Preparando el encuentro 2018 (IV)

Para todas las personas que quieran dejar de callarse, les brindamos la ocasión de compartir, para ello lo primero que vamos a hacer es invitar a manifestar el centro de interés sobre el que se quiera intercambiar, que en sucesivas respuestas iremos concretando.

¿Qué es aquello que me preocupa,

que es un centro de interés de mi vida

y que quisiera intercambiar con otras personas?

Preparando el encuentro 2018 (III)

¿Por qué no unirnos a tantas personas, grupos, asociaciones… que arriesgan su vida su vida por ese otro mundo posible?
Para ello queremos decir sí a la conversación, al diálogo, al intercambio.
Decir sí a todo lo que acerca y conecta otra vez.

¿Y si creamos ocasiones de hablarse, espacios de debates,
medios de informarse y de oírse?
¿Y si comenzábamos cerca de nosotros,
con nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestros colegas y
que así, a manera de gotas que se aglutinan,
formamos una red de promoción de lo humano y de resistencia a lo inhumano ?
¿Y si dejábamos de callarnos?

Preparando el encuentro 2018 (II)

¡La vida es maravillosa!
Queremos vivir de manera coherente y ofrecer la oportunidad de:
Profundizar en el misterio de la vida y ejercitarse en vivir desde dentro.
Vivir una fraternidad que se universaliza en la solidaridad.
Hacer la “casa común” más habitable ejercitándose en la austeridad y la integración.

¡No hay fatalidad!
No hemos nacido para sufrir esta marcha desenfrenada siempre hacia más riquezas injustamente repartidas.
No estamos allí para sufrir el ritmo de una economía de “siempre más”.
No somos unas mujeres y hombres venidos sobre la tierra para destruir las relaciones humanas que nos hacen vivir.
No estamos aquí los humanos para explotar y maltratar nuestra madre tierra y cuanto la habita.
No hemos venido para hacer la felicidad de algunos al precio del desamparo de un número más grande.

Preparando el encuentro 2018

Pensando en el  encuentro de este verano…

La vida nos asombra y nos impresiona a la vez.

La vida nos rebela y adormece a la vez.

Las mujeres y los hombres, cada día, le dan forma y la desfiguran a la vez.

La vida es lo que hacemos y sin embargo escapa de nosotros.

¡Hay urgencia!

Hoy como nunca, la ciencia, el genio humano han producido tantas maravillas. Pero también hoy como nunca, la ciencia y el genio humano han producido tantas miserias, violencias, peligros, riesgos incomprobables.

Todas y todos, nos sentimos los dueños del mundo y al mismo tiempo las víctimas de su irremediable marcha incontrolada.

Hoy, nuestra sociedad dispone de medios de comunicación como jamás los humanos han conocido. De forma extraña sin embargo, nos hablamos poco, cada uno trata de arreglársela con su vida.

 

 

Cuaresma 2018

Con Jesús, paso a otra forma de vivir
PresentaciónCuaresma 2018

La Cuaresma no ha de ser un residuo de prácticas ascéticas de otros tiempos, sino una experiencia que hemos de actualizar de manera creativa en nuestras comunidades respondiendo a las llamadas de Dios en nuestros días.

La Cuaresma no puede ser signo de tristeza, de oscuridad o pesimismo. Es un tiempo de conversión que mira al futuro y, desde el futuro abierto, llama a la conversión. Ofrecemos algunas claves para reavivarla.

  • Llamada a la conversión: Muchos cristianos viven hoy su fe ignorando ese gran proyecto que tiene Dios de ir cambiando el mundo para hacer posible una vida más humana. No saben que ese proyecto que Jesús llama el “reino de Dios” es la pasión que animó toda su vida, el objetivo de todos sus esfuerzos y también la razón de su condena.

(más…)

La vida con mayúsculas

Simbolo vidaMi suegro tiene 85 años y es  una persona que desde hace años convive con el cáncer;  digo convive porque ha integrado esta enfermedad en su vida con una naturalidad extraordinaria, la cual sorprende a propios y extraños.  Especialmente a los propios nietos que consideran a su abuelo poco menos que un superhéroe.

Estos últimas semanas  su  deterioro ya es grande y ha dejado de hacer prácticamente la vida a la que estaba acostumbrado; además en muchos momentos vive un casi dolor insoportable por lo que se le  aplican todos los paliativos necesarios para que no sufra. A pesar de estas circunstancias tan terribles, mi suegro  mantiene la VIDA. Esa  VIDA con mayúsculas que le hace fuerte en la debilidad y le hace responder  “bien” cuando le preguntamos cómo está.  Esa VIDA que manifiesta agradecimiento, esa VIDA que sigue preocupada por las personas queridas, por sus campos en los que ha trabajado siempre, por seguir manteniendo en pie su dignidad, frente a una enfermedad incapacitante y que  puja por borrar todo aspecto humano, pero que sigue sin lograrlo. (más…)

¡Vale la pena!

cena solidaria 2No hace mucho  asistí a una cena benéfica, organizada por una pequeña ONG, en la que colaboro,  a beneficio de la fundación Amaranta,  de la orden  religiosa  de  las  Adoratrices,  que trabaja en favor de las mujeres  víctimas de trata y explotación sexual.

