“VIERNES DE DOLORES”

“EL ÚLTIMO DOLOR…”

villagarcia-de-la-torre-virgen-de-los-doloresLa  festividad litúrgica de los dolores gloriosos de María está situada en el 15 de Septiembre, tras el día de la exaltación de la Santa Cruz. En el pueblo de mi madre, Villagarcía de la Torre, lo celebran siempre el tercer domingo de ese mes y hacen una fiesta  religiosa y  gozosa a la vez, con su  carácter de alegría y de festejos. Pero esa fiesta litúrgica no ha agotado la tradición religiosa del Viernes de Dolores, previo al Domingo de Ramos, cuando desde el balcón se proclaman con toda formalidad y profundidad los dolores de la Virgen ante la próxima celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en la gran semana santa. onomastica4Mi madre, Dolores,  fiel a sus raíces y a su devoción profunda de dicha imagen y advocación  que porta con orgullo en su propio nombre, siempre ha sentido como propio este día. Hoy lo hemos vuelto a vivir con esas claves. Son muchas personas las que la recuerdan y este día se hacen presentes de muchos modos: los cercanos que van pasando por casa y les traen regalos agradables; las compañeras de parroquia, asociación religiosa y de paseo que lo tienen presente, la vecinas de Granja de Torrehermosa   que llaman y  la emocionan de un modo especial, los hermanos Francisco y Victoria, que aún viven, que ella quiere de un modo especial; la cuñada Antonia, hijos, nietos, personas de Cheles, Olivenza… y no me extraña nada, porque de vez en cuando sus pequeñas libretas, esas que están gastadas y rotas pero llenas de muchos nombres, números de teléfono, cientos y cientos, me sirven de sacramento para ver como su vida y su  espíritu está lleno  de personas, relaciones, vidas, anécdotas. Una experta en relaciones de cercanía, ánimo, alegría, fidelidad, generosidad, fiesta, fe… Ahora sólo recibe y   escucha, pues la enfermedad, lenta pero implacable, la va paralizando en movilidad y dicción;  es muy difícil poder entender los sonidos que emite, y ella para quitarle hierro a la cosa dice que no habla porque estamos todos sordos. gaudeteEn la eucaristía  comunitaria de la parroquia, celebrada con mucha familiaridad, hoy he sentido el deseo de compartir en la acción de gracias con la comunidad, lo que el espíritu me empujaba a sentir y poner en el altar: el dolor de esta etapa más última de mi madre –ahora pide de vez en cuando un paracetamol para su dolor- , el que le produce la rigidez de sus manos  y su cuerpo. Pero ponía el dolor, desde el agradecimiento, comentando como ella en todo este proceso nunca la he  visto, ni le he oído, una queja o lamento de por qué le ha tocado esa realidad a ella, ni sobre qué hace ya en este mundo. Más bien me dice que ella tiene que agradecer mucho a Dios, porque se ve rodeada, querida, cuidada, con medicinas, etc. camaY tiene el lema de que Dios no  nos ha abandonado nunca. Hoy viernes de Dolores, yo sentía la necesidad de celebrar desde mi madre Dolores, los dolores de la virgen; sí, entendía cómo ella ante el misterio del dolor supo confiar, vivirlo e integrarlo sabiendo que Dios no la abandonaba, y  siendo firme y fuerte ante la cruz, sin perder la esperanza en medio del dolor. Pero este dolor  materno, con el que convivo y me enriquezco,  que hoy eucaristizaba una vez más en esta tradición del “viernes de dolores” –quizá de los últimos de ella- no ha sido el último dolor del día.

Por la mañana con el grupo de estudio del evangelio, los sacerdotes compañeros, estuvimos a la luz y sombra del capítulo quince de San Marcos que relata la pasión de Jesús, allí salieron las estampas de la pasión viviente actual: Paro, desahucio, emigración, fracaso educativo, corrupción, depresión y desesperanza, falta de sentido…ejercicios Nuestro ministerio se sentía interpelado fuertemente por este dolor, que nos llama, como apóstoles y como iglesia, a completar lo que faltan a los sufrimientos de Cristo. Cómo ser y estar al servicio de estos dolores de la humanidad, viviendo la compasión y la misericordia divina, para que se prolongue la encarnación  de Jesús de Nazaret en el hoy de nuestras historias. Nos dábamos cuenta, a través de un borrador de documento del departamento de Doctrina Social de la Iglesia, que la realidad está cubierta de “ viernes  interminables, constantes e infinitos de dolores” por toda la tierra. Y en este contexto y sensibilidad de la jornada, os cuento el último “dolor” descubierto.

