Por un mundo fraterno y solidario

images1.jpg

 

Nuestro Servicio de Animación Comunitaria por Un Mundo Mejor parte de que la esencia del ser humano reside en su capacidad de relacionarse. Él es un nudo de relaciones, una especie de rizoma, cuyas raíces apuntan en todas las direcciones. Sólo se realiza cuando activa continuamente su ser en relación con el universo, con la naturaleza, con la sociedad, con las personas, con su propio corazón y con Dios. Esa relación con lo diferente le permite el intercambio, el enriquecimiento y la transformación. La felicidad o infelicidad nace de este juego de relaciones en proporción a la calidad de las mismas. Fuera de la relación no hay felicidad posible.Es una forma de traducir y explicitar la espiritualidad de comunión que Juan Pablo II definió “como el gran desafío para la Iglesia del Nuevo Milenio” (NMI 43).

Este blog lo concebimos como un servicio de reflexión, diálogo personal, familiar y grupal y comunicación de experiencias. Este servicio se ofrece, con una periodicidad quincenal,  en forma de sesiones en torno a los núcleos fundamentales sobre la cuádruple relación: con uno/a mismo/a, con los otros, con el universo y con Dios.

El primer núcleo a desarrollar en el Blog tendría carácter de fundamento y marco general y giraría en torno  a estos aspectos:

1.     Desafíos de la sociedad actual: pluralismo e interdependencia, búsqueda de sentido y autonomía personal.

2.    Espiritualidad: una nueva manera de ver, ser y actuar.

3.    Espiritualidad de la Comunión o de las relaciones

4.   Espiritualidad “de” Iglesia y espiritualidades “en” la Iglesia

5.  La caridad, centro de la Espiritualidad de las relaciones

6.  Compartir la propia experiencia para vivir la relación.

7.    Participar y dialogar para construir las relaciones

8.    Vivir en proceso de cambio permanente

9.  Poner nuestro dones, cualidades y carisms al servicio de los demás

El itinerario de reflexión comprende la siguiente dinámica:

1.     Introducción

2.     Propuesta de reflexión personal y diálogo (digital, familiar, grupal…)

3.     Lectura bíblica y momento de oración (personal, en familia, en grupo…)

4.     Síntesis y compromiso.