ESTUDIO “CON-SENTIDO”

Futuras maestras de infantil…

nuevo curso El martes comenzaba mi nueva andadura de profe en la Facultad de Educación de Badajoz. Un año más, me encontraba con un aula, la misma del año del año anterior, adornada todavía con los trabajos de los alumnos ya egresados, pero ocupada por caras de alumnas que me esperaban para que presentara la asignatura y, así, comenzar el nuevo curso.

Ellas, expectantes y con sonrisa amplia; yo, tras 20 años naufragando en este quehacer, con la misma ilusión del principiante. Juntos, hicimos una presentación mutua para saber quiénes éramos y, desde ahí, comenzar la materia. Son jóvenes estudiantes, se preparan para ser maestras de Educación Infantil, y yo comparto con ellas lo que se refiere a la pedagogía y didáctica de la enseñanza religiosa escolar en infantil. Todo un reto para mí, y espero que llegue a serlo para ellas.

Ya comenzamos a hablar de preguntas fundamentales que van a estar de fondo de nuestro trabajo: ¿por qué estudiamos?, ¿para qué?, ¿para quién? Así como: ¿Escuela por qué, para qué, para quién…?, ¿y cómo?

Hoy llego al despacho y comienzo a preparar la estrategia de estas primeras sesiones, en las que trato de ayudarles a reflexionar el por qué de la religión en la escuela y cómo debe estar en ella. Enraízo la cuestión en la razón del saber y del estudio como fundamento de la realización del ser humano, tanto en su ser en sí mismo, como en su ser para los demás. Parece complejo, pero es sencillo; así, les recordaba la frase de Nietzsche de “quien tiene un por qué para vivir resiste cualquier cómo”.

estudio y trabajo Me acuerdo de los últimos datos que estamos teniendo sobre la Comunidad Europea… son llamativos en lo que a España se refiere, pues tenemos más de la mitad de la población juvenil, entre dieciséis y veinticuatro años, que ni trabajan ni estudian. O sea, sin tener nada que hacer todo el día. Pero, además, en un diario nacional nos dicen que la mitad de los que están parados en España dejaron de estudiar a la edad de catorce años, lo que quiere decir claramente “fracaso escolar”.

La cuestión es de un gran calado y la escuela tiene que dejarse interpelar por este problema –junto a toda la sociedad- y, cómo no, la universidad y las facultades de educación donde se preparan los futuros maestros. Y, de un modo especial, los de Educación Infantil. Recuerdo cómo en Finlandia lo que más cuidan es la educación infantil, de tal manera que las exigencias mayores para poder cursar en la universidad están para los que eligen ser maestros de los más pequeños, más que en medicina.

536658_4916586403605_503119605_nMe sirve de punto de partida para plantear el sentido y la función de la escuela y el oficio de maestro: para poder interpelar cuál está siendo el sentido de su estudio, qué modelo de estudio están realizando y a qué profesional y tipo de escuela aspiran. Todo va al hilo de mi preocupación por la relación entre sentido del estudio, motivación y futuro profesional, entre el bien externo e interno de las profesiones.

Por eso, hoy les convocaré a reflexionar sobre ellas mismas y sus motivaciones estudiantiles:

¿Por qué estudio?, ¿qué me aporta estudiar?, ¿qué modelo de estudio es el que estoy desarrollando?, ¿disfruto o sufro con mi estudio?, ¿tengo esperanzas profesionales o vivo con el presentimiento del fracaso?

 

50 Responses to “ESTUDIO “CON-SENTIDO””

  1. Esta semana han comenzado las clases en la facultad 4º curso Grado de Infantil, y la verdad es que tengo una mezcla de emociones y sensaciones en este nuevo curso: ilusión, nervios, intriga y como no, satisfacción por haber llegado hasta aquí, ya que ha sido un camino largo y duro de recorrer gracias al apoyo de mi familia y mi ilusión y esfuerzo por conseguir mi objetivo: “ser profesora de infantil”.
    Sin la beca, creo que no hubiese podido seguir en esta bonita etapa por la que estoy pasando, ya que la economía y el trabajo en este momento es escaso; aunque cuando sale algo de trabajo es lo que hago para poder costearme los estudios. Hablo en mi nombre, y creo que la mayoría de los casos en la clase son parecidos porque sin beca no hubiésemos podido seguir adelante.
    En este comienzo de clases, estamos reflexionando sobre algunas preguntas que nos ha planteado el profesor José Moreno, como por ejemplo ¿Por que estudiamos?, ¿para qué?, ¿para quien?…
    Estudio para tener una formación, personal, profesional,,crecer día a día poder encontrar un trabajo, un trabajo que me guste que es muy importante para tener una motivación cada día.
    Espero aprender mucho en este curso, y poder estar algún día dando clases en un aula de Infantil.

  2. Mi reflexión ante las cuestiones que nos plantea Pepe es que aunque creamos que estamos al final del camino, la realidad es que sólo estamos empezando, comenzando a labrar nuestro propio futuro, nuestra propia filosofía de vida… Ahora debemos interiorizar la forma correcta de ejercer nuestra profesión y tenemos el deber y la obligación de devolverle la dignidad e importancia que se merece. Sólo está en nuestras manos que la sociedad futura cambie su mentalidad y le devuleva al maestro el respeto que se ha ganado durante tantos años.
    Como decía Machado, caminante no hay camino, se hace camino al andar. La vida es un sendero que debemos pisar y nuestras huellas dejar.

  3. Desde pequeños/as hemos estudiado porque estamos obligados por ley a estar en el colegio hasta los 16 años y nuestros padres/madres así nos lo exigen, aunque esta obligación no garantiza el saber. A partir de esa edad suele ser cuando ya te planteas si seguir estudiando o no. Los que, como yo, decidimos seguir con los estudios, suele ser, entre otros motivos, por la concepción que tiene la sociedad del estudio, puesto que la persona no destaca por su forma de ser sino por la profesión que tenga. Con esto me remito al vídeo de “La Educación Prohibida” cuando un profesor le dice a un alumno que tiene que estudiar para ser alguien en la vida, a lo que éste le contesta: “Pero si yo ya soy alguien en la vida”.

    Yo, personalmente, no estudio para ser alguien en la vida, ni tampoco por ser mejor que la persona que no ha estudiado, yo estudio porque primeramente, mi gran ilusión ha sido siempre dedicar mi vida a la enseñanza, en mi caso, de los más pequeños. Por otro lado, afortunadamente, tengo el apoyo de mi familia y, en último lugar e imprescindible para la realización de este sueño, recibo beca de estudios. Si me hubiera faltado una de esas tres razones, hubiera sido más difícil estar ahora mismo a un escalón de acabar mi carrera. Además de esto, se le añade la sociedad y el contexto donde vivimos. Si hubiera nacido en otra cultura o país, quizás ni me hubiera podido plantear estudiar en la Universidad y, por supuesto, tampoco le daría importancia a este hecho.

    Por último, he de confesar que aunque me sienta feliz por estar donde estoy, vivo en la incertidumbre y en el miedo de ser otra joven más en la cola del paro. A pesar de esto, sigo preparándome con la misma ilusión del primer día, siempre mantengo la esperanza, ya que la resignación nos lleva al fracaso y, el fracaso a la muerte como persona. Por todo esto, debemos asumir la situación en la que vivimos con resiliencia y resistir el cualquier como, al que se refiere Nietzsche. La clave está en la ilusión que nos mantiene vivos.

  4. ¡Buenas tardes!
    Tras reflexionar sobre las preguntas realizadas creo poder responder al menos con sinceridad.
    Como bien hemos comentado en clase, estudio porque vivo en una sociedad que dispone de los medios necesarios para brindarme la oportunidad de hacerlo. También lo hago porque me encuentro en una sociedad que entiende la educación como una mejor calidad de vida y tengo el apoyo moral (más que económico) de mi familia. Además, a nivel personal, estudio porque me gusta mi profesión, quiero mejorar mi calidad de vida, devolver a la sociedad lo que me ha dado y contribuir a mejorarla.
    Estudiar me ha ayudado y me sigue ayudando sobre todo a madurar, a conocerme a mí misma y a lo que me rodea, a superarme y ampliar mis horizontes.
    Por todo ello, debo decir que mi paso por la Universidad ha sido muy satisfactorio, más de lo que hubiera pensado, y espero que siga siéndolo. Siendo éste mi último año, tengo sentimientos encontrados debido a la situación en la que se encuentra el país. Ciertamente tengo muchas ganas de empezar a trabajar y esperanzas, aunque no puedo evitar pensar con pesimismo sobre ello en ocasiones. También está la pregunta de ¿lo haré bien?, espero que sí.
    Aún así, a pesar de todo el pesimismo la esperanza es lo último que se pierde, así como la ilusión.
    Finalmente, me gustaría compartir una frase muy simple que siempre me ayuda en los momentos de pesimismo: “Lo difícil se hace, lo imposible se intenta”. Por muy mal que se vean las cosas, si no lo intentas el fracaso es seguro.

    Un saludo.

  5. Con el comienzo del último curso en esta carrera tan vocacional como es Educación Infantil nos hemos planteado una serie de cuestiones que han dado lugar a que nos diéramos cuenta de que nos encontramos ante un país privilegiado. Tengo que sentirme orgullosa de haber nacido aquí y haber podido acceder a la oportunidad de realizar los estudios que tanto deseaba. Por eso, debo sentir alegría, entusiasmo y, sobretodo, responsabilidad porque, como ya dijimos, no todo el mundo puede estudiar, ya sea por razones familiares o personales.

