El Adviento como oportunidad

esperarzaLa pandemia nos ha llevado a una situación extrema que nos demos de bruces con nuestra condición frágil y limitada. Ha puesto de manifiesto la inconsistencia de tantos proyectos y cálculos para construir un futuro mejor para todos los humanos y la madre tierra. La pandemia ha llegado sin depender de nosotros, sin haberla provocado, y se nos ha impuesto como algo a lo que no tiene sentido alguno resistirse. Pretender negar lo que está ocurriendo –y los hay- es absolutamente inútil, pues cuando la realidad y nuestro pensamiento no coinciden, solo nuestro pensamiento puede equivocarse. La realidad no tiene la facultad de desvariar. La realidad es lo que es. Por eso la pandemia, también nos ha podido abrir a lo desconocido, la sorpresa, el “misterio”, la otra dimensión olvidada de la vida humana.

El Adviento nos convoca al misterio del Dios-con-nosotros. Es un Acontecimiento tampoco provocado, ni merecido, ni conseguido por nosotros. Pero cuenta con nosotros, pues Él es el que viene a nuestro encuentro, solo espera escucha, acogida y aceptar su invitación a caminar hacia Otro Mundo Posible, que Jesús ha vivido y compartido y otros muchos otros testigos en la historia.

El Adviento nos ofrece la oportunidad de pasar de la espera a la esperanza. La esperanza futura es la felicidad presente. La esperanza se mueve entre el “YA” y el “TODAVÍA NO”. “YA” por parte de Dios, que nos ofrece el camino para una Vida Plena. “TODAVÍA NO” porque seguimos esperando una salvación-liberación que nos viene de fuera y a nuestra medida. El Adviento es la oportunidad para que tratemos de adelantar el “YA” estando despiertos, vigilantes y operantes.

Y termino con el siguiente poema plegaria de Benjamín Buelta, que expresa muy bien esa oportunidad.

Esperaré

Esperaré a que crezca el árbol
y me dé sombra.
Pero abonaré la espera
con mis hojas secas.

Esperaré a que brote el manantial
y me dé agua.
Pero despejaré mi cauce
de memorias enlodadas.

Esperaré a que apunte
la aurora y me ilumine.
Pero sacudiré mi noche
de postraciones y sudarios.

Esperaré a que llegue
lo que no sé y me sorprenda
Pero vaciaré mi casa
de todo lo enquistado.

Y al abonar el árbol,
despejar el cauce,
sacudir la noche
y vaciar la casa,
la tierra y el lamento
se abrirán a la esperanza.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)