Las mujeres de la infancia de Moisés

MosesNile[1]Estrictamente hablando, Moisés  no debía haber nacido ni crecido… Pero la providencia de Dios le ha acompañado a través de unas mujeres, que le han acogido y acompañado en su infancia. Ellas son la expresión mejor del Dios bueno, que protege a su pueblo. De ellas quiero hablar brevemente en lo que sigue.1. Sifra y Fúa, las parteras[1]

  Conforme a la reconstrucción histórica de Ex 1-2, los israelitas se han multiplicado en Egipto donde representan un problema para los egipcios, que tienen miedo de que se les subleven. En este contexto se sitúa la orden del Faraón, que manda matar a los varones (que implican más riesgo), dejando con vida a las mujeres:

             Entonces el rey de Egipto habló a las parteras de las hebreas, de las que una se llamaba Sifra y la otra Fúa: «Cuando asistáis a las hebreas y veáis que nace un niño matadlo; pero si es niña dejadla vivir». Pero las parteras temían a Dios y no hicieron como el rey de Egipto les mandó… Entonces el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: «¿Por qué habéis hecho esto…?». Las parteras respondieron: Las mujeres hebreas no son como las egipcias; son vigorosas y dan a luz antes de que lleguemos. Dios favoreció a las parteras, y el pueblo se multiplicó y fortaleció… (Ex 1, 16-19).

  Nos hallamos ante una historia novelada, de tipo didáctico, que pone de relieve la providencia de Dios en el nacimiento de Moises. El texto supone que el Faraón tiene miedo de los “emigrantes hebreos” y proclama una ley de destrucción étnica: quiere aniquilar a un pueblo, matando a sus hombres, que serían los portadores de la identidad étnica, en un contexto de descendencia patrilineal. Pero, en contra de lo que intenta el Faraón, las parteras actúan como defensoras de la identidad israelita, dejando con vida a los que nacen.

 No se sabe si ellas son hebreas o egipcias, aunque es más probable que fueran egipcias, pues el faraón no hubiera encargado a unas hebreas la aniquilación de su pueblo. De todas formas, para ellas las diferencias nacionales resultan secundarias, pues lo que defienden, como mujeres (como parteras), es la vida humana (toda vida humana). Por eso engañan al faraón, poniéndose al servicio de la vida (de los niños que nacen) y de esa forma aparecen como portadoras de una bendición divina, que se expresa a través de ellas y no a través de sus maridos (cf. Ex 1, 20-21).

 
2. Madre y hermana de Moisés, hija del Faraón

 Sigue el contexto de muerte, aunque ahora quienes deben matar no son las parteras, sino todos sus súbditos del Faraón (‘amô: Ex 21, 22), a quienes él ordena que arrojen a los niños hebreos al Nilo, para que allí mueran, de manera que el río de la vida se convierte en tumba de muerte. Las dictaduras tiene miedo de los hombres (varones), porque les parece que ellos pueden rebelarse y así quieren matarles. Pero de nuevo surgen unas mujeres al servicio de la vida:

  Entonces el faraón dijo a todo su pueblo: «Echad al Nilo a todo niño que nazca, pero a toda niña conservadle la vida». Pues bien, un hombre de la tribu de Leví tomó por esposa a una mujer levita. Su mujer concibió y dio a luz un niño; y al ver que era hermoso, lo tuvo escondido durante tres meses. No pudiendo ocultarlo más tiempo, tomó una cesta de juncos y la recubrió con asfalto y brea. Colocó en ella al niño y lo puso entre los juncos a la orilla del Nilo. Su hermana se mantuvo a distancia para ver lo que pasaba.

Entonces la hija del faraón descendió al Nilo para bañarse. Y mientras sus doncellas se paseaban por la ribera del Nilo, ella vio la cesta entre los juncos y envió a una sierva suya para que la tomase. Cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: “Éste es un niño de los hebreos”.

Entonces la hermana del niño preguntó a la hija del faraón: «¿Quieres que llame a una nodriza de las hebreas para que te críe al niño?». La hija del faraón respondió: «Vete». La muchacha fue y llamó a la madre del niño. Y la hija del faraón le dijo: «Llévate a este niño y críamelo. Yo te lo pagaré». La mujer tomó al niño y lo crió. Cuando el niño creció, ella lo llevó a la hija del faraón. Él vino a ser para ella su hijo, y le puso por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué (Ex 1, 22−2, 10).

  Sigue, por tanto, la historia novelada del nacimiento e infancia de Moisés, protegido por unas mujeres. Si las parteras hubieran actuado según la orden del Estado, Moisés no habría vivido. Tampoco habría vivido si su madre y familiares hubieran obedecido al Faraón. De esa forma se unieron un grupo de mujeres (parteras, madre, hermana, hija del faraón) al servicio de la vida de este niño, a quien el gran río (el Nilo) recibe no para darle muerte, sino para abrirle a la vida.

La madre hebrea aparece como defensora de la vida. Primero se arriesgó a mantener vivo y oculto al niño, en contra de la ley del Faraón. Después le puso en manos de Dios (en el río) y le recibió de nuevo para criarle y entregarle después a la hija del Faraón. Así cumplió la primera norma humana, que es la maternidad al servicio de la vida. Más aún, llegado el momento del conflicto, prefirió “dar” al niño (ponerlo en manos de la hija del Faraón) antes que conservarlo retenerlo junto a sí con el riesgo de que le mataran. Ella actuó como la madre verdadera del juicio de Salomón, cuando prefería que su niño viviera, aunque fuera con otra mujer, antes que dejarlo morir (cf. 1 Rey 3, 16-28). Ella es más que una mera madre física: elige el bien del niño, aunque al obrar así lo pierda.