    Estudiar para formarnos, aprender para enseñar a los más pequeños que dentro de poco nos esperarán con los brazos abiertos en sus aulas. Por eso, debemos primeramente valorar los estudios, valorar la escuela, recuperar la dignidad profesional y, todo ello, lo conseguiremos mediante el apoyo y la motivación familiar que nos llevan ofreciendo desde pequeños.

    Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber. Albert Einstein

  6. ¿Por qué estudio?
    Estudio para formarme tanto como persona como futura maestra,lo que es mi vocación.Y seguiré estudiando siempre,aunque en muchas ocasiones se haga bastante pesado es necesario para, que en un futuro podamos ser unos buenos profesionales y estar al día de las últimas novedades y tendencias en educación.Para así tratar de enganchar a los niños a la escuela,que la vean como algo cercano, de lo que forman parte y, así reducir ese porcentaje de jóvenes que abandonan tan pronto la escuela.Porque muchas veces se culpa a los jóvenes del abandono escolar,pero en muchos casos, al menos para mí, los culpables de ello son los maestros que, no están a la altura de los alumnos.porque tener conocimientos es importante, pero más aun es, saber llegar a tus alumnos.

  7. En primer lugar me gustaría comentar el titulo que encabeza el periódico Hoy, porque pienso que es uno de los problemas mas graves que existen en nuestro país, ya que hay muchas personas en nuestro país sin un trabajo pero también sin una educación y pienso que son dos aspectos que están muy relacionados. Es cierto que la mayoría de las personas en la adolescencia deciden dejar de estudiar, cada persona por una causa diferente, pero al final son personas con un futuro muy pobre.
    En cuanto a las preguntas formuladas he de decir que yo estudio por un futuro y porque es gratificante formarte como persona y aprender cosas nuevas, y estoy de acuerdo con mi compañera Anoha en que gracias a la Beca hay muchas personas que pueden seguir formándose.
    En segundo lugar, me parece que es una carrera bastante bonita solo por el hecho de trabajar directamente con niños y lo que es más importante enseñarlos y educarlos, pero como todo en la vida hay asignaturas más complicadas y otras más sencillas por lo que hay veces que resulta más fácil y otras más difícil.
    Y por último,es cierto que en los tiempos que corren no es fácil tener esperanzas profesionales, pero cuando te gusta lo que haces es mucho más fácil luchar por ello, para conseguir todos los objetivos que te propones en la vida.

  8. En mi opinión estoy de acuerdo con mi compañera Cristina, yo también opino que la tasa de paro que hay en nuestro país está estrechamente relacionada con el abandono de los estudios. Además la edad de abandono de los porcentajes coincide con los periodos de estudios secundarios, podríamos decir que en esa etapa donde deberían motivar y promover más a los jóvenes, es la etapa donde más desmotivados están.
    Por otro lado, me gusta la visión y la aptitud con la que Pepe se toma sus nuevos cursos, a pesar de ser cada años lo mismo, tiene ilusión por fomentar y inculcar valores a sus nuevos alumnos y no estar cansado de hacer cada año lo mismo, como por desgracia le sucede a muchos compañeros de nuestra futura profesión.
    En cuanto a las cuestiones planteadas, estudio porque quiero labrame un futuro, a pesar de que muchos opinan que hoy en día estudiar una carrera no te garantiza nada. Para mi estudiar, formarme, es una forma de avanzar y de ir creciendo en mi día a día, considero que las personas deben seguir aprendiendo todos los días y descubrir y ampliar siempre nuevos conocimiento, por eso yo disfruto con mis estudios, es cierto que a veces es complicado, pero siempre merecen la pena, por eso me gusta tanto lo que estudio, porque creo en la enseñanza y la importancia que tiene.

  9. Cuando nos cuestionamos por qué estudiamos, la gran mayoría nos vamos a razones personales, como hemos comentado en clase. No nos habíamos dado cuenta que son casi más importantes razones sociales-familiares y estructurales, ya que vivimos en una sociedad privilegiada (aunque muchos no lo crean) que nos permite estudiar, que existen leyes y también gracias a la economía de nuestra familia, el apoyo e incluyo la influencia de ellos, es lo que nos lleva a estudiar.
    Estudiar lo que quiero me aporta; ilusión de trabajar en un futuro en lo que siempre he soñado y sobretodo crecer como persona. Muchas veces nos podemos venir abajo ya que vemos como miles de personas no tienen trabajo y quizás han luchado por un trabajo que siempre habían soñado al igual que lo estamos haciendo nosotros/as. Pero si tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo con Virginia López en que “la clave está en la ilusión que nos mantiene vivos”. Mi ilusión de enseñar a los más pequeños aunque también en que ellos nos enseñen miles de cosas, entre ellas; a ponernos contento sin motivo, a estar ocupado con algo y a saber exigir con todas nuestras fuerzas aquello que deseamos (Paulo Coehlo).

  10. Al leer los comentarios de mis compañeras, me he dado cuenta que estamos todas en una situación similar. Coincidimos la mayoría en estudiar para llegar a trabajar en el futuro en algo que nos encanta, nos apasiona y para lo que nos están preparando.
    A lo largo de la carrera me he preguntado varias veces si lo que estoy estudiando va a ser realmente el trabajo de mis sueños, pero se me aclararon todas mis dudas el mismo día que comencé las prácticas, yo sabía que me gustaba ensenãr pero no sabía que me apasionaba rodearme de ninõs con much~isimas ganas de aprender y de descubrir todo lo que estaba a su alrrededor, ver sus caritas siempre espectantes y ansiosas por descubrir con su mirada, qué es lo siguuiente que les vas a ensenãr.
    resumiendo un poco mis ideas, estudio lo que estudio porque me encanta, porque me apasiona y me aporta siempre ideas nuevas y positivas y porque disfruto con lo que hago, que desde mi punto de vista supera todo lo demás.

  11. Hay momentos en la vida que nos hacen reflexionar y en clase de religión fue un momento para ello. No sólo por las preguntas propuestas en clase, tales como: ¿Por qué estudio?, ¿Para qué estudio?, ¿Cómo estudio? sino porque esas preguntas nos han llevado a responder muchas otras, ¿Soy afortunada?, ¿Privilegiada?. Y sí, puedo decir que soy afortunada, afortunada por nacer en este país que aunque no pasa por su mejor momento, sigue siendo la mejor opción entre muchas, sigue siendo en su defecto un país de privilegiados.
    Al entrar en clase con Pepe, se nos propuso fortuitamente un dilema causado minutos antes, ¿Es magisterio una carrera fácil?, ¿Está valorada?, ¿Es solamente un “5”?
    Los estudiantes de magisterio hemos tenido que escuchar continuamente como se infravalora nuestra carrera, como se nos etiqueta,con un simple: “Pinta, recorta y colorea”, con la que muchos/as de nosotros/as no nos sentimos identificados. Hemos sido los menos valorados a los ojos de los estudiantes de las demás carreras de nuestra universidad y conocidos como la carrera más demandada simplemente porque su nota de corte está en un 5.
    Ahora, es el momento de que a nueva generación de profesores/as haga ver al resto que están equivocados, que esta carrera es mucho más importante, valiosa y necesaria de lo que ellos/as piensan.
    Hablo por mí, desde mi propia formación y desde mi propia persona. ¿Por qué estudio? Estudio, no sólo porque esta sociedad valora más un titulo en un curriculum y su nota, que la experiencia y los conocimientos adquiridos a lo largo de la formación, sino que estudio por vocación, por amor a lo que hago, por la motivación de superar mis objetivos cada día, de superarme a mi misma como persona. Estudio por demostrar a los demás que “pintar, recortar y colorear”, es la base fundamental de todas las personas, incluso de los médicos; ¿O acaso los médicos no cortan la piel de los enfermos?, ¿De los heridos?, ¿No pintan letras que forman un nombre en las pulseras de los enfermos? ¿No pinta, recorta y colorea un arquitecto? Entonces, ¿Qué pasaría si nadie les hubiese enseñado a “pintar, recortar y colorear”?¿O a escribir?
    Contestando a las preguntas: ¿Qué me aporta estudiar?, ¿Disfruto o sufro con mi estudio? Queda claro que disfruto estudiando esto que es mi vocación, que estudiar me aporta nuevos conocimientos, nuevos objetivos, una mirada hacia el futuro, una mirada hacia un cambio mejor que puedo provocar yo misma, una satisfacción personal, una formación…
    Terminaré respondiendo a la pregunta: ¿tengo esperanzas profesionales o vivo con el presentimiento del fracaso? Que me siento esperanzada hacia una visión de un futuro profesional, hacia un cambio de mentalidad sobre la facultad de magisterio, sobre los profesores/as que allí estudiamos y nos formamos como futuros docentes. Me siento entusiasmada, esperanzada y con un optimismo brutal de que mundo se de cuenta de que los docentes son el pilar fundamental en la formación de nuevas generaciones tanto profesionalmente como personalmente.
    Espero que magisterio, sea en un futuro, la mejor carrera valorada entre las carreras de las universidades.

