Cárcel, un lugar privilegiado para el amor cristiano

Cárcel ¿lugar de amor?[1] Jesús vino para liberar a los encarcelados, porque les amaba (Lc  4, 18-19; Mt 25, 31-46). Vino a liberarles sobre todo de su cárcel interna, pero también de la externo, porque quiso crear un mundo donde ya  no hubiera encarcelados. En ese contexto podemos recordar que en la literatura castellana una […]