Y la culpa es de…

A veces escucho unas cosas que me dejan el corazón temblando. Y no hace falta que las digan los políticos o artistas en programas de esos de la tele en que todos hablan, las más de las veces sin mucho sentido. Es que las oigo en reuniones familiares. Y me echo a temblar porque me […]