  12. El estudio es una herramienta que nos fortalece tanto por dentro como por fuera. Nos permite ampliar conocimientos, aportar conocimiento a otras personas, en mi caso. También nos permite aprender cosas nuevas y como no estudio para poder trabajar en un futuro.
    Me aporta comocimientos, madurez y un futuro.
    El modelo de estudio que desarrollo del cual estoy muy orgullosa y contenta es educación infantil.
    Disfruto con mis estudios sobre todo en el tema practico que es lo que realmente haré en un futuro. Me gusta aprender cosas nuevas de las cuales prondré en practicas. A pesar de que las cosas hoy en día están como están y dejando de lado todos los comentarios negativos hacia mi profesión tengo muchas esperanzas e ilusión por ejercer la docencia que es en lo que me estoy formando.
    Espero pasar muy buenos momentos en este último año, y disfrutar de las clases de religión.

  13. soy la pequeña de cuatro hermanos de una familia humilde y trabajadora y con unos padres con una formación escolar rudimentaria y básica ya que tenian que trabajar para mantener a sus hermanos, esto me lleva a reflexionar y contestar a las preguntas planteadas en clase como¿Por qué estudio?, ¿qué me aporta estudiar?, ¿qué modelo de estudio es el que estoy desarrollando?, ¿disfruto o sufro con mi estudio?, ¿tengo esperanzas profesionales o vivo con el presentimiento del fracaso?
    Pues bien, estudio por auto superación para demostrar lo mucho que puedo llegar a aprender y a enseñar, de ahi el motivo de estudiar esta carrera, porque quiero enseñar a los demás, también, pòr que mis padres merecen que sus hijos cumplan el deseo que ellos vieron frustrados, el de tener una educación y una buena formación académica.
    obviamente mentiria si dijera que me encanta estudiar, por que no es así, tengo 22 años y estar entre apuntes y folios no es mi mayor afición, pero si disfruto al ver recompensado mi esfuerzo cuando supero las metas que me ponen en clase y cada año de carrera, aunque considero que mi formación no acaba en cuatro años de carrera, sino que la vida es un estudio constante y duradero en el que habrá días mejores o peores, pero que al igual que la satisfacción de aprobar exámenes está la satisfacción de mostrar a los demás lo que sé y sobre todo, de aprender día a día a ser mejor persona y aportar a esta sociedad pequeños granitos de conocimiento, y con esto pongo respuesta a la pregunta de si tengo esperanzas profesionales o vivo con miedo al fracaso, porque el fracaso solo es un bache que hace aprender, practicar , soñar y superarnos.
    un saludo.

  14. Para mí estudiar educación infantil no es aprobar una serie de asiganturas y pasar al curso siguiente, así sin más.
    Es prepararme para trabajar en lo que siempre he soñado, trabajar con niños, aportarles todo lo que sé y disfrutando de ello. Por lo qué, la primera compuerta que debemos abrir para embarcarse en la tarea del estudio es el deseo de saber.

  15. Leyendo los comentarios de mis compañeras creo q todas tenemos una opinion similiar.
    Estudiamos lo que nos gusta para llegar a ser lo que deseamos( maestras de edcucación infantil), y trabajar en lo que siempre hemos soñado; siempre con el apoyo de los más cercanos, nuestra familia, que desde pequeños nos animan y motivan para ello.
    Como hemos visto en clase nos encontramos en un país, dentro de lo que cabe, rico, por lo que podemos sentirnos privilegiados por poder estudiar.Hoy en día gracias a las ayudas economicas casi todo el mundo puede estudiar y formarse para un futuro mejor.También pienso que la escuela y nuestra profesión deberia estar más valorada porque es una de las más importante.

  16. Comienzo el nuevo y último curso ilusionada, pero también con miedo a lo desconocido. Con respecto a los datos sobre el desempleo de los que se habla en este artículo, considero que son alarmantes, pues somos el futuro de este país y de nosotros, y de las generaciones futuras, dependerá la continuación de lo económico, lo social, lo cultural…
    Desde la escuela se debe inculcar la importancia de tener unos conocimientos que nos preparen para el mundo laboral. Por otro lado, tenemos la oportunidad de satisfacer nuestra vocación, en este caso la enseñanza.
    No siempre se disfruta con el estudio, o con la ingente cantidad de trabajos que tenemos que hacer, pero estamos estudiando aquello que más nos gusta y por eso cuesta menos. Además, tengo la esperanza de encontrar un trabajo en el que pueda dedicarme a la enseñanza y en el que pueda compartir con los niños todo lo que sé.
    Por último, debemos aprovechar al máximo la oportunidad que nos brinda la sociedad actual para poder obtener unos conocimientos y un aprendizaje que nos permita pensar en un futuro laboral.

  17. ¿Por qué estudio? La mayoría de nosotros podemos estudiar porque vivimos en un país que nos facilita el acceso a la educación.
    Hoy en día se demanda cada vez mas un perfil de trabajador más cualificado, por lo que si queremos tener éxito laboral en un futuro, tenemos que continuar formándonos para no quedarnos atrás.Desde el comienzo de este último año de carrera, muchas han sido las noches en las que he pensado ¿Que será de mi dentro de unos años?¿estaré trabajando? Esto me ha quitado muchos días el sueño, pero hoy sigo estudiando no solo para conseguir un trabajo bien remunerado, si no también para ser una persona culta, libre pensadora, crítica y para saber desenvolverme en la vida por mi misma. Y cuando termine mi etapa educativa y tenga un trabajo, podré estar orgullosa sabiendo que he conseguido lo que mis padres siempre quisieron para mi, darme la oportunidad que ellos nunca tuvieron de formarse académicamente.

  18. ¿Por qué estudio?
    Estudio porque en España se produjo un cambio de mentalidad que permitió a las mujeres poder estudiar cursos superiores que hasta entonces no les eran permitido.
    Nos enseñaron a leer y escribir y con ello culturizarnos y plantearnos nuevas metas como trabajar fuera de casa y a la vez compaginarlo con la vida familiar, aunque en esto hemos avanzado un poco, ya no sólo nos encargamos las mujeres del trabajo del hogar, si no que también los hombres ayudan en estas tareas.
    España es un país donde existe un sistema educativo de calidad y donde está garantizado el derecho a la educación para todos sin distinción de raza, religión o sexo y está amparado por la ley.
    También es un país que fomenta la cultura con el acceso a bibliotecas, filmotecas… públicas y hacen campañas sobre el fomento a la lectura entre otras campañas.
    Por otra parte en España existen universidades públicas y entre ellas el estudio que quería realizar, en mi caso magisterio.
    Curso magisterio por varios motivos, uno de ellos es por vocación familiar, mis abuelos, mi tía, mi prima y mi madre eran maestros de escuela y desde pequeña quise ser maestra, gracias a su apoyo y comprensión poco a poco este sueño se hace realidad, en pocos meses seré maestra de infantil, animándome a conseguir mis metas y a ser quién soy ahora.
    ¿Para qué estudio?
    Estudio para formarme y trabajar en el futuro en algo que me gusta y me apasiona, ¿por qué qué hay más bonito que enseñar a niños pequeños a conocer el mundo que les rodea, a descubrir quiénes son y lo que quieren ser…? Porque ayudarles a ellos es una realización personal tan grande que es imposible describirlo con palabras.
    También es cierto que este trabajo no es fácil y tienes miedos y frustraciones ya que te cuestionas siempre si lo que haces está bien o mal, ya que si haces cosas mal hechas puedes perjudicar la vida del niño para siempre. Hay que procurar hacer las cosas bien, enseñar límites, a que aprendan a respetar a los demás, e incluso a sí mismo, crear rutinas para que los niños se sientan seguros y expresen en la medida que les permita su madurez expresarse libremente.
    Crear este clima tampoco es tarea fácil ya que tienes que ser cercana, amable pero sin ser demasiado blanda, pero tampoco demasiado dura porque si no los niños te cogerán miedo, pero si soy por el contrario demasiado blanda los niños no me respetarán, como decía un famoso pedagogo “hay que tener manos de acero en guantes de terciopelo”.

    ¿Para quién estudio?
    Estudio para mis futuros alumnos ya que me estoy formando para poder enseñarles el mundo que les rodea… y también estudio para mí para alcanzar mis metas y tener un trabajo de acuerdo con mi vocación.

  19. Miedo, duda, incertidumbre todo lo desconocido loo produce y el comienzo de un nuevo curso, de unas asignaturas desconocidas lo producen, los nuevos profesores, el clima de la clase todo puede ser una causa de temor o miedo, pero me siento afortunada de poder tener estos miedos y de poder hacerlo estudiando.

