Una visita inesperada

 Los jueves suelo ir al Centro de Día a echar una mano en la acogida. No es un trabajo complicado. La mesa de la acogida está situada en el hall de entrada del centro. En realidad es una mesa camilla, quizá por darle una sensación mayor de acogida, de calidez, en la que dos voluntarios reciben a los que vienen, les atienden en sus primeras necesidades y organizan un poco el flujo de los que quieren hablar con el abogado o con el asistente social o simplemente quieren renovar la tarjeta que les da derecho a ser usuarios del centro. IMG_1537

El otro jueves, a eso de media mañana, cuando ya había pasado el tropel de los que vienen a primera hora buscando una ducha y/o un lugar caliente donde refugiarse del frío de la calle, llegó una cara nueva. Un señor, relativamente mayor, con una gran bolsa en las manos. Enseguida me di cuenta de que era cara nueva solamente para mí. Mi compañera de mesa camilla, la otra voluntaria, que lleva mucho más tiempo que yo de servicio, le saludó como a un viejo conocido al que hace tiempo que no se ve. Algunos de los usuarios del centro también se acercaron a saludarle. Al hombre se le veía contento y feliz. Como si estuviese en su casa. 

Pasó un rato de saludos para aquí y para allá. Voluntarios, religiosas, usuarios, entendí que aquel señor era bastante popular en el centro. Y me entró curiosidad por saber algo más de él. Así que a la primera oportunidad le pregunté. Su respuesta me dejó sorprendido y me habló de que hay mucha gente buena en el mundo. No sólo eso. Su respuesta me hizo también comprender que este mundo, lo mejor de este mundo, no tiene como motor el dinero ni el mercado sino el agradecimiento, la gratuidad. 

Aquel señor, de quien no llegué a saber su nombre, me dijo que había sido usuario del centro durante unos cuantos años. No entramos en detalles ni razones. La vida es a veces muy complicada y el que tenía un buen trabajo y una familia y recursos de diversos tipos se pueden terminar encontrando en la calle de un día para otro. Y la calle es muy dura. La calle desgasta. La calle rompe y quiebra a la persona. La calle es la inseguridad permanente. La calle significa casi que uno deja de ser ciudadano, de tener derechos, de ser persona, de ser visible. Hasta para los conocidos y familiares uno puede llegar a ser invisible. 

Pues sí, había sido usuario del centro. Luego, alguna solución había encontrado. Un trabajo. O quizá el momento de la jubilación y de empezar a cobrar una pensión que le da una cierta seguridad económica. Tampoco pregunté. Ya se veía que ahora ya no era usuario. Pero no había olvidado aquellos días. No había olvidado a los que le habían tendido una mano y le habían ayudado a no perderse, a no caer en la degradación humana a la que lleva a veces la calle. 

Me dijo que había ido al centro porque estaba muy agradecido a lo que habían hecho por él. No tenía otra razón. Añadió aquella visita al centro era el mejor momento de las navidades que estábamos celebrando por aquellos días. Me di cuenta de que “agradecimiento” y “gratuidad” eran palabras claves en su vida. 

 En la bolsa traía un regalo para el centro y para los usuarios. Cuarenta o cincuenta bufandas para regalárselas a los usuarios. Él sabía lo que era el frío en la calle. Lo de menos, claro, era el precio de las bufandas. Lo de más era lo que significaban. 

Aquella visita inesperada me dijo que hoy, aquí y ahora, en este mundo, sigue habiendo razones para la esperanza. 

Fernando Torres Perez

Fundacion Luz Casanova

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)