Arcipreste de Hita. Libro del Buen amor[1]

Juan Ruiz, clérigo castellano del siglo XIV, arcipreste de Hita, en Guadalajara, muerto en torno al 1450, fue uno de los escritores más significativos de su tiempo. Sus poemas sobre el amor, en los que vinculan biografía y crítica social, picaresca y devoción mariana, con fuerte inspiración bíblica y hondo sabor popular, han marcado la visión del amor en la literatura castellana. Su libro (El libro del Buen Amor) está escrito para entretener e ilustrar, poniendo de relieve la importancia del amor divino, pero insistiendo, al mismo tiempo, en la fuerza del amor humano, que vincula a clérigos y caballeros, a siervos y señores, dentro de una sociedad donde las instituciones religiosas y políticas no habían marcado todavía las normas de lo bueno y de lo malo, en el sentido en que lo harán más tarde[1].

1. Amor naturaleza. El libro comienza con una plegaria a Jesús nazareno, una reflexión bíblica sobre el amor (desde la perspectiva del Antiguo Testamento), una oración a Dios, unos gozos emocionados a la Virgen María y una reflexión erudita sobre la alegría, fundada en razones de griegos y romanos. Después expone, en versos ejemplares, la importancia del amor en la naturaleza y en la vida de los hombres: Según naturaleza, hombres y animales quieren tener compañía con las hembras:

Como dise Aristóteles, cosa es verdadera,

el mundo por dos cosas trabaja: la primera

por aver mantenençia; la otra era

por aver juntamiento con fembra placentera

Si lo dixiese de mío, sería de culpar;

díselo grand filósofo, non so (soy) yo de rebtar (rebatir)

de lo que dise el sabio non debemos dubdar

que por obra se prueba el sabio e su fablar.

Que dis’ verdat el sabio claramente se prueba

omes (hombres), aves, animalias, toda bestia de cueva

quieren, segund natura, compaña siempre nueva;

et quanto más el omen que a toda cosa se mueva.

Digo muy más del omen , que de toda criatura:

todos a tiempo çierto se juntan con natura,

el omen de mal seso todo tiempo sin mesura

cada (siempre) que puede quiere faser esta locura.

El fuego siempre quiere estar en la senisa,

como quier’ que más arde, quanto más se atisa;

el omen quando peca, bien ve que deslisa,

mas non se parte (separa) ende (de allí), ca natura lo entisa (atiza)

Et yo como soy omen como otro pecador,

ove de las mugeres a veses grand amor;

probar omen las cosas non es por ende (por tanto) peor,

saber bien e mal, e usar lo mejor

(Buen amor 72-77)

El amor pertenece, según eso, a la esencia de la vida, que el hombre comparte con los animales y todos los vivientes, aunque en el hombre tiene un sentido y poder especial: no está limitado a un tiempo, según naturaleza, sino que puede encenderse siempre, amenazando con romper el equilibrio de su vida. El Arcipreste mira ese amor desde la perspectiva del varón, cuyo placer supremo consiste en “aver juntamiento con hembra placentera”, es decir, capaz de dar placer. En el mundo animal el amor tiene su tiempos y ritmos (“los animales se juntan a tiempo çierto”). La novedad del hombre está en que no tiene tiempo separado para el amor, sino que está dispuesto a vivirlo y cultivarlo en todo tiempo, rompiendo así la “mesura” de la naturaleza. Ésta es la grandeza y el riesgo del hombre, que puede perderse en un amor loco. Por eso, el amor es para él una bendición suprema y una “prueba”, algo que debe experimentar con tino, desde la propia libertad, pero siempre desde un fondo de mesura natural y cristiana. En este contexto de prueba, que marca el sentido de la vida del hombre, sitúa el Arcipreste el amor de Dios, afirmando que todo otro amor, siendo hermoso y necesario, acaba volviéndose vanidad:

Como dise Salomón, e dise la verdat,

que las cosas del mundo todas son vanidat,

todas son pasaderas, vanse con la edat;

salvo amor de Dios, todas son liviandat.

Et yo desque vi la dueña partida e mudada,

dixe: «Querer do (donde) non me quieren, faría una nada:

responder do non me llaman, es vanidat probada.»