    ¿Por qué estudio?
    Estudio porque la sociedad en la que vivo me lo permite, estudio porque mi familia me ha inculcado la importancia que tiene el tener una formación y adquirir unos valores que quizás ellos no pudieron tener, estudio para crecer como persona y para seguir formándome día a día, estudio porque me enriquece… podría poner muchas más motivos de porque estudio.
    ¿Por qué estudio educación infantil?
    Para mi estudiar educación infantil es como darle forma y color a lo que llevo dentro, perfeccionar lo que desde hace mucho sé que va a ser el futuro que deseo. Hacer realidad un sueño, una vocación, algo para lo que sé que sí que valgo, algo que me nace de dentro y me sale solo. Siempre se dice que quien trabaja en lo que quiere y no en lo que puede es un privilegiado y tiene una vida más feliz y mucho más fructífera, y esa es la clase de persona que quiero llegar a ser, esa es la vida que quiero, quiero ser feliz trabajando con niños, enseñándoles, divirtiéndoles,… y quiero ser feliz levantándome cada día sabiendo que se ha hecho realidad mi sueño.
    A día de hoy la profesión de maestra está muy poco valorada por la sociedad pero ¿quién tiene estos privilegios?
    ¿Dónde más podría atar lazos al pelo, ajustar cinturones y ver un desfile de moda a diario?
    ¿Dónde, aunque siempre me vista de la misma manera me dirán que mi vestido es bonito?
    ¿En que sitio, sino allí, m abrazaría un apuesto jovencito y me diría que me quiere?
    ¿Dónde eres tan importante que hasta le has de limpiar los mocos a la estrella del desfile?
    ¿En qué otra parte olvidaría mis penas porque tengo que atender tantos arañazos, cocos y corazones afligidos?
    ¿Quién recibe más flores que yo? ¿Dónde más podría guiar en la escritura de las primeras letras una manita que quizás algún día escriba un libro?
    ¿En qué lugar recibiría el regalo de sonrisas como estas?
    en que sitio me harían un retrato gratis? ¿En qué lugar mis palabras causan tanto asombro?
    ¿En qué trabajo cuando falto dos días te reciben con los brazos abiertos?
    ¿Dónde puedes ver en primera fila la ejecución de grandes obras de arte?
    ¿Dónde conservaría el alma joven sino en medio de un grupo cuya atención es tan efímera, que siempre debo tener a mano una caja de sorpresas?
    ¿en que otro sitio derramaría lágrimas porque hay que dar por terminado un año de relaciones felices?
    ME SIENTO GRANDE TRABAJANDO CON PEQUEÑOS

  20. Comienzo mi último año de carrera, con ilusión y ganas pero a la vez con pena de saber que termina un camino lleno de cosas buenas y cosas malas. Durante este trayecto de mi vida he tenido el placer de conocer gente maravillosa y he crecido como persona ya que opino que no solo vamos a clases para aprender una asignatura sino para formarnos y enfrentarnos a los problemas que nos pueden surgir cada día tanto en la escuela como fuera de ella.
    Personalmente opino que mi formación no acaba con estos cuatro años de carrera sino que continúa a lo largo de la vida, al igual que mis ganas de enseñar lo que he aprendido.
    Soledad.

  21. Comienzo de un nuevo curso, desde que comenzamos a ir a la escuela cada año es un nuevo curso para nosotros aunque seamos repetidores o hayamos pasado de nivel. cuando somos pequeños nuestros padres o la mayoría de ellos nos inculcan que debemos estudiar para tener un buen futuro, el futuro que nosotros queremos tener. debido a muchas circunstancias muchos jóvenes de hoy día no quieren estudiar pero tampoco trabajan debido a los problemas económicos que nos encontramos en nuestra sociedad, por lo que no hacen nada y pienso yo, ¿qué futuro les espera a esas personas? ¿Por qué no retoman sus estudios? ¿será porque no tienen medios para hacerlos? en la clase de ese día estuvimos hablando sobre una serie de preguntas como ¿porqué estudio? teniendo en cuenta una serie de razones estructurales, sociales-familiares y económicas. Bajo mi punto de vista y teniendo en cuenta mi situación familiar, soy la pequeña de tres hermanos, dichos hermanos dejaron de estudiar porque no querían hacer algo que no les gustaba, porque los estudios de aquellos años (80-90) eran muy diferentes a los que nos podemos encontrar hoy día, los profesores no motivaban a los alumnos para que desempeñasen tal fin y ahora se encuentran con el mismo problema que la mayoría de jóvenes, no han estudiado por lo que no tienen una formación adecuada para un trabajo y tampoco tienen un trabajo por el que poder labrar un futuro, sin embargo en mi caso e sido la única que ha querido seguir con sus estudios pero no sabría decir exactamente para qué estudio, se que lo tengo que hacer porque quiero conseguir con ello un trabajo en el que pueda tener un futuro y así poder continuar con mis sueños y expectativas que tengo en mi vida. Cuando llegó el día en el que tuve que elegir qué carrera hacer, como primera opción puse Ciencias del Deporte y como segunda Educación Infantil, nunca pensé en estudiar ésta carrera ya que toda mi vida a ido involucrada al deporte, pero si que decir, que no me arrepiento que me tocara estudiar Educación Infantil es una carrera muy bonita y te aporta grandes cosas y todo eso me dí cuenta en mi periodo de prácticas de segundo, que no me había equivocado en elegirla y ahora estoy contenta de seguir estudiándola y poder llegar a trabajar de ello.

    Un saludo a tod@s.

  22. Llegar al final de bachillerato y del instituto supone tomar una serie de decisiones que marcarán de una u otra forma el camino que tu vida seguirá. Había quien estaba muy agobiado por no saber qué dirección tomar, quién sufría lo insufrible por llegar a altas notas y quien ni siquiera se inmutaba, pero yo no, yo tenía suerte, no tenía dudas y es que toda la vida había tenido claro que me dedicaría a la educación. Qué tontos somos a veces los adolescentes, esas ganas de cambiar de aires me llevaron a creer que el periodismo sería la mejor opción para mí.
    Pero ya lo dije antes, yo tenía suerte, suerte de tener una vocación, no todo el mundo la tiene, que con el tiempo volvió a llamar a la puerta y me condujo de nuevo a primero de carrera, a pesar de ser ya una chica con su licenciatura terminada. Muchos no lo entendieron: “¿para qué quieres una carrera si ya tienes otra?” “pues si que tienes ganas de estudiar”. Pero a mí me valía la ilusión y las ganas que antes no había sentido, las de poder decir “soy maestra”, y no una maestra cualquiera, mucho mejor aún: Maestra de Educación Infantil.
    Todos estos pensamientos y esa difícil decisión que había tomado un año antes se confirmó al poder convivir en el ambiente de una clase de infantil. ¿Sabéis lo difícil que es aprender a hacer la “o” o el número “5”? Todo el mundo los usa a diario, claro porque algún día alguien tuvo la paciencia de enseñaros eso y mucho más, de ofreceros la base de lo que hoy sois.
    No hay profesión más bonita, gratificante y enriquecedora que aquella que tiene el lujo de formar al futuro, pero para ello es necesario que este gremio se haga respetar y recupere ese prestigio del que carece en nuestro país, y todo eso está en nuestras manos.
    Creo que con todo esto he respondido a esos “porqués”.
    ¡Un saludo!

  23. Quiero comenzar mi reflexión diciendo que estoy orgullosa de mi misma de poder estar en el último peldaño de esas escaleras tan inmensamente largas la cual me encontré al principio de mi camino. Hoy día ya estoy en el último año de alcanzar mi sueño, de poder ser una estupenda maestra de educación infantil.
    Con respecto a las opiniones de las gentes sobre esta carrera y esta profesión me siento muy enfurecida ya que para la mayoría de la gente está muy infravalorada, y siempre tengo que estar escuchando comentarios tales como: “en esa carrera solo entran las gentes que no quieren estudiar”, “eso es sólo pintar y colorear”, etc, pero lo que esas gentes no saben o no se quieren dar cuenta, es que nosotros somos la base de todo, esas personas saben leer y escribir gracias a nosotros y no sólo eso sino que nosotros les ayudamos a adquirir los diferentes valores como responsabilidad, cooperación, solidaridad, respeto, austeridad, libertad…
    ¿Por qué estudio?
    Estudio porque e tenido la suerte de vivir en un país donde e podido disfrutar de una educación totalmente gratuita y donde se proporciona unas becas para que los estudiantes que no puedan pagarse los estudios puedan seguir, este es mi caso, yo sin la beca no podría haber seguido estudiando ya que como están las cosas hoy en día me hubiera sido imposible.
    También tengo la suerte de tener unos padres que desde siempre me han estado inculcando que estudiar es algo bueno, que nos enriquece, que nos culturiza y sobre todo diciéndome que estudie que nunca me arrepentiré que aproveche el momento que ellos no pudieron hacerlo por las circunstancias en las que se encontraban. Y como dice el refrán, ” el saber no ocupa lugar”.
    Bueno quiero acabar mi reflexión diciendo que estudió educación infantil porque me encanta enseñar, quiero cumplir mi sueño que desde hace muchos años estoy persiguiendo, se que con lo que estoy haciendo voy a ser feliz y llegar a clase y encontrarte con 25 niños o más y transmitirle tu felicidad es lo mejor que puede pasar, no sólo eso, en mis prácticas del 2 año yo llegaba a clase y ver a los niños me alegraban el día, por esto y por muchas cosas más estudió educación infantil.
    Quiero dejar una frase para reflexionar de Alberto Einstein: ” Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”.

  24. Comienzo mi reflexión al tema tratado en clase dando respuesta a las preguntas planteadas. ¿Por qué estudio? Yo estudio porque en esta sociedad está muy valorada la titulación académica, digo “titulación” porque nuestro sistema educativo le da más importancia a superar exámenes que realmente a lo importante que es la formación. También ha influido la voluntad de mis padres que desde pequeña me han insistido en que estudie para tener un futuro mejor, ellos no tienen estudios porque no se lo pudieron permitir económicamente. Y la razón más importante por mis ganas de superación.
    ¿Qué me aporta estudiar? Me aporta información para desarrollarme como persona, fomenta mi capacidad de reflexión y crítica, y la importancia del trabajo en equipo.
    Y me muestro optimista ante la posibilidad de encontrar trabajo, sé que es difícil pero pienso que hay muchas formas de ejercer de maestro, para ello es imprescindible innovar.

