Maestros ¿Por qué, para qué y para quién?

El sentido del  estudio y la escuela

jose carlos1Nueve de la mañana. El aula ya comienza a tener el ambiente propio de lo ordinario, es el tercer día de clase  y ya estamos normalizados. La asignatura de “Pedagogía y didáctica de la Enseñanza Religiosa Escolar en E. Infantil”, vuelve a ser un reto para mí, al ver delante el nuevo grupo que la va a recibir. Ellos – casi todas ellas- están atentos a ver cómo lo planteo.  Son alumnos de cuarto de Magisterio, este año ultiman sus estudios para la obtención del grado. Las primeras clases son introductorias  y clarificadoras de elementos fundamentales: no estamos en clase de religión,  sino de pedagogía y didáctica de la ERE; es necesario justificar la presencia de esta enseñanza en la escuela tanto en su dimensión legal – Acuerdos, Constitución, LOE, comunidad autónoma…- como en su explicación antropológica  y de educación integral;  trabajaremos temas de pedagogía y de didáctica específicos.  Nos servimos de la carta de laicidad de Hollande en Francia  que niega la presencia de lo religioso en el ámbito escolar a favor de una laicidad y  neutralidad imperada en la educación;  y  del Filósofo Alain de Botton, de Cambridge,   que considera la religión un bien incluso para los ateos como él.  Desde ellos dialogamos acerca del hecho religioso  en la sociedad y en la cultura, y  vamos tocando aquellas razones por las que se explica la presencia de la religión en la escuela como enseñanza.

Pero siempre me gusta tratar con los alumnos, un tema que me quema por dentro como es  el verdadero  sentido del estudio y, al y al hilo, el sentido verdadero de la escuela  y su función en orden a educar a las personas. oposiciónPara ello me sirvo del  cartel de una academia –  expuesto en la fotocopiadora de la facultad-  que prepara para las oposiciones de profesores de secundaria; da los motivos  fundamentales por los que merece la pena optar  por una plaza de profesor en instituto –asegurando que  en la academia que se publicita se obtienen claros éxitos-: “Una plaza es para TI…Para toda la vida…un puesto de prestigio…Más de 30.000 euros/año…Dos meses de vacaciones”.  Claramente se define el quehacer profesional  como  una plaza que se justifica desde tu propia persona, no desde las necesidades de la sociedad y los jóvenes, que te da toda la seguridad  y permanencia  propia  de funcionario, que te propicia prestigio,  buenas razones económicas, y muchas vacaciones. El hecho del cartel me sirve como punto de partida, para plantear  qué estudio y qué escuela queremos nosotros.  Ellos aspiran a ser maestros en la escuela, pero serán maestros según esté siendo su estudio y la motivación del mismo. Entramos en la reflexión  distinguiendo dos posibles contextos de compresión de la sociedad: la del puro “Bien-estar”, o la del “Bien-ser”. Analizamos  tipos de estudios a  los que conduce cada tipo de sociedad, y  nos planteamos en cuál estamos,  cuál queremos desarrollar y  cual necesita  más nuestra sociedad. Hablamos de la realidad de la crisis y de cómo responder a ella, entendiendo que la crisis del bien-estar nos está planteando la necesidad de crecer en el bien-ser.

Al  final quedan planteados  interrogantes sencillos: ¿Por qué,   para qué y para quién estudio? Analizamos el tipo de estudio que  nos han transmitido y motivado a lo largo de nuestra escolaridad, y el que estamos realizando actualmente en la universidad. ¿Estamos dispuestos a subirnos en el alambre de la libertad y la justicia? Contempla este vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=OUqU80eT8NI&feature=youtu.be

Esperamos sus  respuestas.

40 Responses to “Maestros ¿Por qué, para qué y para quién?”

  1. Yo creo que la respuesta a estos interrogantes radica en el valor que da la sociedad actual a la educación concretamente la sociedad española, aquí los padres (y lo digo por propia experiencia) critican a los maestros por los meses de vacaciones delante de los niños/as, y no es raro encontrarse carteles como el de la foto en la cual solo se le da valor a lo que TU puedes ganar como educador no lo que puedes hacer por los demás. Yo como experiencia personal he encontrados docentes de los dos tipos de clases lo que solo tenían en cuenta el Bien-estar y otro que su motivación era el Bien-ser.
    Supongo que la clave de las incógnitas planteadas, al menos desde mi perspectiva, es el para que estudiar, ya que este enlaza las otras dos y les da sentido,la respuesta al para que estudiar puede radicar en el Bien-estar(estudiando solo para conseguir cosas para nosotros) o en el Bien-ser(estudiando para conseguir formar a los demás y ayudarles), estas dos actitudes modificaran el por que y para quien. La clave en el aula es cambiar el método actual de enseñanza del Bien-estar (claramente el actual, solo con poquísimas excepciones) al Bien-ser.

  2. Pues para empezar la pregunta es estupenda, es aterrizar de golpe, es situarnos en el suelo, es volver a la realidad. Como vivir en el mundo sin ser del mundo, como mantener valores cristianos en una sociedad atea, como explicar a los demás que la vida no esta en poseer. Alguien recuerda quien fue el segundo en el ultimo mundial de futbol?, alguien recuerda quien fue el segundo en la liga de futbol?. Esta sociedad en la que vivimos nos enseña que solo vale ser el primero, nos enseña que solo vale el que tiene poder, el que tiene dinero y; que fue de aquellos segundos o simplemente los últimos?. Por eso como distinguir entre el bien-estar y el bien-ser, creo que todos empezamos o empezaremos por el bien-ser es a lo que nos llama Jesucristo a ser sal del mundo, como en la comida solo una pizca y no la estropeas, pero el tiempo , la sociedad, el entorno acabara llevándonos al bien-estar.
    Creo que estoy aquí al igual que otros para el bien-ser, no perder el norte será mi objetivo, que mi trabajo de cada día, mi comportamiento ante los demás, mi forma de entregarme, mi forma de llevar a los demás la enseñanza del amor a los demás, sea mi destino, pero no un destino final, sino un destino diario…….

  3. Bajo mi punto de vista el bien ser lo recibimos de Dios y es decir nacemos con el bien ser y hasta cierto momento de nuestra vida vivimos con el bien ser, pero la sociedad está en continuo cambio y solo nos preocupamos por el bien estar sin mirar por nadie, actuando egoístamente queriendo tener lo que incluso no nos pertenece y hacer todo lo posible para llegar a tenerlo. Pero Dios nos llama para enseñarnos hacer el bien posible, sin actuar con egoismo y con solidaridad . Todos buscamos el Bien ser, que lo`podemos construir día a día, con ayuda de todos.

