Hacen falta más “Quijotes”

Estamos en el cuarto centenario de la muerte de Cervantes. Con ese motivo, he dedicado unas cuantas horas a releer el Quijote, esa increíble historia de un caballero loco y fuera de su tiempo que sale a los caminos del mundo con ganas de desfacer entuertos, de proteger a los débiles, de hacer justicia a todos y que, las más de las veces, sale malparado y molido a palos, sin conseguir nada. Pero que nunca pierde la esperanza ni el ánimo ni el deseo de volver a subirse a Rocinante para, lanza en ristre, atisbar nuevas aventuras que le permitan cumplir con el sueño de la caballería andante: hacer justicia a todos y proteger a los débiles sin pedir nada a cambio.

He disfrutado con sus alocadas aventuras. Me he reído con las simplezas de su escudero Sancho Panza, que no termina de ver los gigantes que ve su señor en los molinos ni tanto necesitado de ayuda ni aventuras como ve su amo por todas partes. Sancho no sabe de encantamientos. Está atado a la tierra y piensa en comer y dormir, en ofrecer un buen casorio a su hija y en atender los deseos de su mujer Teresa Panza.

La historia que ideó Miguel de Cervantes le termina dejando a uno un regusto amargo. Las andanzas de Don Quijote por tierras manchegas, aragonesas y catalanas no nos dan mucho pie a pensar que hayan cambiado las cosas de aquel “siglo de oro” a estos nuestros tiempos. Los pícaros, los que se aprovechan de los demás, nos siguen rodeando. Y hay mucha justicia pendiente que hacer. Hoy nos siguen haciendo falta caballeros andantes que, con generosidad, sean capaces de salir de su “zona de comodidad” para enfrentarse a las injusticias, para acercarse a los que sufren, para desfazer entuertos. Sin desanimarse, sin pensar que no vale la pena porque este mundo no hay forma de cambiarle. Siempre capaces de volver a levantarse aunque la vida les haya molido las espaldas a palos.

IMG_1537

Voluntarios en la acogida del Centro de Día de la Fundación Luz Casanova

Pero el amargor se cambia en dulzor cuando pienso en las muchas personas que están ofreciendo su tiempo y cualidades para ayudar a los que no tienen nada. Voluntarios en multitud de organizaciones, conscientes de que no van a lograr solucionar todos los problemas, pero aportando su granito de arena, echando una mano en lo que pueden. Sin desanimarse aunque muchas veces no ven resultados, aunque a veces la vida les maltrata. Pero siguen trabajando, regalando su tiempo y su vida.

Los voluntarios de hoy son los mejores herederos de Don Quijote. Es el mejor homenaje que se le puede hacer a Cervantes en el centenario de su muerte. Si hoy levantase la cabeza, descubriría que el mundo sigue estando necesitado de caballeros andantes. Pero lo veríamos alegrarse al ver a tantas y tantas personas que van por ahí de “quijotes”, sin armadura y sin lanza en ristre, pero luchando igualmente por un mundo más justo y mejor.

Ellos, todos esos “quijotes” anónimos son la garantía de que, por despacio que sea, nos estamos acercando ya “al final del túnel”.

Fernando Torres Pérez cmf

Fundación LUz Casanova

One Response to “Hacen falta más “Quijotes””

  1. Hola Fernando
    Como eres claretiano te gustará saber que allá por la década de los 90 un grupo de alumnos del Claretiano se sintieron ‘quijotes” y vinieron a colaborar como voluntariios al Aula Altamirano.
    Hoy día del voluntariado los recuerdo:
    Fermín, Toño, Almudena, Manolo…
    Fue una etapa deliciosa
    Me llega mucho este comentario.
    En el Taller de lectura de Canillejas seguimos luchando para que se reabra la Biblioteca.
    Como ves el Quijote nos encanta y lo leemos en grupo
    Carmen de Cominges

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)