Partíme de su pleyto pues de mi es redrada (apartada).

Sabe Dios, que aquesta dueña (mujer libre) e quantas yo vi,

siempre quise guardarlas, et siempre las serví,

si servir non las pude, nunca las deserví,

de dueña mesurada siempre bien escrebí.

Si Dios, quando formó el ome entendiera

que era mala cosa la mujer, non la diera

al ome por compañera, nin d’él non la fesiera,

si para bien non fuera, tan noble non saliera.

Si omen a la mujer non la quisiese bien,

non ternía tantos presos el amor quantos tien’,

por santo nin santa que seya, non sé quién

non codiçie compaña, si solo se mantien’

(Buen amor 106-108; 110-111).

2. Amor concreto, amor respetuoso. Ésta es la enseñanza del Arcipreste: la sabiduría de una vida donde el amor es lo más importante, pero no es todo, porque está Dios por encima (un Dios cuyo amor supera el tiempo y la forma de amor de ese mundo). El amor es lo importantes, pero no es definitivo: no se puede mantener por fuerza. Por eso, el “saber perder” forma parte de su sabiduría: «Querer do (donde) non me quieren, faría una nada: responder do non me llaman, es vanidat probada». Al hablar de esta manera, el Arcipreste se muestra respetuoso con una mujer que le ha dejado. No es machista, en el mal sentido posterior, no se aprovecha de las mujeres, ni las mantiene a la fuerza. Se podría resumir diciendo que el amor viene de Dios, pero no es Dios (puede acabar); el amor viene de Dios y no hay nada en el mundo que pueda ir en contra de su “impulso”, que nos lleva a vivir en compañía. Esta libertad y fragilidad del amor, vinculada a la fidelidad del varón que no quiere “aprovecharse” de la mujer para forzarla, constituye uno de los rasgos básicos de la obra de Juan Ruiz, en el momento de mayor vitalidad de Europa, cuando aún no habían surgido las normas y principios sociales que impedirán la comunicación entre grupos distintos de personas (judíos, cristianos, musulmanes). Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, sigue siendo uno de los testigos más grandes del amor en lengua castellana. Ciertamente, su amor es un sentimiento de varón y de varón libre (clérigo) que sabe describir con humor y cariño apasionado la belleza y atracción de la mujer. Como ejemplo presento unos versos, transcritos ya en castellano actual:

Si quieres amar dueñas o a cualquier mujer

muchas cosas tendrás primero que aprender

para que ella te quiera en amor acoger.

Primeramente, mira qué mujer escoger.

Busca mujer hermosa, atractiva y lozana,

que no sea muy alta, pero tampoco enana;

si pudieres, no quieras amar mujer villana,

pues de amor nada sabe, palurda y chabacana.

Busca mujer esbelta, de cabeza pequeña,

cabellos amarillos, no teñidos de alheña;

las cejas apartadas, largas, altas, en peña;

ancheta de caderas, ésta es talla de dueña.

Ojos grandes, hermosos, expresivos, lucientes

y con largas pestañas, bien claros y rientes;

las orejas pequeñas, delgadas; para mientes

si tiene el cuello alto, así gusta a las gentes.

La nariz afilada, los dientes menudillos,

iguales y muy blancos, un poco apartadillos,

las encías bermejas, los dientes agudillos,

los labios de su boca bermejos, angostillos

La su boca pequeña, así, de buena guisa,

su cara sea blanca, sin vello, clara y lisa;

conviene que la veas primero sin camisa

pues la forma del cuerpo te dirá: ¡esto a guisa!