  4. Estudio porque me ayuda a enriquecerme como persona y me aporta cosas todos los días, aprendo conocimientos nuevos y muy importante, porque me gustan los niños y niñas y quiero no sólo estar con ellos, enseñarles, sino también aprender de ellos y con ellos. Es increíble las cosas que se pueden aprender en contacto con los niños y que te aportan gran satisfacción y alegría. Pero además creo que también porque es algo “que hay que hacer”, que está bien visto social y culturalmente, que nuestros padres quieren y si hay que estudiar pues por qué no algo que realmente te atrae y te gusta. Estudio para sentirme realizada como persona, ayudar a los niños/as a que aprendan, a que disfruten con mi enseñanza y les guste no solo jugar sino también aprender cosas nuevas de manera práctica, se sepan mover en sociedad… pero sinceramente también estudio para labrarme mi futuro por así decirlo ya que en esta sociedad en la que vivimos creo que se aplica la “ley de la supervivencia”, sobrevive el más fuerte y para conseguir algo “tienes que”, hacer, estudiar, tener, más que nadie. Y de alguna manera es lo que llevamos escuchando durante años: debes estudiar para tener un dinero, para poder independizarte, para tener tu propia casa, tu propio coche, hijos, etc. Todos hemos oído que debemos estudiar algo que nos guste, pero que nos guste no significa que a la larga vaya a hacernos felices como bien hemos apuntado en clase. Nunca he escuchado a nadie decir: tienes que estudiar algo que te aporte algún bien, que te haga feliz. Pero a día de hoy solo interesan los bienes externos, el bien-estar, todo se rige por la economía, para “tener” o para “ser”. Quizás al final “tienes” mucho pero “eres” poco… feliz, por ejemplo. Estudio para intentar que los conocimientos que me transmiten me sirvan de algo y poder aplicarlo prácticamente en las aulas. No creo que estudie para nadie en particular, sino para mí misma, pero con la finalidad de que me sirva en un futuro ya que si a mí me sirve, servirá a los niños y niñas de igual forma puesto que seré una buena maestra e intentaré no enseñarles solo conocimiento que se deben enseñar según el currículo sino que aprendan a vivir, a convivir en sociedad, a integrarse, etc. Aunque creo que nuestra educación debería ser más práctica y menos “chapada a la antigua”, que nos sirviera realmente para poder aplicarlo en clase y no llegar con los ojos vendados a la escuela. Que es cierto que si no supiésemos las cosas que nos han aportado en clase nos iría peor pero muchas de ellas creo que no han servido de mucho.

  5. Bajo mi punto de vista, la respuesta a esta pregunta: ” ¿Por qué, para qué y para quien estudio?” radica en la motivación, entusiasmo y ganas que cada uno tenga de prepararse en un futuro. Ahora bien, y siendo realistas desde pequeño nos han “obligado” a estudiar, desde los 3 años todos nos hemos unido a ese rebaño de ovejas, en el que te llevaban al colegio y no rechistabas, tus padres te decían: “debes de estudiar para ser algo en la vida”.. Ahora y siendo cociente de esto sigo estudiando porque me gusta ejercer como maestra en un futuro, ser responsable, ser de acción en el que nosotros elegimos nuestra propia respuesta, que aprendan , tengan una educación y puedan formarse como personas.
    En este momento es cuando surge las dos alternativas complementarias, el “bien-ser” que es nuestro bien interno y relacionándolo con dicho artículo cada vez serán menos los que estudien para dar felicidad a los demás y ayudarlos a que se sientan realizados, para poder conseguir una vida plena y feliz, ya que es tu motivación central y que es por eso por lo que estudias dicha carrera, sino que se hará por una estabilidad económica, formar una familia, tener tu propia casa y vivir más o menos bien teniendo tu trabajo, sin pensar en los demás, teniendo cierta seguridad en la vida, nuestro bien externo ” bien estar”. Por lo tanto, en la sociedad actual en la que vivimos existe un cierto egoísmo ya que solo buscamos nuestra satisfacción personal, sin pensar que los bienes internos son necesarios.
    Haciendo referencia al vídeo estoy muy de acuerdo con “homo economicus” que aunque sea un pequeño porcentaje de la población es donde hay bastante riqueza material, se mueven entre ellos y nos mueven a nosotros, cuando hace la pregunta de: ¿estamos dispuestos a cambiar el modelo para que la humanidad sobreviva? No deberíamos estar dispuestos, pero sucede lo contrario, pienso que nos dejamos llevar por este tipo de sociedad y es ahora cuando vuelvo hacer alusión a lo que dije anteriormente que somos uno más de ese rebaño de ovejas.

  6. Yo creo que actualmente se le da más valor al bien-estar que al bien-ser ya que pertenecemos a un sociedad competente y el que mas tiene es el que mas consigue. En mi opinión, ésto no debería ser así, la finalidad de las cosas deberían ser para ayudar a los otros y no para beneficio propio solamente.
    Estudio ésto porque me gusta esta profesión, porque a través de ella ayudamos adquirir conocimientos a los mas pequeños necesarios para su vida futura.

  7. En mi opinión creo que todos nacemos con el bien-ser pero que a medida que crecemos la sociedad nos va envolviendo de tal manera que lo que prima es la supervivencia de cada uno y se le da más valor al bien-estar. Hay veces que hacemos el bien solo para beneficiarnos nosotros mismos.
    En cuanto a la carrera yo la elegí porque me apasiona enseñar a los más pequeños, me gusta entregarme a su enseñanza y me siento realizada como persona.

  8. Yo pienso que en la actualidad estamos más centrados en el bien-estar que en el bien-ser, debido a que la sociedad así lo requiere. Por mucho que nosotros queramos educar a los niños en valores lo que les hará competentes en un futuro será su posición social, es decir el bien-estar.
    Yo estudio esta carrera porque me enriquece como persona, pero también soy consciente de que si quiero trabajar en esto tengo que ser una persona competente, aunque no con eso quiero decir que no pueda ayudar a los demás a conseguir también lo que desean.