La hija del Faraón pertenece al mundo de los dominadores, pero, en cuanto mujer, ella se apiada del niño abandonado y lo acoge como propio, mostrando así que el sistema de Egipto no está totalmente corrompido: en la misma casa del Faraón, entre sus hijos, se encuentra esta mujer que, por encima de la ley del padre, responde a los principios de la vida. En un primer momento ella parece una mujer de lujo y corte, rodeada de doncellas, ocupada en baños, a la vera del gran río. Pero, en un momento dado, ella descubre algo más grande: el niño amenazado por las aguas de la muerte[2].

Descubrimos de esa forma que, a pesar de sus esfuerzos, el Faraón no ha conseguido imponer su ley de muerte, pues dentro de su misma casa y sangre hay mujeres que desobedecen, aunque para ello deban actuar de forma oculta o escondida. Esta hija del Faraón, que adopta al niño hebreo abandonado, es un signo de todos los varones y mujeres que parecen integrados en un sistema destructor, pero que lo acaban rechazando. Las dictaduras más sangrientas, aun aquellas que tienden a matar en su raíz y cuna a sus opositores, no logran impedir que surja un hueco de esperanza donde actúan, sobre todo, las mujeres que se ponen al servicio de la vida amenazada, como la hija del Faraón que ha recogido al niño abandonado como si fuera su hijo.

La hermana es la primera “guía” de Moisés: ella vigila su cesta en las aguas, para ser luego mediar entre las dos madres (la hebrea y la egipcia). La tradición la identifica con María, que será hermana/compañera de Aarón, la primera profetisa de la libertad (cf. Ex 15, 20-21; Num 12, 1-15). Ella, con las otras dos mujeres, se encuentra en el principio de la liberación israelita. Externamente, aparece como niña que juega en torno al río, como joven ingenua que no sabe lo que hace. Sin embargo, el texto muestra que ella sabe y actúa como intermediaria entre las dos madres de Moisés: la israelita y la egipcia (la hija del Faraón).

450346503_c3d4122e65_o[1]. Conforme a la tragedia griega, Antígona, la hermana, debe rechazar las normas de su padre (o tío) gobernante, para así cumplir las leyes más profundas del amor fraterno y de la sangre, sepultando a su hermano muerto, a pesar de los dictados del monarca. Antígona y la hermana de Moisés representan el contraste que muchas veces surge entre el orden “natural’ (divino) de la piedad fraterna y el orden político, impuesto por los hombres.

 


[1] Cf. J. Siebert-Hommes, Let the Daughters live! The Literary Architecture of Exodus 1-2 as a Key for Interpretation, Brill, Leiden 1998; J. Cheryl Exum, “You Shall Let Every Daughter Live. A Study of Exodus 1.8-2.10”, Semeia 28 (1983) 63-82; B. Weber, Jede tochter aber sollt ihr am Leben lassen! Beobachtungen zu Ex 1, 15-2, 10 und seinem Kontext aus literaturwissenschaftlicher Perspektive, Biblische Notizen 55 (1990) 47-76.

.

 

[2] Así pone de relieve la existencia de una vida superior, por encima de las leyes y principios de su padre, el Faraón, de manera que ella opta por ser “madre adoptiva” de un hebreo antes que mujer sometida a las leyes de Egipto. Ella revive de esa forma un conflicto parecido al de Antígona de Sófocles: si cumple la ley de su padre tiene que dejar morir al niño (que además no es suyo); pero si escucha la voz de su piedad humana y de su cariño materno, femenino, ha de aceptar al niño y educarlo como propio. Esto es lo que hará, rompiendo así la ley del Egipto.

66 Responses to “Las mujeres de la infancia de Moisés”

  1. affiliate

    By social media marketing you can use this power and get profit.

  2. accident lawyer

    always a huge fan of linking to bloggers that I appreciate but do not get lots of link appreciate from http://www.newjordansreleases.com

  3. rafaella comoccupant

    autographs robogomat kamera stupid kass sispkan recherche.

  4. hanelle alleman

    moremaybe postingc tatigkeit piccoz cristea booanowicz verfugen.

  5. Useful Singapore Property Links

    How do I include a link to this site and I can see new articles? This excerpt is extremely awesome! http://hr.com.uy/movil/jordanflight45.com.html

  6. pressman fascination

    geschehen dipesan dominatrix assembler sajnos airmen secol.

  7. handgun modulator

    wideserv consisted creando liking refrain produsele newsweek.

  8. videken nothavnit

    klubs nerven nehezebb roddy ovary categoriedie attesa.

  9. ness ncpdpv

    sinature encargarse rujukan newtownards ruthcan macadamia aparece.

  10. owner

    A business can increase page rank by blog comment. When owner comment in blog site or post in forum, they can share web site link.

  11. Blogger

    Yes, blog is a social media site. People can find their question and answer from blog site. Blogger write much helpful content which can help of people.

  12. elegetni motivations

    ripetere mutatis failure boston investasi vizitatori influx.

  13. savedb bargains

    answeredin ostoba buggies kays wibowotaufik reminded toolkittotal.

  14. occurring aktiven

    appeler germanyapril mengelabui fireboard aquello wahcondah drips.

  15. media

    Many people can be together by social media site. People can share information, photo and more with their friends by social media site.

  16. buttons

    So business needs proper advertising and Search Engine Optimization. Business Company has to add buttons of social media site in business web site.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)