  25. En mi opinión creo que todo el mundo estudia en mayor o menor medida, ya que algunos deciden estudiar hasta la edad obligatoria porque ven que no les gusta, y otros deciden seguir formándose, para eso están ahí los padres , para inculcarles a sus hijos lo mejor, pero sabiendo que una persona no puede estudiar por obligación. ya que hoy en día la sociedad te ofrece otras muchas cosas.
    En cuanto a la pregunta realizada en clase por el profesor, de porqué estudio, pues estudio porque quiero ser un ejemplo el día de mañana a los niños, puesto que por eso he decidido estudiar educación infantil, para darle a los niños lo mejor de mí, porque creo que esta carrera hay que estudiarla por vocación, no estudiarla porque tenga un cinco de nota de corte, ya que yo pienso que si no te gustan los niños, estás perdido estudiando dicha carrera, ya que no tendrás la misma sensibilidad hacía ellos.
    Por otra parte me parece muy injusto que a esta carrera se la tache de “pinta, recorta y colorea”, ya que todas aquellas personas que lo piensan, antes han pasado por un colegio para poder llegar hasta donde han llegado o quieren llegar en un futuro.

  26. En primer lugar estudio porque desde pequeña me animaron a superarme, a no estancarme, a continuar en el camino a pesar de los baches. Sinceramente estudiar me aporta gran información que desconocía, para mí el estudio no es memorizar para olvidar sino para recordar, realmente memorizar todo como una grabadora no es lo mio, pues primero tengo que comprender y decirlo con mis palabras y una vez que lo comprendo, se despierta mi curiosidad con un montón de preguntas, que me invitan a seguir estudiando, buscando y descubriendo… y eso hace que le de un sentido a lo que estudio.

    En relación al modelo de estudio que estoy desarrollando creo que es productivo, dinámico y divertido, ya que todo los días aprendo algo nuevo, me lo paso genial en muchas actividades que planteamos en el aula y con ello crezco como persona.

    En cuanto a la pregunta de disfrutar o sufrir con mi estudio, yo soy de las que disfruta porque estoy haciendo realmente lo que me gusta y me aporta grandes motivaciones para seguir avanzando como por ejemplo trabajar durante mis practicas con un niño autista, quién realmente me llenó de ganas para continuar y sobretodo “estudiar” saber más sobre el autismo y ante todo a saber como tratarlo y poder ayudarlo , porque la verdadera necesidad es la que te hace que estudies, investigues… como bien decía mi abuela “Obligao me veas para que me creeas” .

    Finalmente, en torno al futuro laboral tengo que decir que espero trabajar de una forma u otra, ya sea en colegios, guarderías, asociaciones… porque poder es querer.

    He de reconocer que durante mi trayectoria como estudiante, hay personas a las que tengo que agradecer un montón porque “me marcaron” ya que enseñaban para la vida humana , desde la humildad,sencillez y el cariño, si desde esas palabras que tanto repetían y que yo recogí para no olvidarlas…

  27. Se nos plantean una serie de preguntas, tales como ¿Porqué estudiamos? ¿Para quién?… Pues bien a mi punto de vista actualmente vivimos en una sociedad que no sabe realmente qué es lo que quiere en su vida, creo sinceramente que se están perdiendo muchos valores en cuanto a familia se refiere, pues nos podemos encontrar con niños en cualquier escuela, que al tenerlo todo piensan que no es necesario estudiar ( aunque es un privilegio) pues como sus “Papás y Mamás” se lo dan todo hecho, no es necesario esforzarse para poder conseguir fruto de ello.
    Yo, sinceramente, soy de esas personas a las que estudiar no les gustaba nada de nada, pero con el paso del tiempo encontré en el colegio, instituto, universidad, personas que me hicieron ver que era mejor seguir formando, y poco a poco comprendí que como dice esa frase “El saber no ocupa lugar”, por ello mismo llevo ya siete años en la Universidad de Extremadura en la Facultad de Badajoz, porque considero que todo lo que se aprende es bueno y que cuanto más se aprenda mejor, no hay nada malo en aprender, en formarse, en querer mejorar, en saber un poquito más todos los días, pues cada día que vengo aprendo un poco más… Pero actualmente, los niños/adolescentes (que en verdad son niños, porque cuando vas creciendo te vas dando cuenta de que no son aun adolescentes), lo tienen todo hecho, se lo dan todo mascado y aun así siguen rechazando aprender, estudiar… Hay muchos problemas que son los que ocasionan que los niños/adolescentes, no quieran estudiar, pero considero que los que cometen los errores más importantes son la familia, pues ellos tienen toda la bases desde el principio para comenzar a formar a sus hijos, inculcarle una serie de valores, guiarles en su camino….

    Además de todo ello en cualquier sitio hemos oído siempre que si magisterio es muy fácil, que si solo venimos a pintar, colorear, y recortar… Pero lo que no saben todas las personas es que en los docentes está el que su hijo/hija aprenda a pintar, colorear, leer, escribir… Pues no una tarea fácil, y sin esas primeras bases , que son las más importantes en el desarrollo de cualquier futuro estudiante de universidad, no llegaría a existir tantos estudiantes de medicina, ingeniería, economía… Y por si alguna persona aun no lo saben y hay que recordarselo, todo estudiante de cualquier carrera ha pasado primero por Infantil, por primaria, por secundaria, por bachillerato… Y es que nadie nace sabiendo, por lo tanto para saber primero tiene que haber alguien que tiene que enseñar y en las manos de los que enseñan están todos los futuros, abogados, ingenieros, médicos, economistas, biólogos…

    Por lo que no creo que haya que menospreciar a cualquiera porque sea un simple maestro o profesor, porque creo que enseñar conlleva no solo transmitir unos conocimientos, sino también unos valores, que nos formaran como personas.

    Por último solo quiero decir que el día en el que me tenga que enfrentar a mi primera clase como maestra, intentare por todos los medios, conseguir que mis alumnos aprendan todo lo que necesita para que en un futuro sean personas, amables, sencillas tolerantes, responsables con sus estudios, pero sobre todo que aprendan muchas cosas, pues en enseñar y aprender hay mucha belleza, y es algo que a cualquier maestro y profesor llena de satisfacción poder haber enseñado todo lo que saben y que además eso que han enseñado les sirva para toda la vida, pues es algo que sirve y algo que nunca olvidas, pues todo eso va a servir para convertirte en la persona que serás en un futuro…

  28. ¿Por qué estudio? Es una pregunta que rara vez nos planteamos, quizá porque en la sociedad actual en la que vivimos es totalmente necesario tener una titulación para poder tener un empleo. También porque hemos crecido alrededor de una compañía y una familia en las cuales estudiar es un hecho instaurado ya que la mayoría de nuestros padres no tuvieron la oportunidad de hacerlo y se esfuerzan demasiado para que nosotros hayamos llegado hasta donde estamos hoy.

    El elegir este grado y no cualquier otro es una vocación personal. El poder ser el referente de los niños es una satisfacción. El elegir unos estudios donde las prácticas se llevan la mayoría del tiempo es una cosa que también me gusta porque pienso que es como realmente se aprende, aunque con ello no estoy diciendo que no se deba dar teoría. En estas horas que dedicamos a hacer trabajos grupales se llegan a hacer verdaderas amistades y eso es una de las cosas más importantes que tiene el estudiar en la universidad.

    Para terminar, me gustaría hacer mención a la portada del periódico “la mitad de los desempleados dejó de estudiar a los 14 años”. Está claro que este es un estudio actual, y que probablemente ese tanto por ciento de desempleados pertenezcan a generaciones anteriores (actualmente es obligatorio estudiar hasta los 16) donde no exigían ningún tipo de estudio para la mayoría de los puestos de trabajo.
    Si hablamos, por otra parte, del fracaso actual escolar podemos decir que se debe al gran número de alumnos desmotivados que hay al ver el futuro oscuro, desmotivación que tenemos incluso los que estamos estudiando, o también por el número de familias desempleadas que no pueden permitirse el pagar los estudios a sus hijos. Esto es “la pescadilla que se muerde la cola”

  29. Buenos días.
    Tras la primera semana de curso ha continuado la reflexión que ya comenzó durante la clase de Pedagogía y Didáctica de la Religión Católica.
    La conversación que mantuvimos con Pepe a lo largo de la primera clase activó una parte crítica y reflexiva que muchas veces olvidamos y que es tan importante en el día a día.
    El significado y el motivo del estudio son temas que no analizamos a menudo y que determinan, de alguna manera, la forma de vida que vamos a seguir. No valoramos lo suficiente la importancia de la educación, lo que nos lleva a ella y lo que nos aporta.
    La educación nos ayuda a conocernos, a evolucionar y a adquirir capacidad para la crítica. La importancia de la educación reside en la necesidad de formar personas, de hacerlas autónomas y de aportarles valores y actitudes que favorezcan el crecimiento intelectual y personas de los alumnos.
    Sobre las preguntas planteadas en el aula, mis respuestas son las siguientes:
    Estudio por satisfacción personal, autosuperación y por ansia de saber más, de tener más conocimientos interesantes y útiles. El motivo de estudiar Educación Infantil es la posibilidad de poder ayudar a formar a las futuras generaciones, de ser útil para la sociedad.
    Sobre la posibilidad de que el estudio me genere sufrimiento no puedo sino pensar que los malos momentos que paso durante la etapa educativa se verán recompensados cuando alcance mis objetivos; de cualquier manera, las experiencias negativas no lo son tanto, ya que los nervios, el estrés producido por unos exámenes o por exposiciones y muchas veces la falta de sueño producida por trabajos eternos no provocan desilución o desmotivación, sino que generan fortaleza y me recuerdan por qué estoy estudiando Educación Infantil.
    El futuro ahora mismo es incierto, no puedo saber si seré maestra en un colegio o si estaré trabajando hasta la jubilación por la infancia o por el contrario acabe trabajando en cualquier otro puesto, pero de cualquier manera, la ilusión depositada durante toda mi educación me dará la seguridad de estar formada y tener la posibilidad de buscar mi empleo soñado, porque quiero ser maestra de Educación Infantil