  9. Desde mi punto de vista, creo que esta pregunta que se nos formula es bastante buena, y que en verdad muchos ni se la llegan a plantear. Si nos detenemos a pensar tú decides lo que quieres estudiar una vez que finalizas la enseñanza secundaria obligatoria (ya que hasta entonces te has visto “obigado/a” por tus padres por ser obigatorio), y es a partir de ahí cuando decides por tí mismo si quieres seguir estudiando y formarte para un futuro o abandonar directamente los estudios.
    En mi opinión, le doy más importancia al bien-ser ya que me he decantado a estudiar magisterio para hacer el bien a las personas y ayudar a estas a que se formen como personas mediante la enseñanza.

  10. Yo creo que todo el mundo nace con un bien-ser, pero a medida que vamos tomando consciencia de la realidad en la que vivimos y en el entorno en el que vivamos ese bien-ser se puede aumentar o disminuir.
    Se que la sociedad en la que vivimos todo está encaminado al bien-estar es decir, conseguir lo más alto y lo mejor la competitividad pero yo creo que por mucho que una persona quiera conseguir lo más alto o tener lo mejor no va a ser feliz del todo. Por ello para mí está antes el ser una persona feliz aunque sea con poco.
    En relación con los docentes, si el propio maestro/a no tiene ese bien-ser, que se debe tratar en edades tempranas, no se va a poder modificar la forma de pensar de la sociedad. Por ello es muy importante el papel del docente en estas edades.
    Yo desde pequeña siempre me ha gustado ayudar a todos aquellos/as que necesitaran cualquier cosa (de hecho, pertenezco a un pequeño grupo de ayuda en acción ), es algo que siempre me ha gustado y que me he sentido muy bien cuando lo he realizado. Yo no se si el día de mañana seré mejor o peor maestra, pero lo que si tengo claro que ese sentimiento que yo tengo con respecto a este tema me gustaría que mis alumnos/as también lo sintieran. No solo por la satisfacción personal, sino por todo lo que ello puede aportar a esa persona.

  11. Yo también estoy de acuerdo de que actualmente en la mayoría de las profesiones se mira más el bien-estar que el bien-ser ya que hoy en día trabaja la persona más competente y cualificada y a veces personas que tratan de desarrollar/tener en cuenta el bien-ser son criticadas, bien sean por sus propios compañeros o por la persona a la que se dirige y esto hace que sean más tajantes en algunos aspectos y que por lo tanto no actúan como quisieran.
    Con respecto a la pregunta ¿Por qué, para qué y para quién?: todos estaremos de acuerdo de que empezamos a estudiar por obligación (hasta que termina secundaria) y luego somos más “libres” en cierto modo de elegir si seguir estudiando y qué estudiar (en cierto modo me refiero, a que hay jóvenes que al terminar la eso les gustaría trabajar y siguen estudiando por el deseo de los padres). Una vez que tú decides qué estudiar eres consciente de que estás estudiando porque quieres, bien sea para formarte o porque no quieras trabajar. Yo personalmente estudio para formarme, porque me gusta lo que estudio y porque en un futuro quiero ser una buena profesora, una profesora que tenga en cuenta el bien-ser, los valores que he recibido y las formas con las que las he recibido. Del video me quedo con la frase: “No es más rico el que tiene mucho, sino el que da mucho, y la manera más valiosa de dar no es el dinero, es darse uno mismo a los demás” ya que para mí refleja que hay dar/enseñar sin nada a cambio, porque tu quieres y hace que te sientas bien.

  12. Bajo mi punto de vista es una pregunta bastante importante, y que creo que pocas veces nos hemos hecho. Opino que como futuros docentes, debíamos haber elegido nuestra carrera o incluso otras decisiones de nuestra vida en torno al bien-ser, no el bien-estar.
    Esto claramente en la sociedad en la que vivimos pocas veces pasa, cuando somos testigos de mas de un profesor respondiéndote;”me da igual, yo cobro igualmente”
    Yo en cambio he tenido la gran suerte de encontrarme con profesores dedicados, esforzándose cada día por intentar que mas de un alumno saliera a delante debido a la situación en la que se encuentra el barrio donde esta situado el colegio. Por eso mismo, por experimentar la labor que realizan cada día esto profesores, ver que anteponen su bien-estar, para ayudar a los demás, es que yo también quiero dedicarme a la docencia.

  13. Debemos perseguir una educación integral, es decir, una educación que atiende a la persona en todas sus dimensiones. Los seres humanos necesitamos un sentido de la vida y el elemento religioso nos ayuda a encontrar una respuesta a ello. Aunque una persona sea atea necesita saber el sentido de la vida. Tenemos que desarrollar en el niño un sentimiento interno. La escuela es un servicio a la sociedad y tenemos que educar a los niños en un sentido integrador y crítico con la sociedad. La sociedad se divide en dos grupos, los que se mueven por el bien-estar, que centrándonos en nuestra profesión son aquellos que solamente se interesan por el sueldo, las vacaciones…En mi opinión este grupo es el mayoritario y lo que más se valora actualmente es cuántas carreras o másteres tengas hecho, es decir, se valora una cualificación. En cambio, el otro grupo se dirigen hacia un bien-ser aquí lo más importante es la persona, los valores y principios que tenemos. Nosotros como docentes, más que enseñar números o letras debemos enseñar a ser, debemos formar individuos libres y críticos con la sociedad en la que viven. Por todo ello, yo elegí ser docente teniendo la base de perseguir en el bien-ser.

  14. Según mi opinión, vivimos en una sociedad de “Bien-estar”: nos movemos por aspiraciones económicas, éxito, seguridad y poder ascender a puestos más altos. La pruebas de ello la tenemos, además de los carteles de las academias del que se ha hablado en el artículo, en la noticia que se publicó la semana pasada en televisión, en la que los maestros/as de Infantil de un pueblo de Extremadura elaboraban las Unidades Didácticas y no utilizaban los libros de las Editoriales. Pero todo ello, no lo hacían por ayudar y satisfacer las necesidades de los niños/as del colegio, sino que a cambio le daban facilidades para coger un traslado a otro colegio que estuviera más cercano a sus casas, familiares, etc.
    Esto fue lo que me convenció de que vivimos en una sociedad mayoritariamente de “Bien-estar y el “Bien-ser” es minoritario, ya que la gente se preocupa menos por ayudar a los demás, entregarse, ser solidario, etc.

