El primer pecado: los “ángeles” raptan y violan a las mujeres

En el texto anterior, las mujeres eran posesión de unos hombres sin más (aunque más fuertes), que las raptaban para ratificar su dominio sobre ellas. Ahora aparecen como objeto de un deseo “sagrado” y perverso que no proviene ya de hombres, sino de unos seres “divinos” que han decidido apoderarse de ellas. Así aparece en […]