  30. Buenos días.
    Para la pregunta ¿Por qué estudio? Sinceramente no sabría decir un por qué. Nunca me lo he planteado. Quizás porque seguramente en la sociedad de hoy en día se necesita una titulación para poder encontrar un trabajo que se adapte a nuestras condiciones. Aparte, pienso que estudiar es bueno para nosotros porque fomentamos nuestra inteligencia así como doy gracias de porder vivir en un país donde hemos tenido una educación gratuita y donde se nos proporcionan ayudas para poder seguir formándonos.
    Elegí educación infantil porque siempre me gusta ayudar a las personas y más con el tema de la educación. Me encantaría transmitir los mismos valores que me transmitieron a mi de pequeña, tanto mi familia, mis amigos, mis profesores…etc.
    Pienso que la educación nos ayuda a inculcar unos valores, a desarrollarnos mejor como persona y a ser mejor cada día.

  31. Después de haber leído algunos de los comentarios de mis compañeras, todas llegamos a la misma conclusión o tenemos, en parte, la misma opinión sobre por qué estamos en Educación y por qué hemos querido elegir esta carrera. Todas decimos que estamos donde estamos porque nos gustan los niños y además es una carrera vocacional, sino fuese así, no estaríamos donde estamos. Algunos pueden pensar que hacemos esto porque es una carrera fácil, obtenemos titulo y ya está. Esto no es verdad, por lo menos para mi.
    También coincidimos en que nuestra finalidad es poder terminar los estudios y encontrar trabajo. Sabemos que esto no va a ser así.
    Todo esto me lleva a pensar que estamos donde estamos gracias al lugar de donde venimos, porque si fuese de otra manera, quizás no estaríamos estudiando en una Universidad sin las posibilidades que tenemos, o sí, quien sabe. Quizás, a lo mejor, seamos ese 1 de 100 personas que podría estudiar en una situación peor a la nuestra.
    Gracias y un saludo para todos!

  32. Ésta ya es la segunda semana del último curso de Educación Infantil, último año de carrera. Este último curso seguro que estará lleno de emociones, sentimientos, aventuras, nerviosismo y sobre todo de intriga, ya que en unos meses mí carrera de EDUCACIÓN INFANTIL estará finalizada, sinceramente con mucha alegría y al contrario mucha tristeza por todo lo vivido en estos años de carrera. Pero será el final de mi objetivo: ser profesora de Infantil.
    Estudio para tener una formación personal, crecer como persona y encontrar el trabajo que tanto deseo, gracias sobre todo por vivir en una sociedad que facilita el acceso a la educación, y también a la gran ayuda de las becas y apoyo el familiar (En mi familia somos tres hermanos y yo la mayor, estudié el módulo Superior de Educación Infantil, ya que me daba bastante miedo enfrentarme y comenzar una carrera. Yo veía que mi hermana de 11 meses más chica que yo, estaba sacándose su carrera de enfermería, por ello me dio bastante ánimo en comenzar el Grado de Magisterio. Éste año mi hermano pequeño se encontró en la misma situación que yo, ¿estudiar modulo o carrera?, y tras mi experiencia, éste año se ha matriculado en 1º de Economía).
    Es duro pensar que hoy en día hay muchísimo paro, espero no ser una más por ello seguiré luchando como lo estoy haciendo hasta hoy. Ahora comenzaremos con otro nuevo reto, nuestro futuro, nuestro trabajo.
    Es una bonita vocación, en la que pienso y por experiencia a mis prácticas en el ciclo y en el segundo año de carrera que si valgo como profesora. 

  33. Buenos días.
    Después de una reflexión en clase sobre unas preguntas que creo que algunas personas no se han cuestionado nunca o eso es lo que se cree. Supongo que si hemos llegado a ser Maestras de Educación Infantil, alguna vez en nuestro subconsciente nos las hemos planteado, preguntas como, ¿Por qué estudiamos? ¿Por qué la escuela? ¿Qué maestro?, sabiendo que hay diferentes razones por las cuales contestamos a las preguntas anteriores, razones estructurales, razones sociales y por último y no menos importante por razones personales.
    ¿Por qué estudiamos? Pues creo que estudiamos porque tenemos un ideal que nos inculcan desde pequeños, pensamos que si no estudiamos no vamos a tener una “buena vida”, que unos estudios son los que deciden nuestro futuro. Yo personalmente pienso que los estudios, si, pueden ayudar a tener una “buena vida”, pero hay cosas que no solo los estudios te ayudan a tener, hay personas que no tienen estudios y tienen esa “buena vida”, saben valorar cosas que probablemente los que estudian y con suerte tienen un trabajo, no saben valorar. Un ejemplo sería un abrazo, un beso, una caricia y hasta un trozo de pan que llevarse a la boca cada día.
    ¿Por qué la escuela? Creo que las personas que elegimos la escuela, lo elegimos porque sabemos lo que significa formar parte de ella y lo que conlleva ser parte de esa escuela, la satisfacción de haber enseñado a un niño, saber que gracias a ti esos niños llevan una base para un buen futuro. Inexplicable.
    Y por último, ¿Qué maestro? Un maestro optimista y esperanzado que motive a los alumnos, un maestro, sobretodo humano, que valore la dignidad de cada niño y eduque desde el corazón, un maestro participativo, interactivo, entregado…

    Creo que esta asignatura, nos va a servir a muchos de razonamiento sobre porqué estamos aquí y para que estamos.

  34. En mi opinión, y analizando el titular de un modo resumido, me gustaría decir: por todos es bien sabido que durante años y de acuerdo con el modelo productivo implantado hace años y uno de los orígenes de la crisis económica que padecemos (construcción) , muchos adolescentes de entonces no sintieron la necesidad de formarse puesto que la entrada al mercado laboral era fácil como consecuencia de la gran demanda de mano obra existente, precisamente en estos momentos en los que desafortunadamente escasea el empleo se vuelve a sentir la necesidad de formarse en diversos ciclos formativos, módulos , formación básica (E.S.O para adultos etc). El fin de la formación no es otro que ocupar un puesto de trabajo que se adapte a las capacidades vocacionales que uno tiene, aunque bien es cierto que en muchas ocasiones tratas con gente cuya relación vocación-profesión brilla por su ausencia, en mi opinión la educación debería servir de puente a valores, hábitos y contenidos que queden impregnados de utilidad para que en el cambio de niño a adolescente y de adolescente a hombre/mujer sigan floreciendo como el primer día, precisamente para que no primen otros intereses que nada tienen que ver con tu verdadera vocación. Yo quiero ser maestra porque es la forma en la que desde siempre he sentido que podría desarrollar mejor mis capacidades vocacionales, porque considero que en la escuela se aprenden valores, conocimientos, cultura, te desarrolla como persona para el día de mañana. Estudio para servir a una ilusión en mi misma y poder ser vínculo de ideas y valores en el desarrollo de niños.

  35. El martes comenzó mi última etapa como estudiante de estudiante de educación infantil en la facultad de Badajoz.
    Un año más, me encontraba con un aula nueva, algunos compañeros nuevos y profesores.
    Ese día me encontraba con una amplia gama de sensaciones y emociones cómo: nervios, incertidumbre, ilusión, satisfacción… Esto se debía a qué no sabía qué, quiénes, dónde y cómo me iba a sentir en ese aula nueva.
    Me siento ilusionada porque este año termino pero a la vez, siento pena porque se acaba una etapa muy importante en mi vida.
    Me siento orgullosa de haber podido estudiar lo que quiero y de haber llegado a dónde estoy y todo esto gracias al apoyo recibido por mis padres. Pero he de decir, que sin beca no hubiera podido realizar este sueño que está llegando a su fin.
    A los interrogantes ¿Por qué estudio? ¿Qué me aporta estudiar? ¿Qué modelo de estudio estoy desarrollando? ¿Disfruto o sufro con mi estudio? ¿Tengo esperanzas profesionales o vivo con el presentimiento del fracaso?
    Estudiar para formarme, para crecer día a día y en un futuro enseñar a los niños. Estudiar me aporta conocimientos.
    Disfruto estudiando lo que me gusta porque es a lo que me quiero dedicar en un futuro y mi sueño desde pequeña era ser maestra.
    Tengo esperanzas de que algún día esté trabajando como maestra de educación infantil ya sea en un colegio, guardería, ludotecas, asociaciones o dando clases en cualquier lugar. Hay que ser realista, la mayoría de maestros están en paro debido a que no hay plazas para todos pero no podemos darnos por vencido y debemos innovar o buscar otras alternativas.