  15. Para responder a las preguntas que se nos han planteado, como bien dicen muchos de mis compañeros, primeramente estudiamos por obligación y cuando terminamos secundaria, o al menos terminamos la E.S.O, ya somos más “libres” de elegir lo que queremos seguir haciendo con nuestras vidas y con nuestra formación.
    ¿Para qué estudio? Para seguir formándome y poder llegar a ser una buena maestra, que es lo que siempre he querido.
    Me gustaría cuando ejerza en esta profesión, cambiar el “bien estar” por el “bien ser”. Y también conseguir una educación integral.
    Por último, me gustaría destacar esta frase que se dice en el vídeo: “la manera más valiosa de dar no es el dinero, es darse uno mismo a los demás”, para mí es una gran frase, podemos ayudar a las personas de muchas maneras y no sólo con el dinero, seguramente las haremos felices con otras muchas cosas, y para mí esto es importante, por lo que me gustaría en un futuro poderselo transmitir a mis alumnos.

  16. En primer lugar abordaré la diferencia esencial entre laicismo y laicidad. El primero concibe la vida social separada de la religión, llegando incluso a mostrarse hostil con esta. La laicidad, en cambio, promulga la división entre lo secular y lo religioso, respetando e incluso mostrando las diversas opciones espirituales posibles. Partiendo de esta base quizá deberíamos replantearnos a cuál de los dos términos se asemeja la política de Hollande.

    Para continuar, la dualidad entre el bien-ser y el bien-estar es una balanza cuyo equilibrio está condicionado por la educación y la forma de vida del sujeto. Por tanto, la crítica al anuncio sobre las oposiciones es un reflejo de las carencias que la universidad y el grado presentan, ya que si realmente conociéramos, comprendiéramos y respetáramos qué es un educador, no habría lugar a debate, el bien-ser predominaría sobre el bien-estar.

    Finalmente, y tal y como usted lo ha planteado, abarcaré el video, el cual no me ha dejado indiferente. Considero que es necesario un análisis exhaustivo y preciso del mismo, el cual lleva detrás un trabajo de investigación (quién crea el video, quiénes forman dicha congregación, datos, financiación, etc) la cual se ha visto truncada en varias ocasiones debido a la privacidad de los mismos. Procedo a desmembrar el video con el objetivo de destacar los puntos con mayor facilidad y comprensión, pudiendo hacer visible aquello que realmente me transmite:

    – Sorprende el cariz de senso-propaganda (es decir, aquella publicidad que busca tocar la fibra sensible de los usuarios para provocar algún tipo de efecto a través de las emociones), con imágenes en tonos pastel, low-motion (cámara lenta)… Demagogia en estado puro de principio a fin.

    – Comienza la crítica al sistema capitalista afirmando que parece que dios se ha olvidado de este mundo y cuestionando “¿cuál es el motivo, por qué somos invisibles?”, aún más sorprendente es la respuesta: “nuestro sistema responde exclusivamente a los intereses del homo-economicus […] de un pequeño porcentaje de la sociedad” , además añade frases como: “Jesús inauguró un imperio construido sobre el amor, no sobre el poder o la riqueza material” o “No es más rico el que tiene mucho, si no el que da mucho” Sin entrar a debate, me gustaría dejar a reflexión una cita de la Ley 17/2012, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013: “Durante el año 2013 el Estado entregará, mensualmente, a la Iglesia Católica 13.266.216,12 euros”. Efectivamente, y como dice el final del video: “No se puede servir a Dios y al dinero” – Lc 16, 10-13

    El sistema capitalista es, sin lugar a dudas, el que ha permitido y hecho posible el mantenimiento de la Iglesia y su posición actual, no sólo en la sociedad, sino también en la política. Como dice el refrán “no muerdas la mano que te da de comer”

  17. En mi opinión creo que la sociedad se enriquecería muchísimo si todas las personas estudiasen y se formasen para crecer como personas, sentirse bien con ellos mismos y con el trabajo que realizan por y para el resto de la comunidad, pero creo que es un objetivo difícil de conseguir, pienso que es difícil porque nos han educado en una sociedad del consumo, donde la gran mayoría de las personas creen que los bienes materiales y el prestigio social te darán las verdadera felicidad, otra gente simplemente piensa que sintiéndose bien con el afecto y la seguridad de sus familias es suficiente, pero sin embargo, es la gran minoría de la sociedad la que piensa que encontrará su felicidad si favorece y contribuye con su labor al bien de la comunidad.
    Es por eso que creo que alcanzaré el estado del bien- ser si estudio aquello que realmente me da vida y me gusta compartir con los demás independientemente de cuanto prestigio me dé dentro de la sociedad (en mi opinión, creo que la labor de maestra debería reconocerse mucho más ya que mucha gente la critica y ni siquiera paran a pensar la gran importancia que tiene el trabajar con niños ), aunque como ya he dicho antes en la sociedad capitalista en que nos encontramos tenemos que asegurarnos un sustento económico que me servirá para cubrir mis necesidades; y por ello pienso que la estabilidad económica y el llegar al alcanzar el éxito personal me llevarán a realizar una buena labor docente en el futuro.

  18. En mi opinión considero que se trata de una pregunta interesante a la vez que importante, hoy en día la mayoría de los estudiante que cursan estudios universitarios lo hacen con la intención de tener un futuro mejor, una situación social mas acomodada, poder… en definitiva buscando el bien-estar. En mi caso la elección de estudiar Educación Infantil fue algo que lo tenía muy claro desde muy pequeña, esto ocurrió por una maestra que me dio clases y me contagió del entusiasmo e ilusión con que daba sus clases. Me encantan los niños/as siempre me han gustado: jugar con ellos, tratarlos, enseñarles y ¿por qué no? aprender de ellos de hecho, con ellos he aprendido a valorar cosas que antes no les daba tanta importancia, me siento bien trabajando con ellos es un trabajo agradecido y muy bonito. Sin embargo, aunque el trabajo con los niños/as me hace bien y me hace encontrar el estado de bien-ser han sido muchas personas que han intentado quitar de mi cabeza la idea de ser maestra dejándose llevar siempre por el bien-estar y pensando en el futuro, en el poder, éxito, etc.
    Yo no me dejo influenciar y estoy estudiando lo que realmente me gusta, además he tenido el placer de trabajar con niños/as y con sólo ver que mi trabajo tiene sentido en ellos, avanzan y lo consiguen es algo que no hay palabras para describirlo, a mi de nada me sirve estudiar otra carrera que tenga más salidas profesionales si en el día a día yo no soy feliz, ser maestra es lo que me hace feliz y creo que cuando alguien es feliz en el trabajo que realiza esa felicidad la transmite a su entrono, y es lo que quiero conseguir como docente: mi felicidad, la felicidad de las personas de mi entorno y por supuesto la de mis futuros alumnos/as.

