Esto no es una cama

    Foto cama calle  Va uno por la calle, caminando tranquilamente y se encuentra con lo que se ve en la foto. Un banco urbano transformado en cama. Es duro. No tiene colchón de muelles ni de esos productos modernos que anuncian constantemente en los medios y que son super buenos para la espalda. El que ha preparado la cama se ha olvidado poner las sábanas. Tampoco hay mantas ni almohada. Se conoce que en este hotel esas cosas las tiene que aportar el usuario. Al menos, el preparador (podemos imaginar una señorita con cofia arreglando el lecho) ha tenido la preocupación de poner una caja en la parte de la cabeza. O quizá es la parte de los pies. No lo sabemos. La cama no tiene una dirección claramente establecida. Puede ser que la caja sirva para mantener un poco más calientes los pies del usuario o para proteger sus ojos, mientras duerme, de la luz de las farolas o de las miradas de los que van y vienen por la acera a sus trabajos o a sus casas. La cama no tiene mesilla de noche, así que el usuario se tendrá que buscar la vida para dejar en algún lugar el libro, las gafas y el reloj despertador. O quizá el usuario no tiene ninguna de esas cosas. En la calle la vida es muy dura y no hay mucho lugar para esos lujos. Y, por supuesto, viviendo en la calle no hace falta mucho despertador. Te despierta el ruido de los coches que comienzan a pasar, los barrenderos, los camiones de la basura, los viandantes que se apresuran a sus trabajos –porque ellos tienen trabajo pero el que duerme en este banco con estos cartones ni tiene trabajo ni tiene prisa para ir a ningún sitio. El que duerme en este banco está fuera del río de la vida. Tan fuera que de alguna manera se ha vuelto invisible. Es posible que en realidad, en el momento de hacer la foto, el usuario de esta cama, estuviese ahí tumbado pero no se le ve porque la gente que vive en la calle adquiere con mucha rapidez y facilidad la cualidad de ser invisibles a los ojos de los demás ciudadanos. 

      Así que tenemos que concluir que esto que vemos en la foto ES una cama. Alguien la ha preparado. Y alguien la ocupará en la fría noche de este invierno. Dormirá arrebujado. Dormirá en soledad. Quizá encontrará un poco de refugio y de calor en un cartón de vino barato. Sentirá que el frío que se cuela por entre los cartones le va robando la esperanza de volver a ser como los demás, de tener una casa, un hogar, un trabajo. Y mañana volverá a caminar sin rumbo por las calles, a buscar un comedor social donde le den –gratis, claro– de comer. Y a volver a la calle, a pasar las horas sin mucho sentido hasta que llegue la hora de volver a esta cama si es que los empleados de la limpieza municipal no se la han quitado en nombre de la limpieza y la decencia de la ciudad.

 

Fernando Torres Pérez
Fundación Luz Casanova

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)