El renacido: sobrevivir para vengarse

descarga (1)El renacido es un hito en el cine épico de aventuras, tan frío y descarnado como el paisaje que refleja. Orquestada con tres globos de oro y doce menciones para el próximo Oscar, El renacido es una película que aparece en nuestras pantallas arrastrada por una ola de popularidad y reconocimientos de crítica, premios y éxito de taquilla en USA. La avala la manivela de su autor, Oscar Alejandro González Iñárritu, primer mexicano en lograr la gloria de Holliwood con un premio a la mejor película otorgado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, así como el segundo cineasta mexicano en obtener el premio Óscar al Mejor director y  el del Sindicato de Directores (DGA). Lo mismo que el de mejor director en el festival de Cannes (2006). Además sus cinco largometrajes anteriores, Amores perros (2000), 21 gramos (2003), Babel (2006), Biutiful (2010)  y Birdman (2014), le refrendaban ya como autor de probado prestigio

Pero con El renacido, Iñárritu, se desafía a sí mismo con un nuevo empeño propio de un coloso del cine: rodar, durante año y medio y  a la luz del día, en medio de un hosco entorno natural, una historia épica de superación en convivencia y lucha feroz  con la naturaleza. (más…)

Share

El cowboy de barro

Cowboy

Al tropezarme con este cowboy en una calle  cualquiera de Salamanca, que me regaló su sonrisa a cambio de una moneda, me vino a la mente aquel verso de Miguel Hernández: “Me llamo barro aunque Miguel me llame”. Nacidos de la tierra como dice el Génesis (“Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente”), todos estamos hecho del mismo barro: el presidente, el millonario, el obispo, la limpiadora, el artista, el asesino y el mendigo. Con un soplo, el del espíritu que infunde permanencia en nuestra fugacidad y sentido a nuestra vida, nos alzamos de la tierra y nos convertimos en sueño. (más…)

Share

Un secreto para todo el año

año nuevo

Comienza un año que parece problemático y lleno de incertidumbres en lo político, económico, social…

Quizás puede ser un tiempo para situarnos en el centro.

Mi energía es sólo una chispa de la hoguera del universo. Mi conciencia es solo un resplandor de todo el sol.

Mi lucidez está conectada a una luz superior y total. Cuando no me limito a mi mismo por mis propias ‟chorradas”, despierto.

El silencio me hace crecer en todas direcciones, me expande, me libera.

Yo hago silencio cuando me suelto a mi mismo, y me desprendo de  ideas, esquemas, formulaciones.

Perderse es encontrarse.

(Algo así decía Jesús de Nazaret. Lo que pasa es que lo han estropeado con cilicios, mortificaciones, normas, prescripciones. Él se refería al ego, al personaje ese en el que hemos centrado todo y que en realidad no somos nosotros). Como si yo fuera mis éxitos, mi tinglado, mis preocupaciones.

 

De esta forma asisto desde lo que aparece a lo que no aparece,

de lo visible a lo invisible,

de lo particular a lo universal,

de lo terrenal a lo cósmico.

 

Uno con el mar. Uno con el fuego. Uno con el aire. Uno con la tierra. Cuando más allá esté, más aquí me descubriré.

 

¿Crisis política y  económica? ¿Problemas personales? ¿Angustia por el futuro?

El secreto está en quedarse en lo profundo, donde no hay turbulencia.

Creo ser tiempo y soy eternidad. Creo ser río y soy mar. Creo envejecer. Pero como decía el poeta padre Ángel Martinez,

“estoy alcanzando la edad perfecta, eterno”.

 

Comenzar al año y cada día con ojos nuevos,

donde yo soy más yo que el yo que creo ser.

¡Feliz 2016!

Share

La luz es posible


IHS_golden

A todos los lectores y amigos, un abrazo grande en la luz de Jesús recién nacido en nuestras entrañas,  y en  nuestro cariacontecido mundo. ¡Su lumbre, su paz y su justicia son posibles! ¡Feliz Navidad!

 

LUMBRE DE DIOS

 

“El pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz;

a los que habitaban en tierra de sombra de muerte,

la luz resplandeció sobre ellos”. (Is. 9,2)

 

Desde la sombra de la noche aquella

que también es la noche tuya y mía,

cuando esta tierra abandonada y fría

perdió sin ti la risa de tu huella,

 

y buscaba temblando la centella

de un sueño, una palabra, una alegría

para aliviar ese horror en que sufría

el ser sin ser, la vida sin estrella,

 

de pronto te asomaste a la ventana

y preguntaste al Padre de esta guisa:

-¿Qué te parece proclamar cariño

 

y que el hombre se sienta en la mañana

tu júbilo, tu lumbre, tu sonrisa?

-¡Bájate, Hijo, y llora como un niño!

        Pedro Miguel Lamet

 

 

Share

Los “sin techo”, según Richard Gere

gere-imperio

El galán transformado en pordiosero siempre despierta un cierto interés morboso en el espectador. Este es en realidad casi el único gancho comercial de Invisibles, un docudrama honesto y bien intencionado, producido por el propio actor Richard Gere, comprometido hace doce años con los sin techo de Nueva York, con varias ONG y loables causas sociales. Aquí se ha echado en brazos del realizador israelí nacionalizado estadounidense y prácticamente desconocido en nuestro país Oren Moverman, que dirige en este caso su tercer film después de The Messenger (2009) y Rampart (2011).  Con guion del propio Moverman  está basado en una historia de Oren Moverman y Jeffrey Caine y obtuvo el premio FIPRESCI de la crítica internacional en el festival de Toronto.