  19. Mi opinión acerca de porque, para que… estudiamos, es que cada persona busca su forma de vivir la vida, pero todos no tenemos la misma. En estos días en los que vivimos tiempos tan difíciles importa más el bien-estar que el bien-ser, pues debemos forjarnos un futuro para poder subsistir.
    Siempre siendo conscientes de que no es la mejor forma de entender los estudios, porque, al menos para mi, el grado de estudio es muy interesante, reconfortane y positivo para mi futuro y para poder tener el bien-ser que me gustaría.

  20. Tengo muy clara las respuestas a estas preguntas pero podría dar tantos porqués y explicar aquellas experiencias que me han hecho darme cuenta qué quiero ser y hacer en la vida y seguir cada día esforzándome por conseguirlo, que tendré que sintetizar.
    Para mi ser maestra es ayudar a los niños y las niñas a formarse, tanto académica como personalmente, en esta etapa tan significativas e importantes de sus vidas, ya que probablemente, ésta los condicionará para siempre (en su forma de pensar, de sentir, de vivir…). Para ello es necesario que nosotros mismos alcancemos una formación propia (académica. como personas, con unos valores, unos sentimientos etc.), que nos haga realmente válidos y competentes para este propósito. Así, seremos capaces de proporcionar una educación adaptada a cada niño y niña y a sus necesidades en todos los niveles (sentimental, de conocimiento, etc.), preparándolos, junto a su familia, para la vida. Una formación que será permanente, que no acabará nunca,un maestro siempre esta aprendiendo: por sí mismo, de sí mismo y de los demás.
    Por otro lado, considero que para ejercer esta profesión es necesario tener una gran vocación, es decir, creer en aquello que haces, querer hacerlo, sentirte bien con ello, querer mejorar etc. Son muy llamativos esos bienes que nos proporciona dicha profesión como el sueldo, la seguridad o el prestigio entre otras cosas, pero siempre debemos pensar que, como he dicho antes, en la manos de un maestro/a esta la vida de un/a niño/a y eso debe prevalecer y pensar así está en cada uno.
    En definitiva, y como hemos referido en clase, la virtud está en el equilibrio: entre el bien-ser y el bien-estar.

  21. En mi opinión, el cartel publicitario que veo en el artículo, está muy ligado a llamar la atención de los estudiantes que en ésta época de crisis no terminan de formalizar sus estudios hacia un futuro profesional, principalmente por falta de recursos económicos.
    En él, te ofrecen multitud de ventajas para vivir cómodamente como salarios elevados, puestos fijos, largas vacaciones…todo ello para desarrollar al máximo el bien-estar de la persona.
    El error radica en pensar que los estudiantes de magisterio buscan esas “facilidades”, y lo que gran parte de la sociedad no acaba de entender es que si una persona estudia magisterio es por su verdadero afán y pasión por el mundo de la enseñanza y por la alegría y satisfacción de formar a “pequeñas personas” e inculcarle los valores esenciales para vivir y desarrollarse en sociedad, elevando a la máxima potencia el bien-ser de cada uno.

  22. Considero que este artículo es muy interesante y muy importante ya que te hace pensar el porqué decidistes seguir estudiando y elegir la carrera de Educación Infantil. Cuando terminamos la enseñanza secundaria obligatoria tú puedes decidir ya tú futuro, puedes seguir enriqueciéndote personal y profesionalmente o lo puedes abandonar.
    Considero que decidí seguir los estudios para enriquecerme como persona, para conocer otro “mundo” (ya que tenía que dejar mi pueblo e irme a vivir la experiencia de una estudiante, como muchos/as de mis compañeros/as), para enfrentarme a la vida, para ser mejor persona, para ayudar a toda la gente posible, ect.
    Por eso creo que mis pensamientos se acercan más al bien-ser porque muchas veces me he imaginado ejerciendo de docente, donde los/as niños/as te llamen “seño” (es muy enriquecedor y gratificante), ayudándoles a formarse tanto personal y académicamente, porque es mucho lo que tú le aportas a los niños/as pero ellos/as pueden aportante incluso más y creo que no hay nada más placentero que enseñar a alguien que siempre estará dispuesto a aprender, para sacar el máximo partido de ellos y así poder hacer de ellos grandes personas para su futuro.
    Por otro lado, es muy atractivo los bienes que nos garantiza esta profesión como un sueldo fijo, unas vacaciones, una seguridad y el estatus social pero para mí prevalece más las vidas de los niños/as ya que está en ti su formación académica y personal.

  23. La sociedad del consumo nos ciega de tal forma que no nos deja ver el verdadero sentido de las cosas, haciendo que para todo demos razones basadas en nuestro bien-estar. Si dijera que estudio Educación Infantil por tener una vida acomodada, independencia o formar una familia sin preocupaciones económicas, estaría mintiendo, pues eso también lo puedo conseguir con otro tipo de trabajo que no esté relacionado con la Educación.
    De modo que la razón de porque elegí Educación Infantil, la quiero enfocar desde mi propia experiencia como Animadora Sociocultural y es porque me siento realmente bien cuando un grupo de niños se divierte conmigo, aprenden cosas nuevas, cuando sus madres me dicen que no paran de hablar de mí, porque cuando les digo que me tengo que ir piden incasablemente que me quede un rato más, porque aprenden conmigo y yo de ellos, porque soy consciente que la educación de los niños es un punto fundamental para su futuro y el de todos… por esas cosas que otros no les dan importancia quiero ser educadora.
    Hay personas que piensas que es un trabajo fácil, que cualquiera puede desempeñar y que para ser educador de infantil no hace falta estudiar una carrera. Quizás muchas de las cosas que aprendemos durante los cuatro años de formación no tiene ni punto de comparación con lo que se vive en el aula, pero todo lo aprendido se reflejará en nuestra forma de actuar.
    En cuanto a para quien estudio, el hecho de estar aquí fue una decisión mía, no he estado influenciada por nadie, en mi familia nadie es educador y si un día mi decisión fue ser maestra es porque es uno de los objetivos que quiero alcanzar, porque me siento bien desempeñando dicho oficio y porque es estupendo llegar a casa sabiendo que 20 pequeñajos están aprendiendo conmigo. Por lo tanto estudio para mí y para mi bien-ser.