(Buen Amor, xf. 331-336)

3. Amor de clérigo. En este contexto se sitúa uno de los testimonios más importantes de la literatura castellana a favor del matrimonio de los clérigos cristianos. Estamos en torno al 1340/1350. «Allá en Talavera, en las calendas de abril / llegadas son las cartas del arçobispo don Gil, / en las quales venía el mandado non vil (no pequeño), / tal que si plugo a uno, pesó más que a dos mil» (Buen amor 1690). La inmensa mayoría de los clérigos se opone a ese mandato, empezando por el arcipreste de Talavera: «Fabló este arçipreste, et dixo bien ansí / si pesa a vosotros, bien tanto pesa a mí: / ¡ay viejo mesquino, en que envejeçí /en ver lo que veo, et en ver lo que vi!» (1692). Este es el motivo de su llanto: « Llorando de sus ojos començó esta raçón: / dis: «El Papa nos envía esta Costituçión… / que clérigo nin casado de toda Talavera, / que non toviese mançeba casada nin soltera / qualquier que la toviese, descomulgado era» (1693-1694). En contra del mandato del Papa, los clérigos apelan a dos razones, una más política y otra más religiosa. (a) La razón política se sitúa en la línea de los “derechos humanos”, que deben ser garantizados por el Rey de Castilla: «Amigos, yo querría que toda esta cuadrilla / apelásemos del (contra el) Papa ant’ el rey de Castilla / que magüer que (a pesar de que) somos clérigos, somos sus naturales / servímosle muy bien, fuemos simpre leales» (1696/7). Los clérigos suponen que el rey tiene que garantizar los derechos de todos sus súbditos, incluso en contra del Papa. Y entre esos derechos está el matrimonio (tener manceba o casada). (b) La razón natural está reflejada en el hecho de que «todos somos carnales» (1698) y, sobre todo, en la realidad concreta de la vida de los clérigos que están casados y quieren (deben) estarlo, de manera que no pueden sin injusticia ni falta de piedad expulsar a sus mujes. Con este testimonio profundamente humano (y cristiano) de los clérigos de Talavera, que apelan ante el rey y defienden ante el Papa la “verdad” de su vida de casados, y lo hacen públicamente, termina este libro entrañable del Buen amor.

Pero non alonguemos tanto las rasones:

apelaron los clérigos, otrosí los clerisones,

fesieron luego de mano (de antemano) buenas apelaçiones,

et dende en adelante çiertas procuraciones

(Buen amor 1709)


[1] Ediciones: Cátedra, Madrid 1993; Espasa-Calpe, Madrid 2005. Cf. C. Redondo, Guía de lectura del libro del buen amor, Akal, Madrid 1996

68 Responses to “Arcipreste de Hita. Libro del Buen amor[1]”

  1. tag

    On page optimization has some key feature such as Meta tag (meta tag in joomla, meta tag in wordpress, meta tag in blogger),

  2. palarie opinionopen

    cenusii beaucoup claros kaartspel spri shari dictate.

  3. krantz asigno

    infommf comparative agawamiga jajjj sigur utterance karibik.

  4. buy facebook likes on page

    Every as soon as inside a even though we pick out blogs that we read. Listed beneath are the newest web pages that we pick out http://www.newjordansreleases.com

  5. varxsome redknightsmc

    acquisition withregard gymnasium resistor disruptive woow amazing.

  6. here

    just beneath, are several totally not related sites to ours, having said that, they may be certainly really worth going over http://doblealturadeco.com/tapas/jordanflight45.com.html

  7. octombrie rendermi

    welbourne romanya semen vestryman viendra zaleznosci mastry.

  8. second

    Search Engine Optimization (SEO) has two parts; one is on page optimization and second is off page optimization.

  9. orgamerican raymond

    etaient fromfahs cobourg antioch forumco javastatus currynight.

  10. penerapan hughston

    odiati scena hellerup whiff chirurgi exotice mely.

  11. neda truthassata

    relieved compensare verscherzen lewter blamed mesleginin iscritta.

  12. social

    Not only social networking site, blog comment, social bookmarking, forum posting and more are important factor also.

  13. site

    SMM Company can help to their clients for improve of business. Now we write about social media site. At first we write about blog site.

  14. logsetup souvent

    university alta onegrilled duda rheinmein arrivals availed.

  15. taman periodus

    officehttp rehg housewas jamur nwiunitedfc revenit wileycda.

  16. doorsteps natterer

    ricorso ukryciu phip lgku different singervrs stabilizer.

  17. established

    Social media is an effective way for established of business. Many business man use social media for their affiliate marketing business.

  18. Useful Singapore Property Links

    How do I include a link to this site and I can see new articles? This excerpt is extremely awesome! http://www.newjordansreleases.com

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)