Su exhibición y estreno se ha convertido, también en España, en un alegato en defensa de los sin techo, temática exclusiva de Invisibles (Time of mind, título  original tomado de un álbum de Bob Dylan), que se desarrolla en la ciudad de Nueva York, donde deambulan nada menos que unos 600 mil vagabundos. Parece que muchos de ellos  se han visto acertadamente reflejados en el film.

La película en realidad tiene dos protagonistas: las calles indiferentes y heladoras de la Gran Manzana, y Richard Gere, (más…)

Share

Hasta dónde soy libre

libre

Ante cualquier decisión, como la de qué partido elegir, me pregunto: ¿Qué es libertad? ¿Poder elegir lo que quiero? ¿Poder expresarme, reunirme, votar, realizarme sin restricciones?
No voy a entrar en disquisiciones filosóficas sobre el término. Me interesa la vida.
Por ejemplo, el escalón básico para ser libre es tener acceso a la alimentación, la habitación, la salud, la cultura, la relación humana. En este sentido hay un tercio de la humanidad que no disfruta de las condiciones esenciales de la libertad.
Pero, cuando tienes un plato para comer, un lecho para descansar y un libro para leer, ¿eres libre?

(más…)

Share

Migraciones y cambio climático

Los zapatos del Papa . Revista Perú 21. 30 de noviembre del 2015.

Reproduzco aquí por su interés el post publicado en Entreparéntesis por José Luis Pinilla

El Sr.Teitiota y su familia (migraciones y cambio climático)
Publicado el Miércoles, 09 Diciembre 2015 16:00
JOSE LUIS PINILLA MARTIN (PINI)

“¡Toc, toc! ¿Se puede?“. “Mire Ud., escapo de mi tierra porque en ella ya no se puede vivir” – dice el Sr. Teitiota al funcionario de turno mientras traspasa, temeroso y acompañado de su familia, la oficina (¿una frontera más?) donde se dispensan los certificados de asilo y refugio, esta vez en Nueva Zelanda.

Teitiota y su familia pedían a su manera el llamado “asilo climático” porque en su lugar de origen, en Kiribati, una isla en el Pacífico situada unos metros sobre el nivel del mar, el agua que abastece a la población había sido contaminada por la sal y los infectados desagües, además de que el nivel del mar había subido a causa del calentamiento global. Papeles, instancias, dineros, etc… Me imagino su peregrinaje. Hasta que los tribunales de este país lo rechazaron por… ¡No estar contemplada oficialmente dicha figura en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de la ONU! (que tampoco incluye a los migrantes económicos). Aunque ACNUR sí reconoce el problema. Y lo confirma la OIM.

En los próximos cincuenta años, 1.000 millones de personas que podrían migrar por razones climáticas, principalmente de los países más empobrecidos, seguirán esperando a la puerta : ¡Toc! ¡Toc!, ¿Se puede? (más…)

Share

Cómo votar hoy en cristiano

Han comenzado los debates de los candidatos a presidente del Gobierno y tienen ya tan gastadas las pantallas de televisión que suenan a archiconocidos. Rajoy porque lleva de campaña medio año con la tabarra de su recuperación económica. Y los tres jóvenes aspirantes porque si algo hacen es chupar cámara. Total que a estas alturas el elector medio está saturado y más dudoso que nunca sobre quién votar.

Quizás por eso, los tres primeros aparecen en las encuestas casi empatados. Han pasado los tiempos en que el bipartidismo nos situaba a los españoles en dos bloques más o menos diferenciados y una pléyade de partidos secundarios. Ahora el deterioro de los dos grandes y la irrupción de nuevas alternativas lo pone más complicado, sobre todo porque para ganar votos todos se quieren situar en el centro y no asustar al personal sea por la izquierda sea por la derecha. Las dudas aumentan además al ver cómo los nuevos, tanto Ciudadanos como Podemos pactan indiscriminadamente unos con otros. (más…)

Share

Sabor a eternidad

mito_caverna_01

¿Somos reales? ¿O solo sombras, proyecciones de otra realidad? Ya Platón planteó esta duda en su famosa alegoría de la caverna. Encadenados frente a una pared y gracias a una hoguera intermedia, aquellos prisioneros veían las sombras chinescas de personas y animales que pasaban por detrás, donde se hallaba la entrada que estaban imposibilitados de ver. Hasta que uno de los cautivos logró zafarse, salir de la gruta por una escarpada cuesta al mundo exterior y contemplarlo fascinado en todo  su esplendor de luz y color.

El sol, que el filósofo identifica con el Bien, era el que le permitía ver la auténtica realidad. Necesitado de compartir su descubrimiento con sus compañeros de cautiverio, regresó a la caverna para liberarles. Pero los prisioneros no le creyeron, (más…)

Share

Por favor, escúchame

comunicacionTuvo que morir un niño de una familia siria, que parecía un muñeco  arrojado en la playa de la ignominia, para que Europa comenzara a reaccionar frente al drama de los refugiados. Tuvimos que asistir a un dramático éxodo de personas huyendo de la guerra y la muerte para enterarnos de que reclamaban no un privilegio  sino un derecho elemental del ser humano.

   El ciudadano de la calle cada día tiene mayor conciencia de su desconexión con los poderes que los representan. La clase política se ha ido convirtiendo en los últimos años en un gueto cerrado y autosuficiente que da la impresión de trabajar para sí misma o para potenciar sus propios partidos y sacar provecho económico de sus puestos. La gran pregunta es si la democracia como sistema ha caído en una involución o está escuchando realmente las inquietudes de la gente. (más…)

Share