Fibromialgia: ¿Y Tú, compañera de mi vida? (3)

Hay otra persona con la que comparto la vida. La compañera de los días, para lo mejor y para lo peor. Cuando me preguntas cómo me siento, me irritas tanto que tu pregunta me recuerda mi dolor. Y si por desgracia si no lo pidieras, te gravaría con un impuesto de indiferencia. Imposible hábitat que este antiguo castillo sonriente y vivo, hoy triste y feo.

(más…)

Fibromialgia: entonces ¿cómo reaccionar ante la invasión? (2)

Como el “país” está ocupado, se presenta una alternativa: sufrir o reaccionar. Soy de un temperamento que reacciona espontáneamente a las situaciones. ¿Pero cómo reaccionar ante lo inesperado, lo desconocido, lo no comprendido? Porque entre el momento en que la ocupación dolorosa comenzó y el momento en que se diagnosticó el mal (o los males) pasaron semanas, meses y años.
Primero está el estupor, la incredulidad, el “no es verdad” seguido del “no es posible” y muchos otros “no es…”. Está el fatalismo, el sentimiento de injusticia. La rebelión. La rebelión es un poco como una fuerte ira: todo el mundo está atrapado en el fuego de su tiro, cercano o lejano, amigo, enamorado. Me suelto. Y mucho peor para el daño colateral. Y eso no cambia nada, sólo hace un poco de bien, pero es fugaz. Detrás de la rebelión está la pasividad. “¿Qué quieres que haga?” “¡Qué es lo que quieres, si es así!”
(más…)

Fibromialgia: La Omnipresente (I)

He sufrido un ataque y estoy ocupado. Mi cuerpo está ocupado, como un país en guerra. Créanme o no. He sido atacado por objetos. Mi cuerpo se convirtió en territorio bajo control enemigo. ¿El ocupante? Objetos, herramientas de todo tipo.

Es una historia asombrosa que voy a contarles. Era como si el cotidiano inerte hubiera tomado posesión de mi vida cotidiana. Hasta entonces mi vida había sido normal. Una vida normal, normal, como cuando lo que nos sucede no pertenece a lo extraordinario, a lo fuera de lo normal. (más…)

En solidaridad con mis amigas y amigos que sufren la fibromialgia

Hace años que veo sufrir a causa de fibromialgia a personas muy cercanas y queridas, mis amigas y compañeras Ana y Amparo. Es una enfermedad silenciosa, de contrastes que influye de manera determinante en su personalidad, en sus relaciones, en su vida social…

Pero cuento también con un amigo muy querido, Andrés Elleboudt, profesor en Bélgica, que sufre esa misma enfermedad y que ha tenido que jubilarse antes de los 60 años. Verdaderamente es un artista, con mucho don de gente, con verbo fácil y profundo. Hace un tiempo recibí un pequeño libro donde narra la experiencia que está viviendo. (más…)

A propósito de lo vivido en la Rioja 2019


Con verdadero interés me dirigí el 2 de agosto, con muchos calores pero también como mucha ilusión, hacia el monasterio de la Estrella. Plantearse el seguimiento de Jesús desde la perspectiva de un cruce de caminos: el mío, el de las otras personas y el de Jesús que nos ofrecen los evangelios, sonaba en mí como un recorrido que, aunque no excesivamente novedoso, sí despertaba la curiosidad y el interés por ver si el equipo animador seríamos capaces de armonizar ese cruce de caminos: el tiempo personal, el encuentro de grupo y el del Evangelio respetando singularidades, ritmos, tiempos.

(más…)

Encuentro de verano 2019

Como en años anteriores, ofrecemos para el verano, oportunidades de encuentro,
de ejercitarnos en escucharnos y escuchar, de compartir experiencias,…
El título es:

Siguiendo a Jesús

Cuando nuestros caminos y el suyo se cruzan

Cada uno de nosotros tiene que encontrar su camino y seguirlo. Nadie puede hacerme mi camino.
Para ello, antes que nada, tengo que conversar conmigo mismo. Yo tengo que “hablarme” para entender mejor quién estoy llamado a ser, cuál es mi misión, qué estoy haciendo, pensando, sintiendo… Esto requiere prestarme atención, aquietarme para hacer mi relato que me hace presente a los demás y a mí mismo.

Caminamos con otras personas que, a su vez, tienen que hacerse su camino.
Por eso, no solo es necesario hacer mi narración; también se necesita quien la escuche; alguien que, con reverencia y honestidad, reciba mis palabras.

Simétrica o recíprocamente, necesito escuchar al otro.

A este encuentro de experiencias se suma el relato de Jesús a través de los evangelios.

Itinerario

El itinerario que proponemos ofrece la posibilidad de vivir ese “cruce de experiencias”:

1. Opciones que nos definen y las opciones de Jesús
(más…)

¿Tocar para ver? ¿Ver para creer?

¿Y si eligiese el camino de creer para ver?

 

Creer en el amor,

que es posible, aunque a veces

se haga el escurridizo.

Creer en el vecino, que es persona,

y siente, come, ríe y pelea, cada día,

como tú, con sus razones y sus errores. (más…)

Con ramos de olivos te aclamamos

ramos 1Te aclamamos

queriendo unirnos a todos los que sufren.

A tantos enfermos

que no pueden con el dolor,

a tantas familias deshechas por la droga,

a todas las parejas rotas por el desamor

y la soledad, a tantos niños llenos de cosas

y necesitados de amor.

(más…)

Lo que yo viví en la casa de retiros “Tabor”, Santa Eulalia – Lima

Desde la acogida se vislumbraba el inicio de una experiencia religiosa que marcaría nuestra convivencia y nuestra vida. Aquella vida que lleváramos, a partir de estos días concluiría; daría un nuevo rumbo o dicho en términos de lo compartido: es un reinicio. (más…)

Con mucho pasado y poco presente

Muy a menudo visito a mi padre. Os pongo en antecedentes: 90 años, muy poca movilidad debido al dolor extremo, problemas de corazón, solo oye por un oído y no al cien por cien y un mácula en los ojos y cataratas sin posible solución, que le impiden leer e incluso reconocer a las personas hasta que no las tiene enfrente y oye su voz.

Todas estas limitaciones físicas conviven con una memoria envidiable, una mente ocupada: en la actualidad que sigue de forma exhaustiva a través de la radio con sus auriculares, en buscar soluciones prácticas a los problemas del hogar, que él no puede resolver y que siempre acaban con un….si yo pudiera…, en el rezo del rosario que sabe de memoria porque fue muchos años activo en su parroquia y sacristán de la misma y para finalizar lo más importante que le ocupa, es estar al lado de su mujer totalmente dependiente y con la que ya no puede siquiera hablar. (más…)