En la cena se creó buen  ambiente, saludé  a mucha gente que conocía  y  me senté a cenar;   entonces me fije en  algo  que  llamó poderosamente  la atención:  la presencia, en el otro extremo de  mi mesa, del  Imán de una mezquita, su mujer y su hija, compartiendo mesa y solidaridad al lado de un sacerdote y mucha gente más, todos  unidos en defensa de los derechos de las mujeres.  Llegué  a la conclusión que cuando hay sentido  humanizante de la vida las creencias no son obstáculo para situarnos juntos del lado de la justicia y la libertad.  Entiendo  que  experiencias como  ésta,  son signos vivos reales  de  ese mundo mejor y más humano que todos anhelamos.

Yo invito a que abramos mucho los ojos para descubrir que a nuestro alrededor se dan  experiencias  parecidas  a  ésta, solo es cuestión  querer mirar con otros ojos la realidad que  nos rodea. ¡Vale la pena!

Maria José

Adviento -Navidad 2017

Os ofrecemos, aquí abajo, material para celebrar la liturgia (y la vida) de este tiempo de Adviento y Navidad que se nos avecina.

A lo largo de todo el Adviento, os proponemos este lema: OTRO MUNDO ES POSIBLE, CON JESÚS.
El recorrido que vamos a realizar, en la celebración y en la vida, qusieramos que nos lleve a despertar, animar y unirnos en la convicción de que con Jesús es posible Otro Mundo.
Para ello, en los cuatro domingos de adviento, seguiremos estos pasos:

  • “Si cuidamos la Casa Común” (domingo 1º),
  • “Si rescatamos a los excluidos” (domingo 2º),
  • “Si percibimos la novedad, que hay que desvelar” (domingo 3º),
  • “Si nos dejamos abrazar, para poder abrazar” (domingo 4º).

(más…)

Vivimos una situación con final abierto

Final abiertoConfieso que he vivido estos días el suceso catalán con profunda preocupación, hasta mi cuerpo se ha resentido en el sueño y en la digestión. Aquello de es “un momento histórico” quedaba anticuado en unos minutos. Desconozco si había un relato escrito con antelación o algún plan estratégico, pues como se suele decir, parecía de película, pues no se sabía el final.

Una vez que la ley parece que se impone y delirio virtual ha llegado a la cumbre deseada, reconozco que queda un final abierto, que no va a terminar con las elecciones, todo lo más puede ser una calma o una tregua. (más…)

Prefiero encender una vela, a maldecir las tinieblas

Siento la necesidad de pararme esta tarde del lunes y hacer silencio, para poderme decir lo que siento y vivo ante la situación en Cataluña.

Confieso que estoy preocupado. Constato rabia y hasta ira, especialmente para los más implicados de ambos lados; otros sienten tristeza ante el espectáculo, a todas horas, de los medios de comunicación y, para un número indeterminado, indiferencia al no sentirse, o no querer estar, implicados.

La imagen que me viene a la mente es la de dos coches, en una noche oscura, a más de doscientos km. hora, sin luces y acercándose cada vez más a 1. O.

Lo que realmente veo, a través de los más media, es una pelea de adolescentes airados pensando más en el contrario que en uno mismo.

Reconozco que este conflicto es muy complejo y complicado. Que tiene su historia de desencuentros crecientes que han conducido a esas posturas tan rígidas como inaceptables. Parece un combate entre la ley y la irracionalidad.

Lo que yo percibo detrás de la imagen y de lo que veo es que no puedo dejarme llevar sólo por el sentimiento. Ni me vale pensar que unos son buenos y los otros malos.

Me sorprende posturas tan claras como rígidas en una y otra parte. Me escandaliza la proclama de derechos humanos (expresión, reunión…), en este clima tenso, en una homilía. Me inquieta las más de trescientas firmas de sacerdotes en defensa del 1.O. Como me pone nervioso el que se apele a la ley, reiterando como un sonsonete aquello de: “sin ley no ha democracia”.

Creo que somos muchos los que sufrimos por no tener nada clara la situación y nos inquieta el día después. Sentimos que esta situación no es buena porque ninguna de las posturas nos agrada y sufrimos mucho esta incertidumbre en silencio.

Nadie sabe lo que va a pasar en esta carrera de coches desenfrenados, pero reconozco que sentir que este problema me duele, es una manera significativa de decir que los “otros”, de uno y otro lado, me importan.

Pero quiero encender una vela, en esa oscuridad, para contribuir a generar, de manera más consciente, un dinamismo más positivo y esperanzador, que es posible el entendimiento y el diálogo. Yo estoy haciendo esfuerzos por ver y actuar de manera más manifiesta con aquellas personas de mi entorno que son, viven, actúan… de manera diferente. Mi vela encendida es: “Si discrepas no me ofendes, me enriqueces”. Me niego así a ser correa de transmisión de las tinieblas del desánimo, de la irritación, de la indiferencia.

Nacho