugar de origen, en Kiribati, una isla en el Pacífico situada unos metros sobre el nivel del mar, el agua que abastece a la población había sido contaminada por la sal y los infectados desagües, además de que el nivel del mar había subido a causa del calentamiento global. Papeles, instancias, dineros, etc… Me imagino su peregrinaje. Hasta que los tribunales de este país lo rechazaron por… ¡No estar contemplada oficialmente dicha figura en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de la ONU! (que tampoco incluye a los migrantes económicos). Aunque ACNUR sí reconoce el problema. Y lo confirma la OIM.

En los próximos cincuenta años, 1.000 millones de personas que podrían migrar por razones climáticas, principalmente de los países más empobrecidos, seguirán esperando a la puerta : ¡Toc! ¡Toc!, ¿Se puede?

Y es que los gritos de la tierra y los gritos de los pobres son un único grito, porque ” no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socioambiental ” según recordó recientemente el cardenal A. Turkson, en el Foro Internacional “El cuidado de la casa común”. En un continente distinto al de Nueva Zelanda. En Querétaro (México).

Insistía – dado el lugar donde se encontraba – en que el mensaje del Papa Francisco en “Laudato Sí” no debería ser leído como una reflexión abstracta, sino como una llamada urgente “ante el dolor, por ejemplo, de nuestros hermanos indígenas y de los campesinos, quienes en Centroamérica y México son empujados a complejos y perversos procesos migratorios por la pobreza generada por los cambios en el clima”. México y Centroamérica son el escenario paradigmático de uno de los fenómenos de migración y crisis climática más dramáticos de la historia. Por ejemplo, en el norte de México, desde 1990 aproximadamente, 900.000 personas han dejado áreas áridas o semiáridas por la erosión y la ausencia de precipitaciones.

“¿Dónde están esos hermanos y hermanas ahora? ¿Qué hacen de sus vidas? ¿Cómo viven? ¿Qué es de su futuro? ¿Qué representan estas personas para una comunidad cristiana? ¿A qué nos empujan, si es que queremos ensanchar nuestra mente y nuestro corazón?”, se preguntaba el cardenal.

La propuesta es la ecología integral, – recogiendo el eco de la “Laudato Sí”- que se sustenta en la convicción imprescindible de que hay que tener en cuenta -para abordar el fenómeno- las dimensiones individuales y colectivas, externas e internas, los desafíos locales y globales etc. Conjuntamente. Ecología integral, que atienda cómo afecta al hombre cualquier desastre, sobre todo a los más vulnerables, y pueda preguntarse, más allá de la curiosidad, desde dónde y cómo se han enraizado en la historia planetaria y en la individual dichos desastres. Es la base para la justicia y el desarrollo en el mundo, donde cada uno de nosotros tenemos un papel que desempeñar, incluso con pequeñas acciones que pueden ir marcando la diferencia. Si es que nos queremos dejar afectar (¡ tocar!) por el desastre ecológico que atañe a nuestra casa común y sobre todo a los pobres.

Es decir, ¿qué hacer si Teitiota y su familia pidieran “asilo climático” a nuestras comunidades? O ¿qué hacer si llaman a la puerta la gente del sureste de España, cuando sea desplazada ? ¿Sus causas? Las sequías y la falta de agua debidas al cambio climático (y al mal desarrollo económico dominante). Desde el año 1990, base del protocolo de Kioto, España es el país europeo que mayor crecimiento de emisiones ha registrado.Sin apoyo a las renovables en los dos últimos gobiernos y sin política climática

Estamos ante una realidad incontestable : el cambio climático es ya hoy la primera causa de migraciones en el mundo como está demostrando Paris (‪#‎COP21) donde también están presentes 200 organizaciones católicas dentro del movimiento Global Catholic Climate Movement (GCCM). Y hay que seguir actuando.

Y pensando en los más débiles ..”¿Qué hay de nuestros hermanos y hermanas, muchos de ellos niños, que escapan de la pobreza generada por los huracanes y las sequías por ejemplo en los países centroamericanos y arriesgan sus vidas cruzando toda la región hasta llegar a México, y de allí a Estados Unidos, con el sueño de una vida mejor, y se topan con un muro vergonzante?” , como se pregunta el cardenal A. Turkson

Y no se refiere sólo al muro físico, al estilo de los previstos en Europa sino “al muro del miedo y de la falta de solidaridad en los países de tránsito frente al sufrimiento de cientos de miles de personas que solo quieren un futuro con dignidad”

Reflexiones que yo también me hacía contemplando los humildes zapatos, de un hombre valiente y profético, que quiso también caminar con otros muchos por las calles de Paris estos días de la Cumbre del Clima (COP21) . Y que como no es Dios – solamente su Vicario- no puede estar en todos los sitios a la vez, pero al menos dejó , en la Plaza de la República de París, los testimonios modestos de sus zapatos (acompañados precisamente por los de los del Cardenal Turkson y los del cardenal Humes que también sabe de esto por su raíz brasileña).Unos zapatos gastados de tanto acompañar , por tantos caminos , los sufrimientos de los pobres.

Toc, Toc.

Llaman a nuestra puerta. Abro.

-“Soy el Sr. Teitiota, que vengo con mi familia a cobrar la factura climática por todo lo que estamos pagando nosotros. Si Ud. quiere, se la puedo reducir o me la puede pagar a plazos. Pero le ruego, por favor, que deje ya de cargarla en cuenta ajena”.

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)