En la Eucaristía vespertina  había  unas familias recordando a sus abuelas que ya han pasado al Padre; entre ellas dos chavales, uno más pequeño, y otro adolescente, muy atentos y participativos, con mucha viveza el pequeño, que me miraba y sonreía desde su escucha atenta. Al terminar, saludos cariñosos entre los asistentes, como suele ser normal en la comunidad parroquial.RICARDO  Y al salir para ir a mi coche, he visto que estaba allí el pequeño esperando a los mayores, me he acercado al coche y como estaba cercano le he preguntado su nombre – Ricardo- y eso le ha dado pie a ponerse en conversación conmigo. Tiene once años, sus abuelos son de Badajoz y Jaén, él está aquí de paso, pues siempre ha vivido en Melilla. Su papá es banquero allí, pero no es el dueño del banco. Estudia allí en los salesianos.Le pregunto qué tal por allí, cómo se siente y se encuentra en ese lugar; me responde que regular, porque allí hay muchos negritos que se saltan por la valla de alambres de la frontera, y que eso le hace estar mal. Y me explica, es que como usted ha dicho en misa, los emigrantes vienen buscando su vida y después están muy mal; me dice que ellos vienen, y están dispuestos a morir, porque creen que esto es el paraíso, y que a él esto le duele.melilla-valla-negrito-efe- Me cuenta que su piso, que es un ático, está enfrente de la alambrada, y que un día el vio a un negrito colgado en la alambrada por un pie, caído hacia abajo, y chorreando sangre. Eso se le había grabado y no se le olvidaba. Después me comentó que en su colegio, hay dos líneas y que juegan unos contra los otros, hacen sus liguillas; que en su aula había diez musulmanes y un judío, y que entre ellos no había problemas. Pero que el ambiente en la ciudad era problemático, y que los jóvenes nativos de allí, y los inmigrantes, se hacen valer por la fuerza entre ellos, las peleas, para ver quién es más fuerte, quién da los cates más fuertes…le digo que podemos interconectar, que me gusta cómo cuenta las cosas, que si estaría dispuesto  por vía informática acontarme las cosas que él ve por allí y de las que se entera, porque a mí me gusta saber y escribir de estas cuestiones. Se ofrece para darme cuenta, sobre todo por los que él ve que saltan y las cosas que le pasan. A mí me recordaba la novela del “pijama de rayas”. Y tras saludar a su madre y otros familiares, nos subimos a los respectivos coches, él no cesa de agitar su mano diciéndome adiós… y yo me quedo con el último dolor del día, el que este chaval tiene grabado en su pupila y sobre todo en su corazón, el dolor de un negrito colgado de su pie en la alambrada, chorreando sangre porque venía con la ilusión imparable de entrar en el paraíso.noche Y comprendo  a mi madre, que cuando le duele mucho su cuerpo -sobre todo en la noche- me pide un paracetamol, pero nunca se queja, ni pide razones a nadie de por qué le ha tocado a ella, sino que le busca el sentido y la gracia a cada  momento y a  toda persona, que conoce y quiere. Hoy estaba  contenta con una familia, que hemos conocido por facebook, y se han acercado desde Jerez para conocerla y felicitarla, y le decían que estaba igual de guapa que en las fotos de  internet; esto le ha bastado, junto a todos los que la han recordado de un modo u otro en su santo, y se siente reina de la vida  y del mundo, con mucho que agradecer a la virgen de Dolores a la que ama y en quien confía.

352 Responses to ““VIERNES DE DOLORES””

  1. Thank God! Someone with brains speaks!

  2. Why do I bother calling up people when I can just read this!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)