  24. Esta claro que el cartel está hecho para llamar la atención de los estudiantes, puesto que hoy en dia es mas complicado aún encontrar un puesto de trabajo( bien para maestro, o para otro puesto) por la situación que estamos viviendo. Es obvio que cualquier persona que necesite trabajo va a buscar anuncios con estos.
    Ser maestro/a de Educación Infantil no es nada fácil. Muchas personas critican este puesto porque tenemos 2 meses de vacaciones, ganamos dinero”ffácil” … pero no todo es de color rosa. Yo, como estudiante de esta carrera, me siento orgullosa de poder ayudar a personas tan pequeñitas a formarse y hacerse grandes.
    Por otro lado, opino que en esta sociedad luchamos por el bien-ser que nos conlleva al bien-estar. No todo en la vida es ganar dinero, vivir bien y tener de todo.
    Igual afirmo que estudio para conseguir unas metas y unos logros y ayudar a personas que me necesitan, como son ellos, niños/as de Infantil, esos que al abrir la puerta de clase están esperándote con una sonrisa en la boca.

  25. En primer lugar, decir que es un artículo muy interesante ya que te hace pensar y recapacitar muchas cosas.
    En mi opinión, se le da más valor al bien-ser que al bien-estar pero, es que hay que ser realista ¿quién piensa en la sociedad cuando vas a tomar una decisión sobre tus estudios, sobre tu futuro? Sólo piensas en ti mismo y en tus posibilidades y en lo que a ti realmente te gusta o te motiva,sin dejar a un lado el sueldo fijo que garantiza. Así que creo que estoy donde estoy por el bien-ser, yo fui la que decidí seguir mis estudios para enriquecerme como persona y desde un principio sabía que quería estudiar magisterio no sólo por el simple hecho de “porque me gustan los niños” sino que para mí es una satisfacción poder ejercer un día como docente, poder enseñar día a día a esos niños y sobretodo poder aprender yo de ellos. Creo que esta etapa, la etapa de infantil, es muy importante en sus vidas ya que a partir de aquí empiezan a formarse, por ello pienso que los maestros/as tenemos una gran responsabilidad.

  26. Yo personalmente creo que todo ser humano nacemos con nuestro bien ser, pero en esta sociedad que vivimos, prima el bien estar por encima de todo, y es por esto que perdemos muchos de los valores que debe tener el ser humano. Unos de los campos que el ser humano debe cuidar es la educación, sobre todo si se dedica a educar a los demás, por eso he elegido esta carrera, porque creo que la educación es la base de la sociedad y los maestros tenemos una responsabilidad que otros profesionales no tienen y es crear a personas solidarias, buenas, y felices. En el bien ser se encuentra la felicidad verdadera, en el bien estar solo podemos encontrar una felicidad momentánea, una felicidad falsa que no aporta nada a nuestra alma ni a los demás. El ser humano es un ser social por naturaleza y para vivir en sociedad no debemos ser egoísta, tenemos que protegernos los unos a los otros, y eso sólo se hace cultivando el bien ser.

  27. Desde mi punto de vista creo que estamos en una sociedad en la que prima el “Bien- estar” , una sociedad consumista en la que no nos paramos a pensar qué esta bien o qué esta mal ni qué hacer para mejorar esta situación. Por eso quiero hacer de esto mi profesión porque creo que es importante formar a los niños para que construyan una sociedad basada en el ” Bien – ser” donde se le de más valor a lo que tenemos que hacer para lograr una educación más humana y menos materialista.

  28. Después de leer el articulo publicado por el profesor me dispongo a contestar a esa serie de interrogantes que se nos plantea. En mi opinión y desde mi persona estudio para labrar mi futuro, quiero ser “algo y alguien” en la vida y que mejor manera de hacerlo que estudiando algo que me gusta, algo que me impulsa a seguir estudiando en esta linea ya que para mí los niños/ niñas son un pilar fundamental de la sociedad de los cuales debemos estar muy pendientes ya que ellos serán el futuro y serán, lo que nosotros como maestros, fomentemos en ellos pero contamos con un elemento muy fuerte en contra, la sociedad en la que vivimos que esta arropada por una crisis en la que los peores parados estamos siendo los estudiantes, desde preescolar hasta universitarios, ya que debido a las circunstancias la educación de muchos niños se está viendo truncada por no poder permitirse unos estudios y como consecuencia de ellos se crean personas poco formadas para seguir formando. ¿Por que? Pues estudio por que yo he decidido estudiar ya que mis padres nunca me han obligado a estudiar, simplemente me aconsejaron hacerlo pero siempre fue decisión mía y más la eleccción de la carrera, la cual elegí por que siempre me ha gustado estar con los niños/niñas pequeños y creía que yo podría formar parte de ellos enseñándoles desde pequeños. Esta claro que el “Bien-estar” es algo que nos impulsa a estudiar ya que es difícil no querer las condiciones de trabajo de un maestro o profesor pero para mi está muy presente el “Bien-Ser” ya que me motiva mucho ver aprender a los niños/niñas, ver como llegan sin saber prácticamente nada y salen sabiendo muchísimo y eso en gran parte es gracias a la labor del maestro/maestra.

  29. Desde mi punto de vista creo que desde siempre ha sido más importante el bien-estar que el bien-ser, aunque nuestra sociedad con el paso del tiempo un tanto por ciento muy alto se basan en el bien-estar, una sociedad llena de egoísmo y competitividad, se mira por sí mismo aunque la persona que esté al lado no pueda levantar cabeza no pasa nada mientras yo tengo que más da lo demás pero las cosas pueden dar un vuelco y encontrarse en su misma situación y ¿como se sentiría esa persona?¿que le gustaría apreciar de los demás?. Estudio magisterio por que me encantan los niños y ayudar a los demás enseñarles una gran base que les será útil para siempre y les ayudara a crecer. El bien-estar nos ayuda en nuestra vida a conseguir el objetivo de un futuro mejor y el bien-ser es el orgullo de poder enseñar tanto académica como personalmente a los niños, enriquecerte con ellos y sentirte tan querida y gratificada por cada uno de ellos no tiene precio.