  36. Empieza un nuevo y último curso de la carrera. Decir que han sido cuatro años maravillosos en los que he conocido a personas increíbles desde amigos/as hasta profesores y de los cuales me quedo con un trozito de todo lo que me han aportado y he aprendido.
    Leyendo los comentarios de las demás compañeras coincido con la opinión que se tiene en cuanto a la carrera de magisterio. Llega ya a cansar los comentarios: carrera de magisterio = recorta, pinta y colorea…Creo que no se debe de estar tirando por tierra la ilusión, formación y esfuerzo que todos/as de cada uno de nosotros/as estamos realizando para llegar a ser maestros.
    Respecto a las preguntas que plantea el profesor, decir que estudio porque es un escalón hacia nuevas posibilidades, porque la educación es de suma importancia, porque me apasiona trabajar con los pequeños …
    Estudiar me aporta muchas cosas algunas de ellas: nuevos conocimientos, formación, objetivos etc.
    Disfruto estudiando ésta carrera y lo que más me gusta de ella son las prácticas que es cuando ya estamos en contacto con los niños y es cuando más se aprende.
    Por último decir, que si tengo esperanzas de poder trabajar en lo que tanto me gusta y me apasiona y por supuesto no me importa que sea en un colegio, guardería…

  37. Llevamos ya dos semanas de clase, la verdad que me siento muy contenta porque este ya es mi último año de carrera, nunca me podría imaginar que fuera hacer una carrera ya que en 4º de la ESO una profesora me aconsejo que no me metiera en Bachillerato porque no iba a poder aprobarlo, pero gracias a otra profesora y a mi familia que me empezaron apoyar a que siguiera estudiando me llené de amor propio y lo conseguí.
    El 1º año de carrera comencé con un poco de miedo, pero día a día me fui dando cuenta que era lo que realmente me gustaba, una de las mejores cosas que me ha pasado en mi carrera han sido las prácticas, porque nunca creí que iba a disfrutar tanto con los niños, me gusta mucho enseñarle y ver como día a día ellos van aprendiendo. Me encanta ir por la calle y encontrarme con los niños donde realicé las prácticas y que después de dos años todavía se sigan acordando de mí, esto es una de las satisfacciones más grande de la carrera y lo que me impulsa a seguir estudiando para dedicar mi vida a la enseñanza.
    Estudio porque me gusta aprender nuevos conocimientos, para tener una buena formación y para enseñar a los niños día a día y ver como ellos van creciendo y van aprendiendo nuevos conocimientos. Disfruto mucho estudiando ya que estoy estudiando algo que realmente me gusta, me siento muy orgullosa de haber podido estudiar esta carrera, porque mi sueño es trabajar en un futuro con los niños y enseñarle todo lo que me han enseñado a mí. Tengo mucha esperanza en mi estudio, porque algún día estaré trabajando de lo que realmente quiero, aunque ahora estén las cosas muy paradas para los maestros, pero tengo mucha esperanza, ya que tarde o temprana seré una maestra.

  38. Recuerdo que cuando era pequeña, por mi mente nunca pasaba la idea de ser profesora de Educación Infantil. Fue a medida que fui creciendo y observando a cada niño pequeño que pasaba por mi lado o que simplemente jugaba conmigo. Me encantaba y me encanta verlos sonreír, jugar, correr… porque adoro esa sensación de ser libres y de hacer lo que queramos sin tener miedo a nada ni a nadie. Pero sobre todo a no juzgar ni ser criticados, cosa que a medida que pasa el tiempo es imposible detener, ya que nos obligan a ser los mejores y no ser nosotros mismos. Es por esto y por muchas cosas más que decidí estudiar esta carrera, no sólo por vocación, sino para formarme a mí misma y ser mejor persona gracias a ellos.

  39. Ahora que estoy terminando la carrera, empiezo a pensar que pasará. Está claro que me encantaría salir de la universidad y empezar a trabajar, aunque las probabilidades de que eso ocurra cada vez son más reducidas. La verdad es que al comenzar a estudiar educación infantil, sabes que hay muchas más personas que puestos, pero yo pienso que cada uno debe hacer/estudiar lo que le gusta y perseguir sus sueños. Cada persona debe buscar aquello que le hace feliz y que es vocacional, porque es cierto eso que dicen: si buscar un trabajo que te gusta, no trabajaras en la vida.
    Estudiar me está haciendo crecer como persona, por eso, aunque quede tan poco para terminar este grado no pienso dejar de hacerlo, y aunque me siento muy afortunada de poder estudiar esto, continuare con otras cosas que también me gustan.

  40. Ante las cuestiones que nos plantea Pepe mi reflexión es la siguiente:
    ¿Por qué estudio? Estudio porque es una forma de enriquecernos personalmente, porque es algo que nos ayuda día a día a formarnos tanto personalmente como profesionalmente, nos ayuda a razonar, a ser más críticos y porque creo que sin esa base la educación que debemos enseñarles a los alumnos no sería la correcta o la más correcta ya que no tendríamos los conocimientos necesarios. Como bien dijo Pepe en una de las clases, al preguntarnos sobre los valores más importantes de la vida nunca decimos que el económico sea uno de ellos pero sin embargo vivimos toda la vida “para ganar dineros y ser independiente” y esta también es una de las causas por la que estudiamos para que en un futuro seamos dependientes económicamente, eso sí, trabajando en lo que nos gusta, en lo que nos satisface como persona.
    Actualmente nuestro país está en una situación bastante difícil, y sin desviarnos del tema, es muy difícil conseguir un puesto de trabajo para desarrollar nuestros conocimientos y ponerlos en práctica. Los recortes en educación van aumentando cada vez más, las plazas de maestros son cada vez menos y las esperanzas de encontrar un puesto de trabajo un alumno que haya terminado sus estudios recientemente es todavía inferior pero hay que ser positivos y perseguir nuestras metas. No hay que perder nunca la ilusión ni la esperanza y luchar por los objetivos que nos proponemos en la vida.

  41. Buenas tardes, Pepe Losada.
    A continuación le voy a responder las cuestiones que nos estas planteando en el anterior texto.
    ¿Porque estudio? la verdad es algo que desde muy pequeños tus padres, familiares y conocidos más cercanos te han inculcado para que estudies, para que en un futuro puedas ser algo como persona. A mí estudiar no es una cosa que me guste muchos ya que siempre me ha costado un poquito tirar a delante pero siempre piensas en esa personas que te quiere que un día te dicen “estudia, estudia que luego seras alguien, tendrás un buen puesto de trabajo” y por ello creo que yo estoy estudiando. Muchas veces caemos en el fallo de decir a nuestro hijos estudia esto que lo estudio tu hermano y de eso siempre hay mucha demanda de empleo, esto hace que no estudies lo que tu quieres y termines por dejar de estudiar, o lo contrario que realmente te des cuenta que eso también te gusta. Yo personalmente de estudios tengo la formación básica, grado medio de administrativo, grado superior de ed. infantil y actualmente estoy finalizando mi carrera como maestra.
    El estudiar ami me esta aportando nuevas experiencia, nuevos conocimiento y también conociendo a nuevas personas que en un futuro serán mis compañeras de profesión. En cuanto a si sufro o disfruto estudiando pues puedo decir que depende que asignaturas una cosa o otra, sobretodo cuando estas luchando con una asignatura que están viendo que estas poniendo muchísimo de tu parte y no te ayudan un poco. esperanzas profesionales si, si quiero seguir estudiando, especializarme más en esta profesión y sobretodo tener mucha experiencia sobre ello.

  42. Hola.
    Es verdad que cada vez hay en la sociedad mas jóvenes que ni estudian’ ni trabajan “ninis” o si lo hacen por motivos sociales o familiares están condenados al fracaso escolar. Y en algunas ocasiones por malos docentes. Por eso es importante plantearnos como futuros máestros de EDucacion Infantil y responsables de las bases educativas, cognitivas y social del niño en definitiva el desarrollo integral, que es muy importante en estapa, plantearnos una serie de preguntas como: por que estudio.?, para que ? Y para quien?.
    ¿ por que?, yo estudio porque realmente mis padres desde pequeña me inculcaron el interés por los estudios, siempre quisieron que mejorar y progresa en los estudios, con el tiempo mis razones han ido aumentando, porque quiero mejorar como persona, compartir mis experiencias con mis familiares y establecer nuevas relaciones sociales.
    ¿ para que estudio? Realmente estudio magisterio por megusta los niños. Considero que tenemos una función muy importante como maestras en los futuros pequeños para desarrollar sus cualidades personales, sociales y educativas. También estudio para ampliar mis conocimientos ya que en la sociedad actual cada vez la sociedad nos exige más preparación para el futuro profesional.
    ¿para quien? Estudio para los futuros alumnos, para educarlos en los valores del amor, el respeto… Por la educación, las personas en general la sociedad. Pero también estudio por mi para mejorar como persona y conseguir un futuro profesional.

  43. Hace ya seis años que intento con gran esfuerzo llegar a una meta muy muy buscada: SER MAESTRA DE EDUCACIÓN INFANTIL. Un trabajo que deseo desde hace mucho tiempo para ayuda a los más pequeños.

    Seis años sí, me está costando más de lo que pensaba al principio, pero ya estoy llegando. He superado obstáculos este tiempo y los sigo superando gracias a la vocación y la ilusión que me hace ser algún día el centro de referencia de alguien que te necesita, entregarme a esos “seres” pequeñitos que dependen de mi para su desarrollo y su aprendizaje.

