CARTAS CON LETRA HUMANA

Hace unos días me “llegó” una carta 20181112_160309desde el pasado –no muy remoto- pero lo suficiente para ver cómo pasa el tiempo. No es tanto el tiempo que hacía que me fue dirigida esa carta sino que estaba escrita con letra humana.

El sobre ya anunció en su día por la textura del papel, con una trama que podría haberse dedicado a pintar con acuarela o tinta china. Había sido elegido para más alta misión que un folio DIN-A4.

Las dos hojas contenidas en el sobre… ¿hojas? no, mejor, pliegos, sí, pliegos… durmientes durante diecisiete años, tienen un no sé qué regio, elegante, de pieza única conservada en el tiempo. Papel denso y algo rugoso, imposible e impensable para la impresora del ordenador,  se colapsaría de puro desconcierto.

Por último, y lo principal, tanto el sobre (anverso y reverso) como los dos pliegos, por ambas caras, están escritos con bolígrafo y con letra humana, femenina y singular. Palabras que se expresan con aire de pieza única. Con ese valor de lo hecho a mano y no repetido, lo único e intransferible.

Aquí tengo todo al lado y lo miro con el respeto interior de estar ante una pieza arqueológica y antropológica, como poco. Disfruté un buen rato y devolví al libro la carta. Es su sitio. Una alegría y un placer recibir una carta así desde el pasado.

Hay días que vienen cargados de mensajes y sorpresas, y ese venía con ración doble.

Llegó mi marido a casa y entró diciendo: “Creo que te va a gustar lo que había en el buzón: tienes una carta con letra humana”. Me conoce y muchas veces me ha oído hablar de lo que me gustaba recibir cartas, postales, christmas… con letra humana.

Miré el sobre, lo dejé sobre mi mesa de trabajo; tenía que salir y estas cartas no se leen como los whatsapps… ¡por favor, noooo! Estas cartas requieren un estar, una calma, una atención similar a la degustación de un buen vino gran reserva.

Una buena amiga me enviaba una carta escrita con ganas y sin prisa. Dos hojas de cuaderno cuadriculado; de esas que se arrancan al acabar de escribir y, si te da tiempo, tomas las tijeras y le recorras los trocitos de papel que quedan en el margen. ¡Es algo tan familiar… apuntes, recetas, listas de cosas para hacer antes o después…etc!

Su letra, bien conocida de otros tiempos cuando no nos comunicábamos por e-mail (ahora ya tampoco) ni por whatsapp… me traía mensajes de su vida en este momento, cosas que le gustan y otras que le disgustan; situaciones que chocan con la empatía que siente por los que sufren ante la desgana de los que miran para otro lado. Cuando acabé de leer pensé: “Como si hubiéramos estado sentadas alrededor de una mesa con un café o té calentito, hablando de lo divino y de lo humano”… es esa pizca de intimidad  que aporta la letra humana en la comunicación, en el compartir.

¡A ti que lees esto que escribo me gustaría hacértelo llegar con letra humana! No es posible pero algo es algo… ¿no?.

Mari Paz López Santos

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)