  30. Desde mi opinión creo que estamos en una sociedad totalmente consumista y regida por el bien estar. Pocos son los profesionales dedicados plenamente a su trabajo sólo por el bien ser y todo lo que esto conlleva.
    Creo que lo más importante es la acción de los profesores actuales en las escuelas ya que su principal misión es “ayudar a ser”, en ellos debería está completamente el Bien Ser. Los profesores, tanto futuros como actuales deben tener presente que el bien interno siempre estará en los alumnos, en sus necesidades y su integración en la sociedad.
    Tras varios días comentando en clase qué posibilidades y dificultades encuentra el profesor en la escuela llegamos a la conclusión de que todo profesor tiene que ser crítico, centrado en las necesidades de los alumnos y sobretodo basarse en una enseñanza integral destacando el “aprender para aprender”.
    Según mi punto de vista creo que un profesor de infantil tiene que estar 100% entregado en sus alumnos ya que tiene una gran responsabilidad en su educación tanto educativa como personal.
    He de destacar una frase obtenida de los apuntes facilitados:
    -Nietzsche: “Quien tiene un por qué para vivir, resiste cualquier como”.
    Creo que cada uno tiene que luchar por aquello que realmente quiere, relacionándolo con nuestra profesión, debemos entregarnos completamente a la educación de nuestros alumnos y cubrir todas sus necesidades por mucho que la sociedad no nos lo facilite, ya que es lo que realmente queremos cuando decidimos escoger esta profesión.

  31. Tras leer el articulo y ver el video,me conciencio todavía mas de lo importante que es para nosotros el dinero,el ser importante,y no otros valores como el ayudar a los demás y compartir.Eso debería ser lo realmente importante para nosotros ya que seria lo que nos hace crecer como personas.Si esta sociedad cambiara de forma de pensar y realmente considerara el ayudar,compartir,igualdad…como un aspecto primordial y que con ello se sintiera uno agusto,seguramente seriamos mas felices de lo que somos ahora.
    Por ello creo que la labor del docente es muy importante y más la del Educador de Infantil que tiene que educar a esos niños tan pequeños que no saben apenas nada de este mundo.Y si ya de pequeños comenzamos a inculcarles esos aspectos nuestra sociedad aunque sea un poco puede llegar a cambiar.
    Y sí en sus manos esta el futuro,un futuro que podría ser ideal(o al menos algo parecido)pero en las nuestras también esta,nunca es tarde para cambiar.

  32. En mi opinión la mayoría de los que estudiamos educación infantil lo hacemos porque nos encantan los niños/as y nos encantaría tener una clase llena de ellos/as para poderlos dar la base de lo que es la enseñanza, ver esa alegría que tienen y a la vez te trasmiten.
    El cartel de este artículo me parece una barbaridad y por supuesto no se me ocurriría prepararme las oposiciones ahí.

  33. Desde mi punto de vista, actualmente y sobre todo en el país que vivimos se le da mucho más valor al bien ser. Pues como sabemos vivimos en un país donde se compite por todo, y si para competir y ganar tienes que pasar por encima de los demás se pasa, sin importar nada sólo tú. Mi pregunta es ¿pasando por encima de los demás conseguimos ser más felices?. Pues yo creo que hay que educar a los niños/as para ser felices y no ricos, pues cuando crezcan van a valorar más el valor de las cosas y no tanto el precio de estas.
    Pienso que esto es algo que nos está llevando a la crisis que tenemos y no sólo económica, sino social y religiosa. Si todos viéramos lo feliz que se le puede hacer a unos niños con el simple hecho de enseñarle a cualquier cosa, creo que muchas personas se replantearían su vida. Por lo menos esto es lo que me ha llevado a mi personalmente a estudiar esta carrera, el poder hacer feliz a esos seres tan indefensos que la sociedad suele manejar como quiere. En un futuro quiero ser profesora de Infantil para poder transmitir a los demás mis conocimientos, ayudarles a crecer como personas y que puedan desarrollar su lado creativo.
    Si que me molesta, bueno en verdad me es indiferente que la gente diga que los profesores viven muy bien que tenemos dos meses de vacaciones, que tenemos muchas fiestas y puentes, que la carrera es muy fácil, que nos dedicamos a pintar y colorear…., a esa gente la suelo ignorar o simplemente le contesto diciéndole: pues estudia para ser maestro/a, pero si lo haces siéntelo y ayúdalos a crecer, pero no pisotes, ni desprecies a la gente que si quiere y ama esta profesión y no por los dos meses de vacaciones sino por la satisfacción que por lo menos a mi me produce (producía) en las prácticas ponerme en la fila y ver como llegaban y la cara de alegría que se le ponía cuando te veían.
    Es muy triste ver como la sociedad lucha por el bien-estar, aunque al principio cuando nacemos venimos con más bien-ser que bien-estar, y no un poco por su bien-ser. Como hacemos niños competitivos para que tanto ahora de pequeños como en un futuro nadie pueda pasar por encima de ellos/as y ellos/as quieran tener lo máximo.
    Hay una frase que en su día me llamó mucho la atención y la puse en mi twitter para que los que no valoran esta profesión la empiecen a ver de otra manera.“La docencia es la única profesión que crea a todas las otras profesiones.¡¡Siéntete orgulloso de ser maestro/a”.

  34. Maestros por y para ellos, por el bien-ser de sentirte realizada con tu trabajo, con lo que enseñas y a la vez aprendes, pues aquello que nunca has imaginado te lo va a plantear un niño y si tu pensabas dejarlo con la boca abierta ya se ha encargado él/ella de que la boca que se quede abierta sea la tuya.
    Porque sin quererlo, si tienes un día malo te lo van a animar.
    Porque quiero formarlos como personas y que ellos a la vez también me ayuden a ser mejor persona a mi.
    Y por qué no decirlo, también por el bien-estar, por el prestigio siempre en su justa medida y el éxito personal.