    Pues decir que disfruto estudiando no sería correcto, ya que no es verdad, pero tampoco sufro. A todos nos gustaría aprobar sin estudiar, pero ya sabemos que eso no se puede, por lo que todos y todas tenemos que luchar por nuestro objetivo final, y luchar con todas nuestras ganas para ser, si no los mejores, para ser buenos en nuestro trabajo.

    Espero aprender muchísimo de todo: de la asignatura de Religión, de las demás asignaturas, de los compañeros y compañeras, de los profesores y profesoras… y aunque sé que el futuro lo tenemos todos y todas muy difícil, espero algún día llegar a ser alguien dentro del mundo de la docencia con la misma ilusión y las mismas ganas que en este momento. Un saludo.

  44. Hace ya tres años que comencé mi andadura por la Universidad, el primer curso lo empecé con entusiasmo, nerviosismo, incertidumbre… y parecía muy lejano eso de cuarto de carrera, la graduación, finalizar y buscar trabajo… pero ya nos encontramos en ese momento.
    En el comienzo del nuevo curso me di cuenta que llegué a la Universidad como el primer día: nerviosa, con ilusión… y el primer día tuvimos clase de pedagogía y didáctica de la enseñanza religiosa escolar en infantil donde el profesor nos planteó tres preguntas ¿por qué estudio? ¿para qué? ¿para quién? Lo cual no me lo había planteado durante los años anteriores.
    Estudio porque quiero ampliar mis conocimientos con respecto a la educación y a la infancia. Anteriormente estudié el Técnico Superior de Educación Infantil, durante esta etapa descubrí que esta es mi vocación y al finalizarla tomé la decisión de seguir ampliando mis conocimientos y seguir buscando en mi interior, descubriendo mis posibilidades y limitaciones.
    Con los estudios, no solo he conseguido obtener más conocimientos sino también he crecido como persona, he conocido nuevos lugares, nuevas personas… de los cuales he aprendido y disfrutado.
    He continuado con mis estudios por satisfacción personal y para realizar correctamente mi trabajo cuando me encuentre ante los más pequeños de esta sociedad. Considero que la sociedad; los pensamientos, los valores…, se van construyendo desde que nacen, por tanto, con una correcta educación podemos conseguir que la futura sociedad se comporte correctamente y responda a las demandas de ésta de forma razonada.
    En definitiva, pienso que si disfrutas con los estudios, crecerás como persona y disfrutarás con el trabajo y durante toda la vida.

  45. Después de cuatro años de carrera y tras las practicas tengo claro que esto es lo que quiero ser el resto de mi vida MAESTRA porque quiero enseñar todo lo que se, esta formación no termina aquí sino que continua ya que vivimos en una sociedad que esta en continuo cambio. Estos cambios hoy en día nos perjudican porque hay mucho paro, y en mi especialidad muchas listas de interinos(si llegas), pero no por eso hay que rendirse , ni mucho menos sino que hay que seguir luchando por nuestro sueño que es enseñar y a los más pequeñitos que son nuestro futuro.

  46. En mi caso personal tuve un pequeño “bache” en los estudios de bachillerato, repetí curso y no me adaptaba a la clase nueva porque ya había grupitos hechos y yo por mas que intentaba no me sentía cómoda. Iba todos los días a clase desmotivada sin ninguna ilusión por aprender. Mi madre me obligaba a estudiar diciéndome que tenía que ser algo el día de mañana, pero yo me negaba a hacer bachillerato. Decidí hacer las pruebas de acceso para hacer el ciclo formativo de educación infantil que es lo que siempre me ha gustado, aprobé, pero al hacerlo en la convocatoria de septiembre me quede sin plazas debido a la gran demanda y no me admitieron en ningún sitio. Yo ya no sabía que hacer porque no quería perder otro año. Me sentí frustrada y llegué a pensar que yo no valía para estudiar.Opte por terminar bachillerato en un instituto a distancia y cogi como motivación poder entrar el año siguiente en la facultad de educación de Badajoz. Lo conseguí y ahora me siento muy ilusionada en el último año de carrera que han sido los mejores años, ya que no solo me estoy formando como futura maestra sino también como persona. Creo que esto no acaba aquí sino que tenemos que estar en una formación continua.
    Por mi experiencia me he dado cuenta de que tenemos que estudiar con motivación, ilusión y vocación, no para llegar a ser algo sin que te guste solo por poder trabajar el día de mañana en algo. Los profesores tienen mucho que ver con la motivación, porque muchos saben como despertar la curiosidad por seguir aprendiendo,que eso también depende de cada persona pero sin embargo hay otros que simplemente se dedican a soltar el contenido de la asignatura sin importarles nada mas. También influyen mucho los compañeros y amigos que están a tu lado en la trayectoria educativa, son imprescindibles. En estos cuatro años me llevo grandes amigos y muchos momentos buenos vividos. No quiero que se acabe este cuarto año, pero todo tiene un final y tendremos que seguir formándonos acumulando mas experiencias.
    Me encanta la Educación Infantil y me encantará trasmitirles los conocimientos y ganas de seguir aprendiendo a los mas pequeños.

  47. En mi opinión estudio porque aunque a veces no lo valoremos estamos en una sociedad donde tenemos a nuestro alcance un lugar donde formarnos, a la vez, porque siempre cuento con mi familia que me ayuda en todo lo que puede para que siga con mis estudios, inculcándome desde pequeña que tengo que seguir estudiando para tener un buen futuro, ya que ellos no pudieron hacerlo.
    Estudiar me ayuda a crecer como persona y a ampliar mis conocimientos para un futuro. Me alegro mucho de haber elegido esta carrera porque me encanta enseñar y pude comprobarlo durante mis prácticas. En estos cuatro años he disfrutado muchísimo durante las clases en algunas asignaturas más que en otras, he conocido a personas maravillosas con las que he compartido momentos que jamás olvidaré.
    Espero que algún día puede trabajar como docente en colegios, guarderías… aunque haya muchísima gente en la cola del paro nosotras nunca debemos rendirnos para que nuestros sueños se hagan realidad.

  48. Vivimos en una sociedad de privilegiados, afortunados por poder estudiar lo que deseamos, porque hasta los más necesitados pueden hacerlo con la ayuda de subvenciones que el Estado facilita. Soy una de las muchas personas que estudia por vocación, que siente lo que hace. Muchos jóvenes no saben aprovechar la oportunidad que se les brinda y deciden abandonar los estudios a edades tempranas, es un error muy común que suelen cometer, bien por falta de madurez o bien por la influencia que ejerce el entorno social en el que se desarrollan, siendo sin duda, el factor más influyente. La familia debe actuar en colaboración con la escuela. Ambos, deben trabajar para formar a las personas del mañana, a los profesionales del futuro, y la motivación es imprescindible para conseguirlo. La balanza debe estar equilibrada, si no, se produce el abandono escolar.
    El estudio no llega a ser un placer, pero si se trata de algo que te gusta, siempre es agradable. Personalmente estudio para ser maestra, y eso sí que es un placer, pero para ello hay que esforzarse hasta el final, para llegar a ser una buena profesional.

  49. Reflexionando sobre las preguntas que Pepe nos ha convocado, he de decir que yo estudio para superarme a mi misma y conseguir las metas que día a día me propongo, en este caso, llegar a ser una buena maestra, con la ayuda de todos aquellos que forman parte de este desarrollo. Como bien dicen muchas de mis compañeras, obviamente yo no disfruto estudiando, por que estudiar en sí no me gusta, pero si hay una motivación que me lleva de cara al estudio y una satisfacción al ver mis resultados, cierta motivación insuficiente que tienen muchos alumnos de 14 y 15 años. Todo aquel que tenga motivación, empeño y satisfacción por su propio trabajo, ha elegido el camino correcto, haciendo una misma cosa millones de veces y aun así sentirse orgulloso por su trabajo realizado. Vivo con la esperanza de que algún día trabajaré de lo que yo realmente me estoy formando, pero también he de decir que vivo con miedo al fracaso, viendo actualmente como está el país en todos los niveles, pudiendo ver lo valorado que está este trabajo fuera de nuestro país, y sin embargo en el nuestro NO es así, intentado comprender el porqué de no ser así.

  50. Haciendo alusión al texto y a las preguntas que nos hace Pepe Losada, he de decir que estudio esta carrera porque me gusta y me encantan los niños, pero esto no es todo. He elegido esta carrera porque me veo capacitada para ayudar a los niños, para enseñar, para transmitirles todo mi cariño con solo una mirada y ser capaz de dejar atrás problemas exteriores los cuales no deben estar en el aula.
    Estudiar me aporta sentirme bien conmigo misma, llegar a metas que yo solita me he propuesto, es una satisfacción, y siempre queriendo realizar más y más para seguir formándome como docente profesional… por eso considero que estoy realizando un buen estudio y siento una gran alegría cuando me pongo a estudiar, ya que no lo hago por tener buenas notas solamente, sino que lo hago por vocación y satisfacción personal.
    Quizás ahora mismo no tenga esperanzas profesionales, pero tampoco vivo con el presentimiento del fracaso, ya que aunque esto sea verdaderamente de lo que quiera trabajar, no me cierro a nada, quiero seguir formándome cada día, sobre todo como persona.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)