  35. Desde bien pequeños nos han educado desde el entorno escolar, tanto como el exterior, en formarnos para que el día de mañana podamos estar “colocados”, cobrando un buen sueldo, acomodados y sin hacer muchos esfuerzos en un trabajo, además de bien visto y aceptado por la sociedad. Pero eso no es todo, además, nos han enseñado siempre que “el que no estudiaba una carrera, no sería nadie en la vida”.
    Pero a lo largo de los años, nos vamos dando cuenta que no es verdad, y que cada uno tiene que buscar su propio beneficio, tanto económico como personal. Es cierto que tenemos que formarnos para el día de mañana, pero creo que cada uno tiene que buscar su propia vocación, ya sean albañiles, empresarios, camareros… Y como no, MAESTROS y MAESTRAS, ¿por qué no?
    En mi caso, elegí la posibilidad de ser maestra porque me satisface personalmente enseñar y motivar a los niños. Ser maestro/a, es una profesión que NECESITA de personas que les guste lo que hacen, que se enamoren de sus acciones con cada paso que dan, con cada cosa que enseñan, con el día a día…
    Cada profesión tiene sus inquietudes, y la persona que la elija, no tendría que desprestigiarla ni por el salario, ni por el “boca a boca” del resto, si no por su propio criterio, por sus gustos o incluso por sus ganas de aprender.
    Lástima que luego encontremos a personas que no satisfacen ni sus necesidades, ni las necesidades del público en sus puestos de trabajo!

  36. En primer lugar, desde pequeña he tenido claro lo que quería ser; Maestra. En cuanto al por qué, con el tiempo descubrí lo maravilloso que es poder enseñar a los niños. Lo mejor para empezar a realizarse en este mundo tan difícil como lo es actualmente, con los conocimientos que estamos obteniendo día a día, las ganas de poder llegar a ser una GRAN MAESTRA.
    Estudio lo que siempre he querido y así, poder inculcar a los niños lo que se debe aprender, disciplina, sabiduría y constancia, algo que creo que es demasiado importante ya que con estos conceptos; llegaremos a ser personas realizadas, las cuales han conseguido ser lo que quieren ser, en un futuro. En mi caso, Maestra. Esa maestra de la cual todo el mundo hable por su cariño, vocación… Pero sobre todo, poderme sentir realizada como persona, y socialmente feliz como siempre he soñado; siendo una gran maestra.

  37. Bajo mi punto de vista, hay que transformar la sociedad desde el Bien-Estar en el que nos encontramos ahora mismo, al Bien-Ser. Y es que considero que carteles como el de anunciar unas oposiciones, no pueden presentarse de la forma en que lo ha hecho por ejemplo, el que acabamos de leer.. Vamos a influir en una cierta etapa de muchas personas, en nuestro caso en la más importante, la infantil. Y aunque suene a tópico, no podemos optar por esta carrera por sus dos meses de vacaciones, o porque sea “un puesto de prestigio”. Recuerdo frases como “tú sabrás si no quieres aprender, a mí me van a pagar igual”. ¿Dónde queda la vocación? Si todos pensamos en el prestigio económico como razón principal para estudiar esta carrera, ¿qué clase de alumnos vamos a formar?

  38. Bajo mi punto de vista, la sociedad en la que vivimos tiene como objetivo el consumismo y no nos preocupamos de bien-ser de la persona, solo queremos el bien-estar momentáneo. Creo que la profesión del maestro está muy sobrevalorada en el sentido que solo se ve el sueldo y los períodos de vacaciones, pero no se aprecia ni valora lo realmente importante que son esas “personitas” que te esperan cada día con una sonrisa deseando aprender y con una gran ilusión. En mi opinión, se debería mirar más por la educación integral que el maestro les proporciona a los alumnos y dejar de centrarse en lo superficial de esta profesión.

  39. Como hemos hablado en clase, a la hora de elegir qué íbamos a estudiar, quién ha elegido, ¿Nuestro gusto? ¿O la salida que podemos tener estudiando tal grado o ciclo? Nos encontramos una sociedad donde se valora más el llegar a tener cuanto antes un trabajo, que nuestra propia preferencia. La motivación que nos transmiten desde pequeños es la del bien-estar, de cara a la sociedad de hoy; la motivación a tener un trabajo, a garantizarnos un futuro estable. ¿Y dónde queda el formar personas criticas, con personalidad? Esta es la sociedad en la que nos encontramos, en la que hemos sido educados tanto en el ámbito escolar, como en, muchas ocasiones, nuestro entorno más inmediato: por y para la estabilidad económica de nuestro futuro. Pero, ¿dónde dejamos nuestros sueños, nuestras ilusiones, nuestras vocaciones, etc.?.
    He aquí mi caso: elegí este grado porque sí, porque no encontraba nada más que me llamara la atención, parecía sencillo, por eso me decidí por tal grado. Ahora, en mi cuarto año de carrera puedo decir que me encanta, que es el trabajo mejor pagado, pues lo que te aportan los/as niños/as cada día no hay sueldo que lo pague mejor. Me di cuenta el primer año, en mi primer acercamiento a los niños en el colegio de Fátima, fui de voluntaria, pero recibí el mejor sueldo: lo que me transmitían los niños en tan solo una hora semanal, el cariño, el respeto, el integrarme como una “maestra” más. Descubrí mi vocación, allí donde mi subconsciente me llevó sin saberlo.
    No es una carrera con salida, pues sin unas oposiciones aprobadas no podemos trabajar, y en los tiempos que corren, puede que tardemos en tener un puesto. No sigo adelante con esta carrera por estabilidad económica, ya que muchos trabajos me quedan por delante antes de ejercer como maestra, sigo adelante para estar el día de mañana con unos/as niños/as atentos/as a mis palabras, transmitiéndome su cariño, dándoles el mío, transmitiéndoles valores, también contenidos. Sigo adelante para hacer que los/as niños/as persigan sus sueños.

  40. La verdad que esas preguntas nos las tenemos que plantear cuando iniciamos nuestros estudios, pero es cierto que muchos de nosotros elegimos una profesión según nuestros gustos sin plantearnos ni reflexionar sobre esos interrogantes. ¿ Por qué? ¿Para qué? y ¿Para quién?.
    En mi caso estudio Infantil, porque tras 10 años en el mundo laboral, he descubierto que lo que hago no me llena, necesito sentirme más útil en la vida y que mejor forma de educar a los niños en su infancia, edad fundamental en su desarrollo como persona. Siempre estuvo presenten en mi mente estudiar algo similar pero la inmadurez de hace años, pudo más que mi vocación.
    Es importantísimo motivar a los niños a un aprendizaje libre en los que la religión católica desde mi punto de vista debe ser enseñada, ya que forma parte de nuestra cultura de nuestra sociedad aunque a muchos no le guste. Los niños deben conocerla y luego deben ser libre de querer formar parte de ella. Como dice el Filósofo Alain de Botton al que se hace referencia en el artículo ” La religión es buena hasta para los ateos”

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)